búsqueda (1)

Carta a los secuestradores de mi hija

Realmente jamás perdí la esperanza, ni su padre ni yo lo hicimos, no la dejemos de buscar durante diecisiete años. No lo podíamos creer, cuando se llevaron a mi niña, para que pudiera descansar, tras esa larga y agotadora cesárea, ya no la volvimos a
Leer más…

Parece mentira, con lo lento que se me paso el embarazo, ya no solo ha pasado, uno, dos o tres meses sino ya son cuatro meses que tuve a mi hija, ya tienen razón cuando dicen “disfrútala, porque crece muy rápido” Ya mismo, tendré…

Leer más…