Anuncios

Artículos

Informe: El misterio del hombre polilla

El 14 de noviembre de 1966 en Point Pleasant, en Virginia Occidental sucedió un evento extraordinario y en gran medida inexplicable: las apariciones del hombre polilla. En la llamada zona TNT (depósito de explosivos abandonado tras el fin de la Segunda Guerra Mundial) una pareja que conducía por la carretera fue seguida de cerca por un ser de aspecto humanoide, sin cabeza, cuyos ojos brillantes como faros se encontraban en los hombros, y dotado de un par de alas de quizá unos 3 metros de extensión. El ser los siguió de cerca volando, para luego desaparecer en medio de la noche. El ente fue bautizado por la prensa como el hombre polilla y sus apariciones, a pesar de ser localizadas en dicho pueblo norteamericano, fueron muy repetidas. La mayoría de los encuentros con la entidad se focalizaron en la carretera en la denominada zona TNT donde el hombre polilla perseguía a los automovilistas volando. En ocasiones el humanoide volaba en trayectorias de colisión con lo autos sólo para evadirlos en el último instante. Resulta lógico que los testigos quedaran perturbados por la visión y sobre todo por el recuerdo de los ojos fulminantes. También hubo casos de encuentros cercanos del tercer tipo, es decir, encuentros cara a cara. Tal es el caso de la señora Bennet quien al visitar a algunos conocidos suyos en la zona TNT se encontró con la entidad que se levantó del suelo pesadamente y comenzó a seguirla. La señora logró entrar a la casa de su conocido. Y allí todos pudieron observar al hombre polilla que acercaba su rostro (si es que aquel adjetivo puede ser aplicado) a la ventana. Lo cierto es que repentinamente el ser dejó de ser visto. Poco después el puente de Point Pleasant se desplomó en esa navidad ante el peso de los

automóviles. Murieron 50 personas en sus vehículos. Tras la desgracia el hombre polilla no ha vuelto a ser visto.

Inmediatamente salta la pregunta ¿qué fue el hombre polilla, un absceso de histeria colectiva, un ser extraterrestre, un ser ultraterreno? Dada la naturaleza esquiva del ente es difícil poder siquiera emitir una opinión lejanamente satisfactoria. Cierto es que las explicaciones convencionales pecan de obtusas al achacar el fenómeno al avistamiento de una grulla o hasta de una bandada de cotorros. Una posible explicación se puede deber a la sensibilidad ante un evento futuro. Por ejemplo una persona sin sensibilidad es incapaz de entender su entorno; una persona con mayor sensibilidad puede interpretar al arte; una con mayor sensibilidad puede crear; mayor sensibilidad puede alcanzar habilidades insospechadas. Puede que el hombre polilla fuera la concreción de ese presentimiento ante un futuro desastre. Una mezcla de sensibilidad e histeria colectiva.

Licenciado en Ciencias políticas e involucrado en el mundo de las actividades académicas y sociales. Actualmente realizando investigaciones para distintos organismos gubernamentales y proyectos para el desarrollo económico.