Conmovedora carta de un perrito pitbull

Conmovedora carta de un perrito pitbull

Me siento triste y devastado, no sé qué hago aquí… no me gusta este lugar, huele a hospital, solo hay personal de este centro, mi amito, mi fiel amigo ¿Dónde se ha metido? No recuerdo nada, me siento perdido, ¿Qué pasó? Pues no sabría decir, desperté ya aquí…

             

No me gusta este ambiente, el olor es persistente, para nada motivador y positivo…. No entiendo porque todos están tan enfadados conmigo, yo solo quiero agradar a  todos, y sobre todo a mi fiel amigo.

Al principio yo no entendía lo que él me pedía, ¿violentar a otros perros? ¡Qué horror! Y me negué en respuesta, mi amito me castigaba con golpes, sin comida y agua, encerrado durante largas horas…  ¿pero, qué he hecho mal? Yo no entendía porque mi amito me violentaba…. Pero no podía estar enfadado con él era mi fiel amigo, me subía a su dos patas, dándole besitos, pero su respuesta “ve y haz picadillo a ese Rottweiler” No dejaba de preguntarle “¿Por qué?” “él es mi amigo” pero la diferencia del idioma, hacía imposible una comunicación, como me negué por segunda vez, el castigo aun fue más duro que él anterior.

Definitivamente mi amito, se había vuelto loco, me moría de hambre, estaba asustado y adolorido, la persona que más amaba, totalmente decepcionada, no me gustaba nada la idea, pero debía cumplir a mi amito, él quería eso… No tenía alternativa, debía actuar.

 

Ahí estaba complaciendo a mi amito, cuando derrumbaron la puerta, entraron varios encapuchados, unos se llevaron a la fuerza a mi fiel amigo, intenté detenerles, enseñé los dientes, estaba dispuesto atacar, para defender a quien más amaba, pero ellos, no tardaron en ponerme el bozal, entre cuatro me aguantaban, de tanto a mi amito se llevaban.

 

Ahora dicen que soy peligroso, que me tienen que poner la inyección letal… ¡¿Por qué?! Yo solo quería jugar, complacer a quien más amaba, y ahora me ha dejado solo en la estacada ¿amito dónde estás? ¡Yo di todo por ti! Y ahora tú, me dejas solo aquí…. Condenándome a mi fin.

 

Este no es un relato en contra de esta raza de perro, al contrario, son sociables, cariñosos, amorosos, y fieles hasta el fin, los perros no tienen culpa de nada, toda la responsabilidad es de los dueños. No existen las razas de perros asesinos, todo depende de cómo los eduques, les enseñes. El ser humano es el ser  más cruel que pueda existir ahora y siempre.

 

 La realidad de estos perros... 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0