Carta a mi suegro: Ahora lo entiendo todo

Carta a mi suegro: Ahora lo entiendo todo

Suegro:

Hace 22 años que conozco a su hija, llevamos 19 años de casados, tenemos una hija de 18 años, sinceramente no fue fácil conquistarle, por más que me esforzaba, no había manera de tener su aprobación.

Ahora tiempo después, entiendo el cómo se sintió, al ver a su hija, que antes para ella, su papá era todo su mundo, prefiriendo a ese muchacho, ósea a mí, antes que a él… de tener confianza plena, a pasar a ser, como un desconocido para ella, y preferirme mil veces a mi…

Ahora lo entiendo todo, estoy pasando por lo mismo que pasó usted, puedo comprender, el dolor que le causé, el mismo dolor, que me está rasgando el alma, al ser testigo como mi pequeña, prefiere a ese muchacho, antes que a mí.

Le pido mil disculpas, tenía que haber sido más paciente, no juzgarle tan duramente, sé que mi niña está en buenas manos, lo sé bien… pero nadie me preparó para este momento, el dejar volar, aquella criaturita, a la que vi nacer, a la que cuidé y defendí con mi vida propia. Es muy difícil aceptar… que ya ha hecho su nido, que ya no me necesita… Siempre me he considerado, un padre guay, discúlpeme, pero a la misma medida, me prometí a mí mismo, que jamás sería como usted, nunca se lo pondría tan difícil, al hombre de mi hija, pero es algo tan complicado de cumplir, ver como un tipo, te arrebata a tu ser más preciado… ¿Cómo afrontarlo? Sí, ahora lo sé, ahora le entiendo bien suegro, cuando me miraba con esos ojos como quien mira a un ladrón.

Sé que mi hija ya creció, ya no es una niña, es una mujer, desde hace unos años atrás, pero no fui consciente de esa realidad, hasta que pasó una noche en un hotel, con él, su primera noche, su primera vez. No entiendo como a su madre le ha sido tan fácil aceptar, para mí está siendo un tormento, un gran desafió difícil de afrontar. ¿Estará bien? No me dejó de preguntar, si tiene algún problema, quien ¿la ayudara? Sí, sí, sé muy bien, el chico este, pero quiero seguir siendo yo, su héroe.

Por eso ahora estoy aquí, junto a usted, de tanto lee estas líneas, necesito su ayuda para afrontar esta dura etapa. ¿Qué me dice? ¿Acepta un par de cervezas, y mis disculpas por haberle juzgado antes de hora?

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Parece mentira, con lo lento que se me paso el embarazo, ya no solo ha pasado, uno, dos o tres meses sino ya son cuatro meses que tuve a mi hija, ya tienen razón cuando dicen “disfrútala, porque crece muy rápido” Ya mismo, tendré…

Leer más…