Diario personal: El martillazo

Diario personal: El martillazo

Hacía dos meses desde que viví, la muerte de Lluís Riba, en El lago de Bañolas había acabado la secundaria, y acababa de empezar un modulo de grado medio Comercio y Marqueting. Con ese nuevo curso, conocí, a muchos chicos y chicas, que venían de otros centros, y había de distintas edades, mínimo 16 años. Otros ya conocían de los cursos anteriores. En el relato de hoy, será de dos compañeros, uno que lo conocí ese curso, y el otro, que ya conocía de otros cursos. En ese día era viernes, ahí andábamos todos, sin muchas ganas, siguiendo la clase, era las 9 de la mañana, cuando entró uno de esos dos chicos ¡llegaba una hora tarde! Pero nadie izo caso de ese detalle, se sentó en su mesa…

1291871?profile=original

Todo ocurrió muy rápido, gritos, movimientos rápidos, sangre, sí, sí quien había llegado tarde,... se lió a martillazos con otro chico, sí, sí, lo habéis leído bien, ¡¡a martillazos!! Fue un gran susto para todos, aun mas, para el atacado ¡fue golpeado a pocos milímetros de la sien! Sangre mucha sangre salía de ese lugar. Todos andábamos muy nerviosos, vimos como este compañero, salía corriendo de clase para ir al hospital. Si os digo que nosotros seguimos con la clase normal, os mentiría, todos estábamos muy nerviosos por ese ocurrido, yo no pude evitar que me viniera a la mente, Lluis Riba, con toda su cara ensangrentada, con intento de reanimación, inútilmente… Estábamos hablando de lo sucedido con la profesora, cuando el agredido entró, se le veía bien ¡solo le dieron dos puntos! Todos nos quedemos bien sorprendidos ¡ya que no le mato de milagro! Pero nos alegremos enormemente por él. Efectivamente, al agresor le expulsaron del centro. A pesar del gran susto todo quedo ahí solo en un susto. Para acabar mejor el día, nos suspendieron un examen que teníamos a causa de aquel echo.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0