Anuncios

Artículos

Un Largo Túnel: Capitulo 3

Capitulo Tres

-¿Porqué, me hacen esto? Si he cumplido, les traje el transmisor. Solo espero no me eliminen.

Para su sorpresa entra a la habitación un intendente que le trae alimento, XPLY-UDDY lo toma ávidamente, sin pronunciar palabra, aunque también tienen la habilidad de comunicarse telepáticamente no la utilizan en situaciones comunes, solo en las exploraciones y tomas de muestra en otros planetas, así que en silencio abre el empaque donde vienen los concentrados alimenticios, el intendente sale sin decir nada.

Después de alimentarse, el explorador se recuesta en el único mueble que hay en la pequeña habitación, que es una sencilla camastra, descansando su voluminosa cabeza en la pequeña almohada decide descansar con despreocupación  ya que se dice, si me alimenta es que no me eliminarán.

-¿En dónde estarán ellos y cuando los volveré a ver?

Sin percatarse del tiempo transcurrido, escucha que alguien entra a la habitación, y se incorpora al ver que es un oficial de alto rango el cual sólo se distingue de los demás exploradores por una pequeña insignia en los hombros.

-Es tiempo que se vaya a casa, ha cumplido con su tarea.

Para su sorpresa, el oficial empieza a comunicarse por telepatía.

-Pero tendrá que hacer una última misión, que es más sencilla, sólo deberá traer una muestra de un ser orgánico del planeta ET-66 de esos que se autodenominan humanos.

-Me dijeron que con esta misión ganaba mi libertad y el derecho de regresar con los míos.

-Te lo has ganado, y tendrás más recompensas, tan solo esta misión, eres el único que ha ido a ese planeta desde tu juventud, has visto como madura esa especie, tienes experiencia en tomar las muestras de sus fluidos genéticos, ahora necesitamos las ultimas muestras, si no logramos la compatibilidad tendremos que deshacernos de ellos y crear otra especie más compatible.

-Ellos ya están a la defensiva nos han observado muchas veces, tienen grupos de observadores, y por mucho que les hemos inoculado los genes, tanto a las hembras como a los machos, no han logrado engendrar mutantes ideales para alimento, o han salido muy fuertes o débiles la mayoría poseen demasiada grasa y cada vez más.

‑Por eso, tienes que ir a tomar las ultimas muestras, tenemos que saber si el proceso de producción de grasa aumenta, entonces nos son inútiles, y buscaremos o sembraremos otra especie en el planeta al que fuiste ya vimos que también es apto y al planeta ET-66 lo destruiremos, hemos invertido mucho en ellos  y no sirven para alimento.

-Está bien lo haré una vez más, pero me gustaría estar seguro que sí seré libre al fin

-Tú está seguro, y serás bien recompensado.

El oficial sale de la lustrosa e impecable habitación, un intendente entra de inmediato, este no se ha dado cuenta de la conversación ya que en la infancia cuando son separados de su familia se les aplica el examen integral, los alimentan de acuerdo a su capacidad intelectual y física, así que desarrollan diferentes aptitudes.

Es por eso que el desarrollo social e intelectual de esa especie inteligente se ha mantenido durante tanto tiempo a la vanguardia de las especies conocidas de otros planetas.

-Nunca pensé que volvería a ese planeta, es muy salvaje y su especie  inteligente es muy soberbia y belicosa por no decir autodestructiva.

-Espero sea la última misión allí su forma de reproducción es asquerosa, es repulsivo tomar las muestras e implantar los genes.

Pasó un tiempo en el que el explorador solo se alimentó y descansó para reponerse, hasta que el oficial se presentó de nuevo, llevando consigo su nuevo traje de exploración, donde resaltaba una nueva insignia de un grado mayor.

-Este es tu nuevo traje, y como notarás tiene tu nueva insignia, ahora ya comandaras un grupo de exploración, y al regresar podrás reunirte con tus familiares.

-Llevaras tres transmisores de localización y dos naves, ya sabes en el momento que veas que la compatibilidad es negativa de nuevo, ya sea en las hembras o los machos quiere decir que es inútil y debemos…

En esos momentos entra el intendente, con el alimento de turno, y de inmediato cambia a su conversación por telepatía.

-Como te decía si las pruebas son negativas, destruiremos el planeta, dejaras los transmisores-localizadores flotando en su atmosfera para que cuando regresen ustedes sean hechos explotar.

-Entiendo, así lo haré, ¿En cuánto tiempo partimos?

-En cuanto tengamos todo listo y a los transmisores se le coloquen los disipadores de calor estelar.

Sin decir más el oficial sale mientras el intendente acompañado de unos pequeños robot aseadores da por enésima vez limpieza a la habitación.

-Señor entiendo que usted va a una misión secreta, ¿Es verdad que localizó un planeta donde sí podamos formar seres para alimentarnos?, ya se están agotando las reservas de los otros planetas.

-Así parece, pero no puedo comentar nada.

-Claro no estoy capacitado para entender, descanse señor.

El explorador se vuelve a recostar en el camastro, sus grandes ojos aunque inexpresivos están tranquilos.

Volver a capítulo 2

Continua al capítulo 4

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.