Anuncios

Artículos

Otro de los nombres con que se conocía a Tezcatlipoca (Titlacahua), quien ideó otro engaño para terminar con Quetzalcóatl y los toltecas. Se transformó en un forastero para llevar a cabo su plan, en el periodo en que el rey de los toltecas era Huémac quien era Quetzalcóatl, sacerdote supremo quien aún no tenía hijos varones, aunque sí tenía una hija la cual era muy hermosa y que por su hermosura era muy codiciada y todos los toltecas deseaban poseerla. Huémac no quiso dar su hija a los toltecas.

Titlacahua se transformó en un forastero, que se llamaba Tobueyo (huasteco), todo desnudo de su cuerpo (así llegaban a andar los huastecos en ese tiempo). La doncella cuando paseaba por el Tianguis vio al tobueyo que andaba vendiendo axis verdes (chiles verdes) totalmente desnudo. Al ver su miembro viril la princesa quedo impactada y entro al palacio deseando a aquel tibueyo.

A causa de esto comenzó a estar muy enferma a causa del tobueyo y por deseo del miembro de este también se le hincho todo el cuerpo y el señor Huémac supo que estaba muy mala su hija. Preguntó a las mujeres que cuidaban a su hija “¿Que mal tiene mi hija? ¿Qué enfermedad es esta que la está hinchando todo el cuerpo?”. Y le respondieron las mujeres diciéndole: “Señor, esta enfermedad fue la causa y ocasión el indio tobueyo que andaba desnudo y vuestra hija vio aquel miembro genital de aquel tobueyo, y está mal de amores”.

Y dicho esto, el señor Huémac, oyendo estas palabras, mando diciendo: “¡ah, toltecas! Buscadme al tobueyo que andaba por ahí vendiendo axis verdes, por fuerza ha de aparecer”.

Y así lo buscaron por todas partes, y como no aparecía un pregonero subió a la sierra que se llamaba Tzatzitépec y pregonó diciendo: “ ¡Ah, toltecas! Si hallais a un tobueyo que por ahí andaba vendiendo axis verdes, traerlo ante el señor Huémac”.

Y así lo buscaron por todas partes y no lo hallaron vendiendo axis verdes, pero tiempo después apareció dicho tobueyo asentado el en el tianguis donde antes había estado vendiendo, y como lo hallaron, luego le fueron a decir al señor Huémac que ya había aparecido el tobueyo.

Y dichos toltecas fueron por él a llamarle y traerle ante el señor Huémac. Ya estando frente al señor, le dijo Huémac “¿De dónde sois?”. Y le respondió el mentado tobueyo “Señor yo soy forastero. Vengo por aquí a vender axis verdes” a lo que el señor le dijo “Ah tobueyo , ¿dónde os andaste? ¿Por qué no os ponéis máxtlat (taparrabo) y no os cubrís con manta?” Y le respondió el dicho tobueyo diciéndole “Señor, tenemos tal costumbre en nuestra tierra”, A lo que el señor le replicó al tobueyo “Vos antojaste a mi hija. Vos la habéis de sanar” El tobueyo le respondió; “Señor mío, en ninguna manera puede ser esto, más matadme, yo quiero morir porque yo no soy digno de oir estas palabras, viniendo aquí a ganarme la vida vendiendo axis verdes”. Entonces dijo el señor: “Por fuerza habéis de sanar a mi hija, no tengas miedo”.

Acto seguido luego lo tomaron para lavarlo y tranquilizarlo, le tiñeron todo el cuerpo con tinta, y le pusieron un máxtlatl, le cubrieron con una manta al tobueyo, y después le dijo el señor Huémac: “Anda entra a ver a mi hija allá adentro donde la guardan”. El tobueyo así lo hizo y durmió con la hija del señor Huémac, a lo que luego fue sana y buena. De esta manera el tobueyo (Tezcatlipoca) fue yerno del señor Huémac (Quetzalcóatl), con lo que concluyó su gran engaño.

Los huastecos prehispánicos, eran llamados tobueyos “nuestros vecinos”. Los hombres huastecos se distinguían porque andaban desnudos, se perforaban el septum y ahí colocaban un adorno con plumas rojas; también se tatuaban el cuerpo y peinaban el cabello hacia arriba y teñidos de rojo o amarillo.

 

Fuente: Fray Bernardino de Sahagún; Historia general de las cosas de Nueva España.

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.