Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es el covid 19, sigue siendo el protagonista, ya no estamos en cuarentena, pero todos con nuestras mascarillas, y manteniendo la distancia, realmente no se nos ve la cara, cuando al fin seamos libres, no reconocerás a nadie. Tu papá y yo, ya trabajamos desde el pasado 15 de junio, a tu “ela” abuela materna, con esto del covid19 también tiene que trabajar de mañanas, la guardería queda anulada, en tu caso asta septiembre, porque eres nacida en el 2019. ¿Cómo lo hacemos? A base de niñeras… por la mañana viene una chica, que a ti te cae muy bien, tanto ella como su familia, tu estás encantada, no la extrañas por nada, tiene una hermanita de 7 años, a ti te cae muy bien, os habéis hecho muy buenas amigas, en muchas ocasiones, vas a su casa a jugar o ella te acompaña a pasear. Es más esa niña ¡Te invito a su cumpleaños! ¡¡¡Siii, nueve meses ya has tenido tu primera cita social!!! ¡¡Tu primera fiesta de cumpleaños!! Tu papá y yo, estamos encantados, te quieren muchísimo, y tú a ellas. Por la tarde, viene otra chica, que nos ayuda, tanto a ti como a mi, al igual que la casa, mientras que tu papá trabaja.

7136880488?profile=RESIZE_710x

Estamos a finales de julio, ya has ido en varias ocasiones a la playa, siii, como ya te dije en la anterior carta, ya te metiste en el agua, ya conoces el mar, te encanta, disfrutas mucho allá dentro. Aun falta todo agosto, y parte de septiembre, y probablemente, playa, agua y juegos no faltarán (Eso si no nos vuelven a confinar)

Mi pequeña gran guerrera, realmente eres un torbellino que no paras quieta ni un segundo, ya gateas, con velocidad y soltura por toda la casa, persiguiendo a los perrunos, ya sea Yera o Dama (la perrita de la tía Ana) Ellas huyen de ti, ya que no dejas de agarrarle las orejar, el rabo, o sus pelos. Cuando encuentras algún mueble, no dudas en ponerte en pie, ya vas dominando la técnica, a la misma la forma de caer… queriendo atrapar, todo lo que hay a tu alcance, sobre todo, mandos, teléfonos móviles, mandos de las consolas… Tu tienes todos esos tipos de juguetes, pero te da igual, tú quieres los reales, cuando los pillas, les comienzas a dar golpetazos, que cualquier día, te los vas a cargar, encima nos miras con picardía. Empiezas a entender la palabra “No” a la misma te hace rabiar, por no lograr tu cometido. Contra mas grande te haces más te cuesta dormir, por muy cansada que estés, te niegas a caer rendida, como veas, a las canguros, tu papá, o tu abuela, allá en el cuarto, puedes iniciar una rabieta, tan fuerte, que te puedes provocar el vomito y todo. Lo mejor cuando queremos que duermas es dejarte un ratito sola, llorarás unos minutos, pero enseguida te calmarás. Y no me nombro a mi, porque conmigo no lo haces, ya que jamás, te he metido ni he sacado de la cuna, y tu eso, bien lo sabes.

7136895474?profile=RESIZE_710x

En estos nueve mes, has conocido muchas cosas nuevas, como la playa, te subiste a una atracción de feria, con la hermanita de que te cuida, tus primeros columpios, balancín, y tobogán, incluso, a una atracción de la juguetería (que ya nos conocen bien, por comprarte, infinidad de juguetes jeje) una especie de una mini noria, que estabas fascinada, y disfrutaste cantidad. En este ultimo mes, también, tuviste el encuentro, con Nico, un bebé que os lleváis un mes y poco, su mamá y yo, fuimos juntas a las clases preparto, y vosotros dos estabais en nuestras pancitas, ya os conocisteis, fuera de la tripa, la verdad es que hubo rato, que parecía que os estabais comunicando, a la misma, acabasteis los dos enfadados y llorando, que su mamá y yo, optemos, por ir a pasear mejor.

Ya tienes cuatro dientes, te encanta hacer pedorretas, incluso ya lanzas esa especie de beso. Dices sin problema, pa -pa -pa o ma-ma-ma-ma.. lo que ignoro si es o no con sentido, pero cuando nos quieres a gatas nos encuentras. También dices ta-ta-ta-ta o ca-ca-ca-ca-ca.

 


Bueno, mi pequeña gran guerrera, ya son diez meses, no nos daremos cuenta, ya estaremos a 23 de septiembre, tu primer año de vida… pero no corramos tanto, disfrutemos cada momentos, cada novedad de estos dos meses que te quedan antes de llegar a tu primer aniversario, que estamos deseosos de conocer... como nos sorprenderás en los 11 meses… Ah antes de acabar, una curiosidad, tu mamá con parálisis cerebral, se quedó en la etapa que tu estas ahora, caminas aguantada a los muebles, gateas con velocidad, así que si mi niña, tengo la agilidad motriz de un bebé de 10 meses jeje

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 11 meses de nacida

Mi pequeña gran guerrera, ya 11 meses, un mes, ya habrá echo un año, que decidiste adelantarte, a los dos días que me quedaban para que te sacarán a la fuerza, tu dijiste… “A no, eso no, yo decido cuando salir” Sí, sí, fue menos…

Leer más…
Comentarios: 0

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0