Poesia. Dime

Poesia. Dime

De Vanesa Ruiz García

Foto de Aida Peralta

Dime donde estás,

que no te puedo encontrar,

que no puedo en mis ojos,

tu ser hallar.

Dime porque,

Dime porque me dejaste,

de tu lado me apartaste,

y no regresaste.

Dime que hice mal,

para poder mejorar,

y no volver a fallar,

aquella familia que me de un hogar.

Dime mama,

¿por qué me desterraste de tu ser?

después de nueve meses,

dentro de él.

Dime por que,

necesito saber,

conocer mi ayer,

para afrontar mi realidad.

Por favor dime,

en el orfanato se esta bien,

tenemos abrigo, comida y algún juguete,

pero yo quiero lo que tu me arrebataste.

dime mamá... ¿porque me abandonaste?

Intento hallar,

mi realidad,

en los ojos de los demás,

pero solo encuentro oscuridad.

Una niñita me visita, sin parar,

me gusta con ella jugar y pasear,

mientras mi corazón no deja de preguntar,

¿por qué estoy aquí? ¿que hice mal?

Solo tu me lo puedes aclarar.

Sabes,

una familia me va ha dar un hogar,

el amor y el cariño que mi alma tanto necesita,

a ellos sin dudarlo los llamare papa y mama, los voy amar,

como ellos a mi y más, porque ellos serán realmente mis papas.

Nací de su corazón... pero yo necesito saber más.

Mis raíces, mi historia.

Dime mama,

solo tu, me lo puedes dar...

Una poesía que marca una gran realidad.... miles de niños, no entienden el porque se encuentran sin el calor y el amor de un hogar, de una familia. Muchos seguro que les gustaría preguntar aquellas que les dieron a luz, solo preguntar, saber su realidad... porque amar, amaran con toda su alma, a sus verdaderos para y mama, aquellos, que le den el amor y calor, de una familia... No salió de su vientre, pero hijo es, el que ama desde el corazón.

Es bello tener un hijo de tu vientre, fruto amor, cariño y respeto, sangre de tu sangre ser de tu ser... pero que te ganes la confianza, el cariño y el respeto de un niñ@ sin hogar, que este te llame mama o papa, y te entregue su corazón, que confíe en ti plenamente, que recupere la esperanza, la sonrisa, que un día la oscuridad le arrebató... no tiene precio.

Es hermoso tener un hijo propio.... pero más aun salvar a uno que ya solo le quedaba oscuridad... Desgraciadamente hay miles de niños en esas condiciones, es importante, que no lo olvidemos, que si podemos que ayudemos para que recuperen lo que ningún niño debería perder, la sonrisa, la ilusión, la esperanza y la fe.

Pensemos en la adopción infantil, ayudemos a recuperar la sonrisa, una vida digna a esos niños inocentes que solo les tocó sufrir.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta de un Koala

Despierto, hace mucho calor, más que eso, quema, me abrasa, no veo nada, solo me rodea fuego, no puedo respirar, el aire no es aire, no es aire lo que entran a mis pulmones… ¿Qué pasa aquí? No veo nada, el fuego abrasa todo, no puedo ver,…

Leer más…

23 de diciembre del 2019, tu mi pequeña, gran guerrera, cumpliste tres meses, ese mismo día, era tu santo, santa Victoria. Sé que eres demasiado pequeña, pero me ilusionaba que esa primera festividad, fuera…

Leer más…