Anuncios

Artículos

Napoleón y Josefina: Grandes romances históricos

El joven general Napoleón Bonaparte, de una ya brillante carrera se desposó el 9 de marzo de 1796 con la viuda Marie-Joséphe Tascher de la Pagerie, una mujer seis años mayor que él, era una de las mujeres más influyentes de los salones de París de la revolución, viuda del vizconde de Beauharnais.

Este matrimonio entre Napoleón y Josefina provocó el ascenso social de Napoleón Bonaparte quien, gracias a las influencias de su flamante esposa ayudaron a que consiguiese la elección del puesto de General en jefe de los ejércitos de Francia que se dirigirían a la conquista de Italia.

A partir de ese entonces Napoleón inició una fulgurante carrera militar y política que lo llevaría al poder. En noviembre de 1799 tras el golpe de Estado en Francia inicia la República, quedando en manos el poder ejecutivo en un triunvirato: Napoleón Bonaparte, Ducos y Sieyés, quedando como Primer Cónsul. Poco después Napoleón acaparó todo el poder fundando una dictadura militar que perduraría por quince años.

Su labor de cónsul fue extraordinaria: acabó con las guerras civiles que asolaban el oeste francés, también reorganizó la administración y dotó al Estado Francés de nuevas instituciones (las cuales son modelo hasta la actualidad). Así mismo, verían la luz el Consejo de Estado, organización judicial códigos legislativos (Código napoleónico)), etc.

Tras la conquista de gran parte de Europa, Napoleón no lo pensó dos veces y se proclamó emperador, obligando al papa coronarlo en la catedral de Notre Dame en diciembre de 1804. Como su legítima esposa Josefina pasó a ser emperatriz.

La emperatriz de Francia había nacido en la Martinica en 1761. Era hija de un capitán de la marina real, se había casado a los quince años con el vizconde de Beauharnais con quien tuvo dos hijos; Eugenio y Hortensia, Josefina vio morir a su marido en la guillotina durante la Revolución Francesa, ella misma fue encerrada en una prisión. Tiempo después fue liberada por Tallien.

Ambos se conocieron cuando ella presentó a su hijo Eugenio, cuando Napoleón era gobernador de París. Ella reclamaba para su hijo la espada de su marido. El joven general de 27 años quedó impresionado de su belleza e inteligencia además de su influencia. Entonces él inició relaciones inmediatamente con ella y su familia.

Enamorado de Josefina se casó Napoleón con ella en 1796, participando de la fortuna heredada por ella. Josefina empleaba su posición y poder en actos de beneficencia. A pesar que se le achacaba una prodigalidad excesiva fue muy apreciada por el pueblo.

Cómo Napoleón no pudo tener hijos con Josefina y como deseaba asegurar su imperio dinástico repudio a Josefina y se divorció en 1809 para casarse con María Luisa, archiduquesa de Austria con quien por fin tuvo un hijo en marzo de 1811.

A partir de estos acontecimientos Josefina se retiró al castillo de Malmaison hasta su muerte en 1814.

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.