Carta a Santa Claus; El deseo que nunca llegó

Carta a Santa Claus; El deseo que nunca llegó

Querido Santa Claus… Ya pasan 3 días de que nos visitaste, nos llenaste de regalos, fueron muy bonitos todos los juguetes que me distes… pero te dejaste el más importante, él único que no podía faltar, te lo recalqué en esas líneas, ¿por qué? Por primera vez me siento perdido, me va a volver a costar a creer en la magia de la navidad… Mamá me aseguró  que eras real, pero lo empiezo a dudar, comienzo a creer que los niños de mi colegio tienen razón, que no existe ningún Santa Claus, menos la magia de la navidad… solo tú puedes desquitarme esa idea… Tienes una última oportunidad, una última oportunidad para que crea, en la magia de navidad.

 

Entre lágrimas, Timmy, se acostó, su reloj marcaba las dos de la mañana, debía acostarse, ya era el único despierto, si su madre, se enteraba de ello, le regañaría y no poco, pero antes se puso en pie, se acercó a su escondite secreto, aquel que solo él, sabía que existía, aquel, que solo él, tenía llave, metió esa carta, para mandarla a correos a la mañana, cuando despertara  había sido un día de lo más duro, ya era hora de descansar.

 

A la mañana siguiente, Timmy después de prepararse, antes de salir de su habitación, fue a por su carta, para enviarla, pero lo que descubrió le dejo sin palabras… Su carta había desaparecido, en su lugar había otra carta, “Para Timmy” Decía, con una letra que para nada se parecía a la de su mamá… Con los ojos como platos, Timmy, abrió ese sobre, empezó a leer sus líneas…

Querido y apreciado Timmy,

Entiendo tu tristeza y decepción, pero por favor, para nada dejes de creer en la magia de la Navidad, es real, soy real…

 

Soy consciente que no he podido concederte, aquello, que más deseabas, aquello qué más necesitabas… a tu papá… de verdad lo siento, sé que unos cuantos juguetes deseados, no van a remplazar, ese deseo no complacido, pero entiéndeme por favor, como el genio de Aladdín (Sé muy bien que es tu película favorita, la primera película, que vistes en el cine, junto a tu papá), puedo hacer realidad muchas cosas, pero una de las tres cosas que no puedo hacer es devolver a la tierra, aquellos que están en el cielo. Son dos mundos distintos, y no tengo poder. Pero he podido ver, estar con él, está sumamente orgulloso de ti, porque te estás haciendo un hombrecito de valores y bien, como él siempre te mostro.

 

Sé qué pensarás, qué esta es una broma muy pesada, que para nada, yo soy el remitente, por ello te voy a dejar la prueba de que Santa Claus, es el que está escribiendo estás líneas… Tu papá y yo sabemos muy bien, que aquellos que intentan convencerte, que no existo, son también, quienes te humillan, te maltratan físicamente, psicológicamente y se burlan, porque tienen la certeza, que nadie te va a proteger, ya que tu papá no está a tu lado, tú, no has dicho nada a nadie, por miedo, que te hagan más daño…. Porque crees que eres débil… De parte de tu papá <<Mi campeón, no sufras más, sigo a tu lado, aunque no sea físicamente, sigo aquí… no voy a dejar de cuidarte y protegerte, para nada voy a permitir que te ocurra nada malo, pero tu mi niño, no eres débil, eres muy fuerte, mucho más que esos cobardes que te lastiman tanto. Antes de que partiera, confiabas en ti, te sentías el niño más capaz del mundo, debes seguir a así, debes volver a creer en ti, si lo haces, serás capaz de todo, como cuando estaba con vida, que éramos un equipo, éramos invencibles ¿recuerdas? EquipoMan Yo sigo aquí, ¿y tú?>>

 

Ya vuelvo a ser Santa Claus, ¿aún no crees que soy yo? Mira la foto que viene en el sobre, para convencerte, por favor Timmy, no dudes más de la magia de la navidad.

Santa Claus

 

Con las manos temblorosas, las abundantes lágrimas se derramaban por sus mejillas, sacó la fotografía, sus ojos se agrandaron aún más de lo posible, al ver en la imagen, un grito salió de sus labios, al verificar en la fotografía, él y su padre, cuando fueron de acampada, uno de los mejores días de su vida, el mejor día que pasó con su padre. Lo más increíble de todo aquello, que la única foto que tenían, la lanzó dentro del ataúd, en el que enterraron a su padre… ¿Entonces? ¿Era verdad? ¿Esa carta era de Santa Claus? Con su corazón latiendo con fuerza, con una ilusión que le envidia el pecho, estaba convencido que esa carta era de Santa Claus, y parte del mensaje, de su padre, solo él podría, saber todo aquello, él y Santa Claus. Ya nunca más dudaría de la navidad.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 6 meses de nacida

Estamos confinados. Así voy a empezar, mi querida Vicky ¿Qué significa? Que estamos en tiempo de Coronavirus, una enfermedad muy peligrosa, poco conocida, va matando lo . Llevas días encerrada, lo llevas bien la verdad, tu papá…

Leer más…