Maternidad... Mucho mas que un capricho...

Los días pasan, cada vez estoy más convencida, que un ser se está creando en mi interior... ya que lo más extraño, son mis cambios drásticos alimenticios, esos antojos, tan poco comunes en mi persona... me hace convencer de ello.

Ser madre... ¿Qué decir? Es un grandísimo reto, en el que ninguna está preparada, menos cuando eres madre con una discapacidad... la sociedad no te lo pone mas fácil.

Como ya sabéis aun no se del todo si estoy o no embarazada, pero estoy convencida de que sí... Solo de pensar en un aborto natural (son frecuentísimos) o que realmente mi cuerpo me ha querido gastar una broma muy pesada, me entra un bajón.... causará una gran decepción y depresión, que me costará volver a bajar.

Pero... ¿que es ser madre? No es un capricho, a mi parecer, es una necesidad, que no necesariamente, a todas las mujeres les tiene porque llegar...

Me pengo a pensar, a escuchar, a la razón que golpea con fuerza en mi interior, al mismo tiempo a mi corazón... Se que sin dinero la dificultad aumentará considerablemente, pero no me importa, mi corazón anhela la llegada de ese bebe, que realmente se esté formando.

Es ahí cuando soy consciente... que ser madre, obviamente es una opción, pero al igual que el comer, dormir, el sexo, es una necesidad, una necesidad, en el que cuando te llega, no puedes huir.

A mi me ha llegado, no ahora, hace más de un año, solo que asta ahora, he conseguido detenerlo, pero he llegado un punto, que ya no puedo, ni puedo ni quiero pararlo, deseo estar embarazado, deseo tener un bebe entre mis brazos, cuidarlo y educarlo ver como dia a día va creciendo.

Yo tengo una hermana, nació cuando yo tenía 13 años, pero nunca he podido ejercer, como una buena hermana mayor, la familia siempre me han discapacitado... nunca he tenido oportunidad de cambiar pañales, de tenerla en brazos ambas solas, de darle su biberón o su comidita, nunca he podido pasarla de la mano.... Etc... Siempre habido familiares que se han metido en medio, sin tener en cuenta mi único derecho, como única hermana... Con mi hij@ nadie, absolutamente nadie podría meterse en medio, excepto su padre o yo.

Supongo que esa es una de las razones que mi reloj biológico, no aguanta más, pero como digo solo es una de las muchísimas razones, que me incita esa necesidad, o quizás no se necesita ninguna razón... Es una necesidad, donde por una una vez el corazón es el protagonista, como las demás necesidades no se pueden ignorar, aunque la razón te lo ponga todo en contra, el corazón encontrará formas, que la razón, no entenderá pero uno encuentra la forma de salir adelante y llenara esa necesidad, que tanto necesitas.

De Vanesa Ruiz García

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Parece mentira, con lo lento que se me paso el embarazo, ya no solo ha pasado, uno, dos o tres meses sino ya son cuatro meses que tuve a mi hija, ya tienen razón cuando dicen “disfrútala, porque crece muy rápido” Ya mismo, tendré…

Leer más…