Anuncios

Artículos

Una sombra: Mothman. Capítulo III

Capitulo Tres

-Es la primera vez que me llaman para un caso actual, por fin entrevistaré a  unas personas que han visto al ser, lo extraño que es en la Ciudad De México en la zona de Xochimilco.

- ¿Señor, es cierto que usted ha visto un ser color negro, que se posa en el techo de su casa?

-Sí, joven, mi nombre es Maclovio, si es verdad, van varias noches que oímos ruidos en la noche y cuando salimos a ver que es, vemos que sobre las láminas de nuestra vivienda, hay una cosa grande, más grande que un hombre, y que camina sin romper las láminas, a pesar de ser tan grande parece que no pesa mucho.

-¿Puede describir como era ese ser?

-Por supuesto, mire, es negro, en realidad parece una sombra muy obscura, tiene los ojos muy grandes y rojos, cuando voltea a vernos, se nos queda mirando fijamente y cuando camina sobre el techo parece flotar.

- ¿Ha visto si tiene alas?

-Parece que sí, aunque no lo he visto volar, solo lo he visto cuando ya está en el techo.

- ¿Cuantas veces ha llegado a su casa?

-Hace un mes llegó la primera vez, a veces tarda una semana y otras viene seguido, en realidad se para en varias casas de esta cuadra.

-¿Alguien la ha visto llegar volando?

-Sí, mi compadre Lencho, vive a dos casas, él dice que lo ha visto llegar volando. Sí quiere yo lo llevo, ahorita está en su casa.

Emocionado nuestro joven investigador sale de la humilde casa en compañía del maduro entrevistado.

-Compadre, aquí hay un joven, que está interesado en las apariciones de esa cosa negra que se para en los techos.

-Pásale compadre, pase joven, ¿Así que a usted le interesa saber sobre esa cosa que nos asusta tanto?

-Sí, mire, escribo artículos para la Revista Discover, sobre temas paranormales. Y me he enterado que ustedes han tenido experiencias con un ser extraño.

-Sí, joven, van dos veces que lo veo, una vez que venía de trabajar como a las once de la noche, cuando oí a un gato gruñir como si estuviera asustado y cuando eleve la mirada i algo grande que volaba y se paró en el techo, el gato salió corriendo y casi se cae.

-¿Puede describir un poco más al ser que vio?

-Era grande tal vez más grande que un hombre, sus alas eran grandísimas, muy negro, era como una sombra, cuando se paró en el techo se me quedó mirando fijamente con unos ojos grandes y rojos, yo me asusté y salí corriendo, pensaba que era la bruja o un nahual.

-Dice que lo ha visto dos veces, ¿Cuál fue la otra?

-Ya hasta me da miedo salir, pero tengo que trabajar, otra vez que llegaba, ahora regreso por otro camino para no toparme con esa cosa, pero aun así, lo vi a dos casas de aquí, caminaba sobre los techos, parece que busca algo porque camina viendo para abajo, en esta ocasión no esperé a que me viera, me metí corriendo a mi casa.

-Perdón, hay otros vecinos que también hayan visto a esa cosa.

-Mire somos pocos que lo hemos visto en realidad, pero en toda la colonia ya es una noticia y ya nadie quiere salir en la noche.

Estando pendiente de la entrevista el señor Maclovio, interviene.

-Disculpe joven, la señora Itati que está embarazada dice que ella siempre lo oye en su techo una y otra vez, su esposo estudiante en la universidad, él regresa diario en la tarde, ¿Porque no los visita?

El joven investigador se despide de sus entrevistados, tras agradecerles sus atenciones. Y decide regresar en la tarde para entrevistar al matrimonio

Mientras llega la hora de regresar a la populosa colonia va a comer algo al mercado típico de Xochimilco, en tanto come algunos bocadillos típicos pone en orden las grabaciones de sus entrevistas.

-Buenas tardes, ¿Se encuentra en casa señora Itati?

Dave se sorprende a ver que sale a recibirlo un joven.

-Sí ella está en casa, es mi esposa, ¿Qué desea?

-Perdón, Soy reportero investigador y estoy investigando sobre las apariciones de una criatura, que se pasea en los techos y dicen que también ustedes la han visto ¿Podría entrevistarlos ahora?

-Por supuesto déjeme avisarle a mi esposa, espere un poco.

Después de unos momentos sale el joven esposo

-Pase, mi esposa está de acuerdo.

Con confianza Dave, entra a la humilde vivienda, que reluce de limpieza y orden, a primera vista se ve que hay un estudiante en esa casa, pues hay libros y notas en varios lados. En una silla los espera una joven en avanzado estado de embarazo.

-Como le decía, escribo para una revista, buenas tardes señora, espero no molestar.

-No hay problema, me gustaría saber que pasa y porque siempre se para en nuestro techo la cosa esa.

Mientras habla Dave toma su grabadora y empieza a grabar la conversación.

-Gracias, primero me gustaría saber ¿A qué se dedican?

El Joven esposo, toma la palabra.

-Yo, me llamo Noé, soy pasante de la carrera de ingeniería en electrónica y trabajo ayudando a un investigador en un proyecto de generación de energía limpia, y mi esposa se dedica al hogar.

-Bien, ¿Es verdad que han visto a una criatura o algo que está rondando por su casa, continuamente?

Itati responde.

-Yo no la he visto pero si la he escuchado, cuando camina por las láminas, va y viene a veces se queda parada, y al poco rato se va.

-Y, ¿Usted? Noé.

-Solo una vez que me atreví a salir, después mi esposa ya no me ha dejado, le da miedo.

-¿Qué es lo que vio?

-Era una cosa grande y negra, parecía que tenía una alas grandes plegadas sus ojos eran grandes y cuando me vio se le iluminaron aún más y empezó a correr por entre los techos a pesar de lo grande que es parece que no pesa mucho pues los techos son de lámina y y no los rompía.

-Las otras veces solo lo escuche andar por encima, va y viene y luego se retira.

-¿Cómo a que hora es cuando viene?

-Normalmente es al anochecer y algunas ya muy noche.

Mientras nuestro investigador cuestiona al joven matrimonio con su mirada escudriña la habitación y repara en una esfera extraña que parece entre metálica y cristal.

-¿Oiga esa esfera de que es?, ¿Para qué sirve?

-No me gusta hablar del tema pero esta pieza apreció un día después probábamos un generador de energía del punto cero. En realidad, nunca supimos cómo apareció y el dr. Núñez me dijo que la guardara mientras investigamos de que material está hecha y porqué llegó ahí puesto que no quiere que se sepa de sus investigaciones y tiene sospechas que tienen un origen desconocido.

-Entonces ¿Ustedes creen que esta esfera puede tener un origen extraño?

-El doctor piensa que es posible.

-¿Y desde cuando la tiene?

-Ya tiene dos meses aunque la llevo y la traigo para hacerle estudios.

- Bueno, volvamos al asunto, ¿Desde cuando empezaron las apariciones?

-Hace poco menos de dos meses, lo tengo en mente porque ese día le estaba haciendo pruebas a la esfera.

 

 

Continuar en: Una sombra: Mothman. Capítulo IV

Regresar a: Una sombra: Mothman. Capítulo II.

Regresar a: Una sombra: Mothman. Capítulo I.

 

 

Conocer las Teorías del hombre Polilla, primera parte.

Conocer las Teorías de Hombre Polilla, segunda parte.

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.