La historia de este bebé no humano, no te dejará indiferente

La historia de este bebé no humano, no te dejará indiferente

Son  con estos videos, que uno es consciente, al menos yo, me arrepiento de que me fascine tanto la carne, ya que amo a los perros, amo a los animales de compañía, me fascinan los animales en general, siento una gran empatía cuando alguno de ellos sufre algún daño.

 

No hace tanto vi un documental, en el que en áfrica, comían perros, pero adoraban a las gallinas, las vacas, los terneros. Había una familia de América, que se negó a que sacrificaran al canino para ser zambullido, pero la respuesta, del hombre de áfrica, me hizo pensar, reflexionar… “ustedes se comen las vacas, cabras, cerdos… ¿Qué diferencia hay?” Es que es verdad, vacas y perros son seres vivos, como nosotros mismos, ¿por qué defendemos tanto a unos, de tanto nos comemos a otros? Si todos tienen alma, tienen sentimientos, todos sufren…

 

Este es Salvador, un bebé ternero, que fue separado de su madre a los pocos días de vida, encerrado en una pequeña caja de madera, abandonándolo a su suerte, esperando que llegara el matadero, para sacrificarle. Afortunadamente, el destino de Salvador, cambió radicalmente, fue rescatado por el Santuario Igualdad donde el veterinario le echó un chequeo, lo alimentaron, le llenaron de ternura y amor, haciéndole olvidar todo el trauma vivido.

 

Salvador hoy es un ternero más feliz que uno pueda imaginar, junto a sus amigos humanos, como si fuera un canino, lanza largos y babosos lengüetazos. Te recomendamos que no te pierdas el siguiente video, donde tendrás la certeza, que tanto vacas, cabras, pollos, cerdos, no son tan distintos a las mascotas que tanto adoras, ellas también merecen, respeto, ternura y amor.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Parece mentira, con lo lento que se me paso el embarazo, ya no solo ha pasado, uno, dos o tres meses sino ya son cuatro meses que tuve a mi hija, ya tienen razón cuando dicen “disfrútala, porque crece muy rápido” Ya mismo, tendré…

Leer más…