Carta a mi perro fallecido

Carta a mi perro fallecido

Yo lo sabía, cuando te encontré, aquel mes de abril, en aquella tormenta de primavera atado aquel poste, aullabas desesperado, llorabas aquellos que te abandonaron, ahí te dejaron, no pude evitar pararme a tu lado, estabas tan asustado, no tenías collar, ni ninguna identificación, no dude en acogerte, que fueras parte de mi familia. Tú en mí, no te fiabas, no te culpo, era lo normal, buscabas, ansiabas por rencontrar aquellos a quien amabas. Te miré a los ojos, tu miraste directos a los míos. Sentí, lo que tu sentías, gran tristeza y pesar.

Hoy, ya tu no estas, yo no puedo dejar de llorar, han sido siete años de tu compañía, de tu amistad, de tu total fidelidad. Ya toda persona sabe, que una mascota fallece antes que el humano, aunque uno no es consciente de eso, hasta que ocurre, uno cree, que su mascota, será la excepción, que le acompañara hasta el lecho de su muerte ¿o solo es a mí? No lo sé, en el fondo sabía que eso era inevitable, más de una vez pensé en ello, de verás, pero ya sentía una punzada en el pecho, te abrazaba con fuerza, sin querer pensar mucho en lo inevitable pero nadie está preparado para ello, es cómo perder a un padre, a un hermano, o como en mi caso a un hijo, pero el dolor es desgarrante, siento mi corazón roto en mil pedazos, siento también, que nada ni nadie podrá cambiar eso, una parte de mí se fue contigo, sé que, como tú ya no volverá.

1320923?profile=original

Llegaste a mi vida, cuando más te necesitaba, no dudaste en darme todo tu amor, incondicional, fuiste mi mejor amigo, mi más fiel compañero. He aprendido tanto de ti, de corazón espero, que tu hayas asimilado algo de mí, hemos hecho largas caminatas, hemos conocido tantísimos lugares, sí mi fiel compañero, te vi correr, jugar, disfrutar en todos ellos, la felicidad radiaba en tus ojos, eso alegraba mi bienestar y corazón.

Hoy ya no estás, no puedo dejar de llorar, para muchos, solo eres un perro, para mí, eras un igual, al que amaba, amaré por siempre, espero que algún día nos volvamos a encontrar, nos volvamos abrazar, para ya no más separar.

 

Si te gustó, no te puedes perder... carta de un perro muerto, a su dueño

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Parece mentira, con lo lento que se me paso el embarazo, ya no solo ha pasado, uno, dos o tres meses sino ya son cuatro meses que tuve a mi hija, ya tienen razón cuando dicen “disfrútala, porque crece muy rápido” Ya mismo, tendré…

Leer más…