Nuevamente, entre la razón y el corazón

Nuevamente, entre la razón y el corazón

Efectivamente, así es… Desde el cuatro de abril, que estoy en México, con lo lento que se me pesaban los días en España, desde Noviembre hasta esa fecha, ahora siento que el tiempo, se aceleró, pasando a toda potencia… es que, ya solo quedan 60 días para tener que volver a España El tiempo pasa en México capital Y no quiero, no quiero volver, sin la persona que es la razón que estoy aquí, sé que aún le falta tiempo para poder regresar, tanto que quizás asta enero de año que viene no lo podría volver a encontrar y sé que volver sin él, no va ser nada fácil, volveré a ser una especie de robot sin control, sé también que ese duro tiempo, no será pequeño, nuevamente el tiempo se invertirá, de rapidez a eternidad.

Os preguntaréis… ¿Por qué debatir? No tengo opción, mi vuelo sale ese día, perderé mi empleo, si no me presento, el caso, es que mi trabajo me dieron tres mes más si lo veía necesario, el problema es el vuelo, no son precisamente baratos…

¿Entendéis ahora? Mi corazón sabe que no quiero volver sin mi familia y me dice “aun tienes dinero, podrás pagar otro vuelo, quedate todo el tiempo que tengas oportunidad, así si os tenéis que separar, no será tan larga la espera”

Mi cerebro en cambio: "Regresa en tu en la fecha, los vuelos no son nada económicos, tampoco es la gran fortuna que tienes para dejar escapar el dinero así… son 90 días más, es muy posible que no sobreviváis, de esa forma, cuando os volváis a reunir, podréis respirar aliviados"

Yo me pregunto ¿Qué tan importante son las palabras de la razón? Sí claro no soy una niña, voy a cumplir treinta, debo tenerla presente, sobretodo a sus consejos, pero que pasa con el corazón ¿acaso no es importante? ¿Tengo que ignorarlo para convertirme en un robot, sin control? ¿Todo por un poco de dinero? El dinero no da la felicidad Necesito más a mi familia, pero no a costa de lo que lo pasen mal, por no llegar, solo por mi imprudencia.

Entienden ahora mi debate interior, entre la razón y el corazón, ustedes a quien escucharían, o mejor, ¿qué camino cogerían? ¿La razón o el corazón?

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 11 meses de nacida

Mi pequeña gran guerrera, ya 11 meses, un mes, ya habrá echo un año, que decidiste adelantarte, a los dos días que me quedaban para que te sacarán a la fuerza, tu dijiste… “A no, eso no, yo decido cuando salir” Sí, sí, fue menos…

Leer más…
Comentarios: 0

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0