Anuncios

Artículos

            La balneoterapia, es un tipo de tratamiento natural el cual se realiza con agua mineralizada, que es aplicada según el tipo de anomalía que presente el paciente, además, este tratamiento se realiza con diferentes minerales dígase, barro, azufre, entre otros.  

 

            Aunque muchas personas la han confundido con la hidroterapia, la balneoterapia es totalmente terapéutica, comprobable y es alternativo al uso de medicinas para enfermedades como la artritis, el estrés y las enfermedades asociadas a la piel. Este tipo de tratamiento ha sido previamente investigado y lo más importante es que universidades en el mundo la avalan; esto es fundamental, ya que, muchas personas buscan mejorar alguna condición médica, con el propósito de cambiar los químicos con alternativas naturales.

 

            Esta clase de tratamientos son relativamente nuevos para la comunidad mundial actualmente, sin embargo, tienen su historia desde hace mas de 200 años, donde se ponía en práctica esta clase de procedimientos para la realeza, varias civilizaciones como los griegos y romanos fueron los pioneros en realizar esta clase de terapias. Pero a pesar de la evolución de los tratamientos médicos y demás terapias químicas que existen para algunas enfermedades, esta clase de alternativas ha permitido a muchas personas  sentirse mucho mejor y conservar la salud actualmente. Países de Europa, son los principales en estar a la vanguardia y son quienes están haciendo su punto inicial en donde fluyen manantiales de aguas termales, pozos de minerales que sirven para aplicar las técnicas necesarias para el tratamiento y demás baños terapéutico en el mar.

 

Los beneficios que esta clase de tratamientos ofrecen a la salud de la persona que lo recibe, están asociados al agua, el cual es la principal fuente de vida y salud en el planeta Tierra. Por esta razón, es fácil de recomendar y permite trabajar de forma completa con las zonas afectadas. La balneoterapia estimula y relaja en algunos casos la circulación, ayudando a la sangre a mantenerse en las zonas más importantes donde se debe ubicar para el funcionamiento adecuado de algunas actividades cerebrales, generando alivio en zonas internas del cuerpo, donde hay problemas de tensión, presión y dolor.

 

El sistema cardiovascular goza de grandes beneficios a través de estas terapias, ya que, aporta aspectos ideales en el desarrollo de sus funciones. Además, la combinación de aguas tanto frías como calientes, en el cuerpo tienen la acción de generar un efecto estimulador, relajante y al mismo tiempo sano, gracias a que produce un grado alto de sanación a nivel general.

 

La balneoterapia le permite aumentar de forma normal las actividades motoras, musculares y nerviosas del cuerpo, así como también las digestivas e intestinales, esto es debido a que el cuerpo al ser sometido a un estado de relajación a través del agua y las diversas temperaturas, llega a un completo balance, permitiéndose establecer los cambios en el momento justo y fluyendo en consonancia a la circulación del mismo.

 

Cuando hablamos de los aportes que este tratamiento natural ofrece al organismo, se puede resaltar la importancia que este tiene en la eliminación de microorganismos dañinos, toxinas y células muertas que impiden la depuración normal del cuerpo. Esta clase de tratamiento también corrige dependiendo de la gravedad de la zona, las venas varicosas que a la larga causan trombosis, tensión arterial y dolores de piernas debido a la mala circulación. 

 

Dentro de los beneficios que esta alternativa nos ofrece, esta la reconstitución de los músculos en las zonas con mayor presión corporal, también se encuentra la relación de las zonas tensas y difíciles de estiramiento, algunas jóvenes con problemas de acné han sentido alivio en el rostro al momento de someterse a la terapia de aguas minerales para este mal. Las diversas aguas cumple una función especial para cada zona importante del cuerpo, y específicamente trabaja órganos de forma individual si se requiere, para ello es indispensable el terapeuta conozca la situación del individuo y pueda trabajar eficientemente.

 

Tomando en cuenta los beneficios que ofrecen estas renovadoras terapias, las personas podrán sentir no solo relajación, sino alivio ante malestares comunes, que actualmente aquejan a la mayor población mundial. Además, de que se trata de una terapia 100% natural, donde no será necesario exponerse ante ningún complemento químico o aparato que pueda causar alguna reacción secundaria.

Emmanuel Muñiz Alejandro es investigador, editor e historiador. Estudio en la Facultad de filosofía y Letras de la UNAM, la Escuela Nacional de Música (ENM). Actualmente se dedica a tareas de investigación histórica y tecnologías de la información.