Anuncios

Artículos

Un largo túnel: Capítulo 2

Capitulo Segundo

 

 

XPLY-UDD, inicia el largo proceso de extracción dé su traje de exploración ya que es totalmente hermético y ajustado, paso a paso abre la parte posterior y se desprende de la escafandra, sus grandes ojos tardan en acostumbrarse a la luz natural, su nariz, aunque pequeña capta los olores pese a todo es un olor dulce, muy parecido a los que desprenden las flores del planeta ET-66.

Lástima que destruimos ese planeta, sus habitantes nunca lograron ser pacíficos, cada que iba me gustaba más, bueno ahora sacare las manos y eré si logro escalar.

¿Pero, qué pasa? Me arden las manos cuando toco las paredes y son totalmente resbaladizas a pesar de lo rugoso de mi piel, oh, no el líquido me quema, es un ácido, debo ponerme el traje de inmediato, ahora entiendo estoy en el centro de la flor y me está digiriendo, con razón nunca me dijeron de estos peligros.

Acostumbrado a los peligros, XPLY-UDD no pierde la calma e intenta concentrarse, sabe que la flor se abrirá al sentir que hay algo tóxico en su interior.

-Para esto me prepararon desde mi infancia, fueron muchos viajes a planetas diferentes, como saldré de esto, tengo que encontrar la forma de crear una sustancia tóxica para que la flor se abra, solo tengo mi equipo de respiración, probare liberando la reserva de aire que es un poco diferente a la de este planeta.

 * 

Con esfuerzo extrae un pequeño recipiente que es casi imperceptible y mueve una válvula, de inmediato un silbido indica que el aire ya está saliendo, en pocos momentos la flor se estremece y se abre, dejando salir al explorador, quien cae entre el abundante néctar, no pierde tiempo y se ajusta el traje acomodando de nuevo el depósito de aire, sin perder tiempo se dirige a la entrada del túnel recoge el transmisor y de un ágil salto se introduce al túnel.

La entrada, que más bien parece una esfera de plasma, empieza a pulsar en varios colores y reduce su tamaño hasta desaparecer.

-Entre las prisas no recogí el abrigo, ahora con este frio me congelaré, debo apurarme mientras pueda y no me debilite además cada vez será más pesado el transmisor por la diferente gravedad de mí planeta.

La caminata de regreso resulto aún más pesada que la ida, el intenso frio, su reserva de aire agotándose y el cada vez más pesado transmisor, fue una verdadera agonía.

-Por fin veo la luz del centro de comando, por momentos dudé lograrlo, solo un esfuerzo más, ahora seré libre y los veré.

Mientras cabila metida en sus pensamientos una voz lo detiene en seco.

-Ey! tú, ahí, detente, deja el transmisor y date la vuelta y ponte de rodillas.

-Por favor, tengo frio y estoy cansado, ya traje el transmisor, solo déjenme llegar.

Mientras se inclina para dejar en el piso suavemente el transmisor y al darse vuelta siente una descarga en su columna vertebral que lo inmoviliza y le hace perder el conocimiento.

 

Continuara.

Autor: Jame Muñiz Xakan.

Continuar en "Un largo túnel": Parte 3

Leer  "Un largo túnel": Parte 1

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.