Anuncios

Artículos

Secciones:

 

  • Qué es la venoclisis
  • Para qué sirve una venoclisis
  • Material necesario para realizar una venoclisis
  • Procedimiento para realizar una venoclisis: canalizar una vena
  • Consejos finales
  • Advertencias

 

Qué es la venoclisis

 

La venoclisis consiste en un procedimiento para canalizar una vía venosa, ya sea para la administración de líquidos, medicamentos o con fines diagnósticos a través de una vena. De hecho, es la técnica por la cual se administra una inyección de algún tipo de líquido por vía intravenosa a través de una cánula (aguja). Se debe recordar que una vena es un vaso sanguíneo.

 

Para qué sirve una venoclisis

 

Como ya se había señalado anteriormente, es el método por el cual se introduce una sustancia al organismo a través de una vena, generalmente por sistema de goteo. Este procedimiento es principalmente realizado por personal de enfermería. Gracias a la técnica de la venoclisis pueden administrarse nutrientes, suero, sangre, o electrolitos por vía intravenosa. Este método es utilizado cuando no es posible administrar sustancias por otra vía (generalmente por vía oral). En ocasiones, debido a determinadas situaciones es necesario canalizar una vía venosa y mantenerla permeable, por ejemplo, para administrar suero, medicamentos o para que el organismo pueda consumir electrolitos por vía intravenosa, ya que por alguna situación de emergencia no fuese posible recurrir a la vía oral. De esta forma, la solución disuelta en forma líquida entra en el organismo a través del flujo sanguíneo.

 

Material necesario para realizar venoclisis

 

A continuación, se enlistan los materiales necesarios para practicar una venoclisis principalmente como un elemento a conocer principalmente como un recurso para primeros auxilios. Esta técnica se expone solamente con fines educativos ya que deberá ser practicada por personal cualificado, como enfermeros, rescatistas, médicos o profesionales conocedores en la inyectoterapia.

 

  • Abbocat o jeringa de 5 o 10 ml. Dependiendo del tipo de venoclisis que se realizará.
  • Cánula para venoclisis (generalmente ya viene todo el equipo incluido con la jeringa para venoclisis)
  • Torunda o gasa impregnada de antiséptico (alcohol)
  • Liga de goma o torniquete
  • Solución por administrar
  • Sistema de infusión o tubo extensor o (generalmente viene incluida con la solución)
  • Cinta adhesiva de uso médico o cinta micropore de 10 cm de ancho. Esta cinta la deberás cortar de la siguiente forma: 1.- un cuadro de 10 x 10 cms. aproximadamente; 2.- un rectángulo de 5x10 cm aproximadamente; 3.- tres tiras de 5 x10 cm aproximadamente.
  • Guantes y mascarilla estériles y desechables
  • Bolsa para desechos

 

 

Procedimiento para canalizar una vena

 

Instrucciones para venoclisis

 

Descargar y leer perfectamente todo el artículo, incluyendo los comentarios finales y advertencias antes de comenzar. Lo encontrarás al final de este artículo de preferencia imprimirlo para tener todo a mano. Presta atención al diagrama que muestra las venas en la mano derecha. Al final de la sección encontrarás un vídeo que te explica de forma clara.

 

  • Explicar el procedimiento al paciente.
  • Conectar el sistema de infusión con la solución que se va a administrar (suero, por ejemplo).
  • Purgar el sistema de infusión: Al conectar la solución que generalmente viene en bolsa o frasco dejar que el líquido circule por el sistema para que saga todo el aire y no queden burbujas.
  • Extraer el abbocat, jeringa o cánula de su empaque y conectar en el extremo que corresponde al sistema de infusión extrayendo el aire al permitir que circule la solución.
  • Elegir la vena que va a ser canalizada. De preferencia se debe elegir un vaso sanguíneo en el dorso de la mano o antebrazo. No se recomienda utilizar un vaso sanguíneo de alguna pierna o pie debido al elevado riesgo de producir una tromboflebitis.
  • Ligar con un lazo de goma elástica aproximadamente 10 centímetros arriba del sitio que será punzado. Ajustar bien la tira de goma y atar. Pedir al paciente que abra y cierre la mano con la finalidad que sea más visible la vena. El torniquete se aplica principalmente cuando se requiere una acción de primeros auxilios.
  • Limpiar bien con alcohol el área donde se hará la punción, dejando el área completamente aséptica.
  • Con una mano (la menos hábil) sujeta la vena y con la otra la cánula.
  • Introducir lentamente la aguja con una inclinación aproximada de 30 grados e ir disminuyendo el ángulo de inserción progresivamente. Esta es la parte que requiere más paciencia y no debes desesperar. Es muy importante que la aguja nunca se salga o atraviese la vena, pues si se rompe la vena se hará un pequeño hematoma y tendrás que utilizar otra vena. Si se observa que entra un poco de sangre disminuye el ángulo de inserción. Lo importante es que consiga entrar la cánula o aguja en la vena sin salirte de ella. Si se está utilizando un catéter abbocath (o simplemente abbocat) podrá observarse que la cámara de éste se llena de sangre. Esta es señal que se ha punzado correctamente.

