Anuncios

Artículos

Manuel de Godoy (1767-1851) seduce y conquista a los príncipes de Asturias, los cuales lo colmaron de honores y al ascender al trono los príncipes como Carlos IV y la reina María Luisa de Parma. Godoy durante 16 años fue el árbitro de los destinos del imperio ya que era dueño de la voluntad de los monarcas de España.

Tras un fulgurante ascenso en la corte imperial, el cual era atribuido a sus amores con la reina María Luisa, en 1792 Godoy fue nombrado como primer secretario de Estado, con lo cual en definitiva lo colocó al frente del imperio. Tuvo una actuación sobresaliente en la guerra con Francia y la caída de Luis XVI en la guillotina, en donde obtuvo algunos éxitos y reveses, terminando con los Tratados de Basilea, en 1795.

Con esto Manuel Godoy se ganó el título de Príncipe de la Paz. En 1796 a través de la alianza con la Francia revolucionaria Godoy emprende una Guerra contra Portugal, donde obtiene una victoria, esta guerra es conocida como la Guerra de las Naranjas, debido al gran ramo de frutos que este envió a María Luisa dedicándole el triunfo.

En 1797 Godoy se casó con María Teresa de Borbón ya que la reina lo indujo a apartarse de su amante Pepita Tudó, María Teresa era prima hermana de Carlos IV, con esto pasó a formar parte de la familia real, sin embargo, se dice que sus amoríos con Pepita continuaron, lo que lo apartó de la reina. Debido a esto Godoy llegó incluso a manifestarse a favor de la república francesa por lo que tuvo que dimitir como Primer Secretario en 1798. Pero esto no fue una caída total, ya que continuó viviendo en Aranjuez, además se dejaba ver continuamente en espectáculos públicos, los mismos reyes iban a cenar con él, solo con el paso de los meses empezó a perder influencia.

En 1800 Luciano Bonaparte incitó a Godoy a tomar el poder económico de España, esto supuso el regreso del Príncipe de la Paz a la dirección de los negocios del imperio, además esto aseguró su amistad con Francia y doblegándose a la voluntad de Napoleón.

En 1807, Carlos IV lo nombra Almirante General de España y sus Indias, Protector del comercio marítimo y Presidente del Consejo del Almirantazgo, con el título de Alteza Serenísima. Con todos estos títulos Godoy se ganó las burlas, ya que era un hombre incapaz de subirse a un barco sin marearse.

Su caída real fue en 1808, ya que fue detenido en Aranjuez y llevado a Francia. En un principio vivió junto con los reyes con quienes mantuvo su amistad y amor hacia María Luisa, hasta que al final se estableció en París.

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.