Diario personal: 9 meses como mamá con parálisis cerebral

Que rápido pasa el tiempo… parece ayer que el predictor me indicada que había vida en mi interior, y hoy un año y medio después, esa vida ya tiene 9 meses de nacida. No es el primer diario que escribo indicando como he estoy viviendo mi maternidad con parálisis cerebral. Todo está siendo una nueva experiencia, que voy aprendiendo sobre la marcha. En estos momentos, me encuentro en una nueva etapa algo complicada….

A ¿Qué me refiero? Son varios sentimientos que me abruman, es que después de casi nueve meses en casa con mi pequeña, gran guerrera, lo mas semejante a la nueva normalidad me ha hecho regresar a la rutina del trabajo, con todo lo tengo bien, porque solo trabajo cuatro horas, las tardes, puedo estar con ella, y la canguro, pero sinceramente, me siento culpable, mal, por no poder estar mas tiempo con ella, por la mañana la puedo ver, al llegar al mediodía, ya está acostada para su siesta, me salva la tarde que puedo estar con ella, aunque de intimidad poca, pero al menos puedo estar a su lado, a diferencia de su padre que apenas la puede ver, menos pasar tiempo con ella, ya que trabaja a tiempo completo. Supongo que esto que siento, es un sentimiento normal, de todas las madres, cuando ya tienen que iniciar a trabajar, separarse de sus pequeños, por mucho que se queden con su padre, abuelo o familiar, tu, como su madre, que se separa de esa vida que has llevado 9 meses en tu vientre, otros tantos cuidando y amando, no puedes evitar, que una parte de ti, se rompa.

5657244066?profile=RESIZE_710x

Nueve meses como mamá con parálisis cerebral, como bien he dicho en líneas de arriba, esta nueva etapa, está siendo toda una experiencia, de aprendizaje, ya con nueve meses, comienza la mas dura, ya es un terremoto, no para quieta ni un segundo, se mueve de un lado a otro, siempre se va a lo mas peligroso, yo no puedo ir tras de ella a detenerla, (por ello las canguros) cada vez tiene más fuerza, realmente ya me la supera, se que se me acabará cayendo cualquier día, por la ello, la necesidad de la falta de intimidad, eso a la vez, me hace sentir mal…

Para pasear, con su papá va en su sillita, con él, van al parque, al césped, a la playa, reconociendo los alrededores, juegan, exploran, experimentan, ejemplo, mi niña, ya conoció la playa, la arena, el mar, sí con su papá, se metió a nadar, soy realista, se que conmigo, es demasiado mas complicado ¿conmigo? Solo es ir en el cangurito, sin mas novedad, ya que yo no la puedo sacar, ni hacer más actividad, en muchas ocasiones, los trayectos no están accesibles para llegar a destino. Con sinceridad, me siendo un poco inferior… Desearía tanto poder conocer, a más papás o mamás con mi discapacidad, que me indiquen como mejorar, como ser mejor, e intercambiar experiencias, pero casualmente por donde vivo, “la costa brava” no hay mas mamás con discapacidad, sí que alguna hay en Barcelona, como Estrella Gil, hoy en día con la tecnología, la distancia no es un problema, pero estás también son escasas.

Por otro lado, como cualquier otra mujer, madre, está niña, me ha hecho conocer el amor incondicional, ese amor, que va creciendo por momentos, que ni sabía que podría sentir, su dolor es mi dolor, su alegría, mi felicidad…

Es que ya son nueve meses como mamá con parálisis cerebral, la mas grande e inolvidable experiencia y que durará asta que muera…. Siempre abra algo nuevo que aprender, al mismo tiempo, enseñar, y mostrar a esta sociedad, que se puede ser mamá con parálisis cerebral.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover