Anuncios

Artículos

Reflexión: El terrorismo y el racismo en el siglo XXI

Parece que no, pero hoy en el año 2000, en el siglo XXI el terrorismo está en el orden del día. Tengo 30 años desde mi adolescencia, el terrorismo está muy presente, la primera banda terrorista que mi mente recuerda era E.T.A. Una banda de España, independentistas radicales del País Vasco Euskadi.

En el 2001 unos de los primeros ataques más grandes vividos en mi memoria, fue el atentado en New York de la caída de las torres gemelas, el 11 de septiembre del 2001, protagonizado, por la banda al Qaeda en el que dejó a más de 3000 víctimas mortales, y más de 6000 heridos.

Tres años más tarde, en el 2004, un 11 de marzo otro ataque masivo por el mismo grupo al Qaeda en la estación de Atocha en Madrid donde se produjeron 10 explosiones, en cuatro trenes, a primera hora de la mañana, cuando el tren estaba en su mayor actividad, en el que dejó a 192 personas fallecidas alrededor de 2000 personas resultaron heridas.


El 13 de noviembre del 2015 un nuevo atentado esta vez en Paris, donde murieron 137 y otras 415 resultaron heridas. Por parte de la banda Yihadista Esa fue de las más chocantes para mí, las demás también, me dejó un impacto importante, pero es que apenas hacía un mes que había vacacionado en parís, había visitado, partes ya destruidas. Es impactante como aquellas partes que visitaste, ahora estaban en llamas, o ya destruidas, algo más fuerte te atormenta, es que si hubiese sido un mes antes, tu hubiese sido parte de esa masacre, ya hoy no estaría aquí, recordando ese fin de semana tan fantástico en parís, todos mis familiares e amigos llorando. Porque no hay que olvidar, que no son solo los cuerpos fallecidos, sino toda una familia rota, o más de cien familias rotas.

3 de Junio del 2017, atentado en Londres. También por Yihadistas. Condujeron un vehículo por la acera del puente de Londres atropellando a los viandantes y acto seguido los tres atacantes bajaron del vehículo apuñalando a varias personas en la zona más turísticas.

17 de agosto del 2017 Atentando en la Ramblas de Barcelona. Con un atropellamiento masivo, produciendo 13 muertos y 131 heridos. Protagonizado por los Yihadistas. El que me cae más cerca, ya que vivo en un pueblo costero de la costa Brava (Girona) Cataluña.

Toda esa violencia, ante un país ajeno al suyo, está ocasionando un racismo incontrolado, poniendo a todos de esa raza, en un mismo saco que esos monstruos, que, en mi opinión, no tienen derecho a llamarse personas, ni siquiera animales, son puros monstruos sin escrúpulos que matan a hombres, mujeres y niños, sin piedad ninguna.

El terrorismo, no se trata de países ni de razas, se trata de violencia. No importa de que raza sean esas personas, nada tienen que ver con las demás personas de ese país, por ello, no hay que violentar y masacrar a todas ellas, debemos aprender a separar. El único fin de los terroristas es destruir y masacrar. Nada tienen que ver con el resto de la humanidad, por ello debemos detenernos, y reflexionar. Es ahí, cuando crece el racismo, pensando que todos son iguales, con la misma maldad, no es así. Los musulmanes que conocemos maldicen el terrorismo tanto como nosotros, ellos también han perdido seres queridos, luchan día tras día para acabar con el terrorismo, obviamente, no consideran a esos personajes, de su mismo clan. Es lo que tenemos que mostrar también a los niños de hoy, hombres y mujeres del futuro, no hay que odiar desde bien temprana edad aquellos que no tienen su mismo color de piel, sino enseñarles a diferenciar, que lo realmente peligroso, es el terrorismo ocasionado incluso por seres de tu mismo país.

Artículo escrito para Revista Discover

También te puede interesar... Carta de un musulmán tras un atentado terrorista

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.