 

Se remarca que si se rompe la vena habrá que cambiar por otra vena sacando la cánula presionando con un algodón empapado de antiséptico con la finalidad que no sangre. Desechar la cánula utilizada y cambiarla por una nueva.

  • Si se consiguió introducir la cánula exitosamente en la vena sin romperla, retirar la parte de metal y dejar la de plástico, goma o teflón.
  • Conectar la cánula al equipo de infusión. El sistema de infusión debe estar purgado como se explicó anteriormente.
  • Retirar la liga de goma o torniquete
  • Fijar el abbocat, aguja para venoclisis, cánula o vía intermitente (recordar haber retirado la parte metálica) con la cinta adhesiva médica. Se utilizarán primero el rectángulo de 5x10 cm., después pegar las dos tiras de forma cruzada y la última tira de 5x10 cm en forma de “U” alrededor del brazo o antebrazo de la mano. Finalmente pegar el cuadro de cinta grande de 10 x 10 cm. para así dejar fija la férula.
  • Colocar el sistema de infusión en el lugar adecuado.
  • Dejar que circule la solución que se va a administrar.
  • Registrar en una hoja de enfermería o documento los datos más importantes como la hora de canalización de la vena, la sustancia que se está administrando, datos del paciente, etc.

 

En este vídeo se observa claramente el  procedimiento.

Comentarios finales

 

La técnica de venoclisis, como se dijo al principio es un procedimiento que se aplica por personal entrenado. Es importante que al realizar este procedimiento se deba permanecer en calma, tanto la persona que realizará el procedimiento como el paciente. La tira de goma tiene la finalidad de hacer más visible la vena y que el paciente abra y cierre la mano pueden ayudar a este fin. No desesperéis si por error se rompiera una vena, hay que recordar que hay varias venas y se puede cambiar el brazo en que se hará la punción. Si se observa que el equipo de infusión se está llenando de sangre significa que se ha pinchado una arteria en vez de una vena y habrá que desconectar el equipo y buscar una vena. En este manual aparece un diagrama mostrando las principales vías para realizar la punción endovenosa y realizar una venoclisis exitosa. Es importante purgar el sistema de infusión y la jeringa de tal modo que no queden burbujas de aire para evitar una embolia gaseosa. Mantente completamente aséptico principalmente ropa y manos completamente limpios y desinfectados. No olvidéis siempre tener un antiséptico (alcohol en todo caso), suficiente gasa y mantener un área de trabajo limpia. No olvides guardar este tutorial y compartir vuestras dudas y comentarios.

 

Advertencias

 

La venoclisis es un procedimiento que es dominado por personal de enfermería, médicos y personal capacitado por lo que definitivamente no se recomienda realizarlo por personas que no han recibido cursos previos o que jamás lo han realizado, especialmente en casos de emergencias. Lo recomendable es acudir a tu médico, hospital o llamar al servicio de emergencia correspondiente para recibir un tratamiento adecuado. Ni el autor ni este sitio se responsabiliza por el uso que se dé a esta información. Este tutorial está realizado con fines educativos e ilustrativos por lo que su finalidad es conocer una técnica muy importante que es practicada por personal cualificado pero que puede ser necesaria en muchísimos casos como deshidratación extrema, falta de electrolitos, primeros auxilios, etc. Se ha presentado información útil en enfermería y la recomendación final es que si te interesan estos interesantes procedimientos te aconsejamos que tomes un curso ya que además de darte las preparación necesaria, te encontrarás mucho más seguro a la hora de realizar estos procedimientos, además de brindarte las herramientas y conocimientos adecuados que podrán incluso, llegado el caso, salvar la vida de personas o permitirte trabajar en instituciones loables como hospitales, clínicas o unidades especializadas.

 

Descargar manual:

Emmanuel Muñiz Alejandro es investigador, editor e historiador. Estudio en la Facultad de filosofía y Letras de la UNAM, la Escuela Nacional de Música (ENM). Actualmente se dedica a tareas de investigación histórica y tecnologías de la información.