Andorra: Conociendo el lugar

Andorra: Conociendo el lugar

Autora; Vanesa Ruiz García

Tras pasar la primera noche, Andorra, nos levantemos con un sol radiante, las montañas, que teniamos como paisaje, totalmente blancas. Emmanuel se levantó con un propósito, era subir esa montaña conmigo "tu estás loco" fue la primera idea que me vino a la mente, pero aun y así me lance, acepté el desafío, pero antes Emmanuel me dejó en la cafetería que teníamos abajo, él fue a por unos antideslizante para que no le patinara los zapatos en la nieve... para mi sorpresa tenía entre sus manos un trineo.

La verdad es que no fue fácil subir esa montaña, probemos todas las formas posibles... en brazos, a caballo, como un saco de patatas, ¡incluso subí un trozo a pie! toda una odisea, si me lo llegan a decir dos años atras ni me lo creo, hubiese dicho "¡deja de decir tonterías anda! ¡deja de soñar despierto!"

También provemos el trineo, la intención de Emmanuel, es que la bajada me tirara por él, pero al tener tanta rigidez en mis piernas, lo único que conseguimos que yo, me fuera de lado, acabando en esa nieve congelada....

Al llegar al piso, apenas sentía manos y pies, del frío que hacía ¡deseaba por una vez estar en la costa Brava! ¡la echaba en falta! y de que manera... ni yo misma tenía idea...

En el tercer día, también nos levantemos temprano, habíamos decidido coger un bus, y llegar a Andorra centro... pero lleguemos con lluvias en el ambiente, así que aprovechemos para ver tiendas, ya de paso lo cara que estaba la ropa... Cuando dejó de caer agua, decidimos explorar la zona, ya de paso los supermercados de por allí, que fue algo nuevo, e inusual, encontrar... ¡un carrito de la compra adaptado! por aquí no se ven muchos la verdad...

Acabemos la tarde paseando... conociendo más de aquella zona....

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0