Miradas en la ventana

Miradas en la ventana

Acosada,

En tu propia casa,

Eres testigo de cómo las persianas son manipuladas,

Tú, no puedes hacer nada.

 

Acosada,

Por esas miradas,

Que entran por la ventana,

Y no sacan la vista de encima.

 

Acosada,

Irritada, por las carcajadas continuas,

Las miradas penetrantes,

Y tú sentada delante, sin poder defenderte.

 

Te acercas, solo son niños, eres consciente,

Y no te sientes mujer,

Sino débil y pequeña de repente,

Sin saber que más hacer.

 

Te afrontas a ellos, con madurez,

Sin perder la sensatez,

Pero de poco sirve, ahí vuelven a estar,

Pegados a la ventana,

Con risas en su cara,

Y tú, sin poderte mover,

Totalmente frustrada.

 

Te olvidaste de la infancia,

Les plantaste cara,

Hablaste con la policía,

Con sus padres,

Todo para nada,

Siguen pegados a la ventana.

 

Ya no sabes que hacer,

Estas en la rabia,

Escribiendo estás líneas,

Y frustrada de como mujer,

No poder afrontarlo en la adultez.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0