Acosador juvenil

Acosador juvenil

Autora; Vanesa Ruiz García

Durante un tiempo, viví con miedo en mi propia casa, en mi propio comedor, ¿por qué? un chico de 15 años, se asomaban en la a la ventana, si estaba cerrada la persiana, la abría, se me quedaba mirando fijamente. De nada servia, que le gritará que se fuera. Más bien ese echo, le animaba a seguir igual, a seguir allí, sin sacar la vista a mi intimidad, de mi hogar. Cuando Emmanuel estaba conmigo, corría, salía de casa, para atraparle, pero ya era demasiado tarde, ya que el chico desaparecía. Varias veces fueron igual. Yo temía quedarme en soledad, por la llegada de ese individuo de solo 15 años.

En una ocasión, me encontraba en soledad, en el comedor de mi casa, Emmanuel había salido, yo estaba tan feliz viendo la televisión, cuando el chico apareció. Me miraba fijamente, yo nerviosa, le grite que se fuera, varias veces, pero él seguía allá, riendo a carcajada por mi desesperación, no sabía que hacer, la impotencia podía conmigo, no podía evitar mostrárselo al chico, fue mi error, ya que eso le animaba. Así que decidí relajarme, y no hacerle caso. El chico, empezó a llamar con fuerza al cristal, entre gritos. Trabajo me costaba mantener la calma ¡pero funciono! ¡el chico se arto, y marcho! Aunque al día siguiente allí volvía.

Esta historia ya no duró mucho mas, ya que un día, en pleno acoso, llamemos a la policía. El chico no se lo creía, no hacía más que burlarse entre gritos y risas. Como era de esperar el chico echó a correr, antes que llegaran los agentes. Emmanuel fue detrás de él con el móvil en mano, hablando con la justicia. El adolescente no se creía nada, seguía con sus gritos y burlas, asta que se encontró de frente a la policía que le esperaba. Esa sonrisa se le borro, y a mi se me dibujo, cuando Emmanuel me lo explicó. Los agentes hablaron con el acosador juvenil, y preguntaron, para poner denuncia ¡tampoco era para ponerle denuncia! yo solo quería que le asustaran un poco. Y sí lo consiguieron, porque ya no ha vuelto a visitar nuestra ventana mas.

Sabéis bien, que no fue el único caso de acoso, más bien, ya asta les dedique un artículo... Tu, mi acosador

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0