Reflexión... Cuando los deseos acechan, los sentimientos despiertan

Reflexión... Cuando los deseos acechan, los sentimientos despiertan

Grandes cambios se acercan a pasos agigantados en mi vida, a mi persona, a lo mismo a mi pareja. Lo que llevamos deseando desde hace años, parece, que al fin se va hacer realidad, es que ahora sí parece que las piezas del puzzle, se empiezan ajuntar, el destino, hasta lanzando su magia, y se está poniendo en nuestro lugar.

Este 2015 viene con la esperanza marcada en la piel, que es posible que la cosa no vaya como esperamos, también es posible, somos conscientes, de ello, pero hoy por hoy, necesitamos un cambio radical en nuestras vidas, para agrandarnos, mejorar como pareja, todo se está encaminando para que así sea.

Es increíble cómo puede cambiar todo, ya sea para mal, pero de la misma forma para bien, lo que nos parecía no solo imposible a principios de año, ahora nueve meses más tarde, es algo bastante realista, hemos pasado tanto los pasados años, tantas dificultades, tantas zancadillas, que el cambio radical que se viene, nos parece increíble e imposible, al mismo tiempo no podemos evitar “¿si vuelve a ser una broma pesada del destino?” No sería la primera, e ahí el problema. Creo que está vez, ya no podríamos soportar otra decepción, sobretodo mi esposo.

Llevamos seis años en España, ya le hemos dado más que oportunidad, es hora de intentar otra cosa, todas las piezas se están ajuntando, me niego a creer que todo sea en balde. En un mes aproximadamente, mi esposo estará volando para tierra mexicana, su tierra natal, acabar unos asuntos pendientes, desde hace seis años atrás, ahora le dan la oportunidad de acabar… Él marchará con nuestra hijita perruna (Qué ya es hora que conozca a su familia de allá) yo en casa de mis padres, ahorrando un poco para reunirme con ellos unos meses después.

Se acerca cambios grandes en mi vida, tras pedir un año sabático en mi empresa (Por si cualquier cosa no va bien poder volver, tener mi plaza guardada) dejaré atrás un pueblo, una ciudad, un país, mi tierra natal, diré adiós a mis padres, a mi hermana, obviamente, les volveré a ver, pero tardaré algunos años. Marcharé con los que ahora son mi familia, mi esposo, mi hijita perruna, sé que seré aceptada por la familia de mi esposo que es mi familia, sé que mi esposo tendrá más oportunidades, de las que le han dado en España, que no sé si ha sido por mi discapacidad, por su nacionalidad, el caso, es que le han discriminado bastante, solo por amarme, por amar a una persona con discapacidad, ya está bien, el dejó una vida de triunfos, por mí, es hora que a él le llegue la felicidad, yo la verdad, estoy encantada, con su familia, con México, también quiero, también necesito este cambio radical, lo más dificil para mi, son estos escasos meses, que estaremos separados, ya que volver con mis padres, no va ha ser lo mismo, yo ya no soy, la misma chica que hoy hace seis años justos, se despidió de aquella casa donde crecio, para formar un hogar con su pareja, he madurado, he conocido, he cambiado, tengo mis ideales, mis opiniones, muy distintas de hace seis años atrás. He conocido otra realidad, que antes ignoraba por completo. Por mucho que vuelva con mis padres, ya nada será lo mismo, yo lo único que anelo, es estar con mis "perritos" Porque son mi familia, no me veo mucho tiempo sin ellos. Va ser duro lo sé, pero es necesario para conseguir lo deseado, solo habra que tachar 60 días del calendario.

Pero eso no quita, que me llene nervios, hacía lo desconocido, al mismo tiempo deseado, somos conscientes del gran paso que vamos hacer, lo hacemos cogidos de la mano, durante el día no dejo de darle vueltas a lo que se avecina, por la noche… De tanto mi consciente está descansando, mi subconsciente, no me deja de arrebozar con canciones de despedida, de amor, de separación (sí, aunque solo sean dos meses), me despierto con esas letras que me persiguen durante el día letras como: Tú me levantas cuando me caigo, si me estuviera ahogando, abrirías el mar para salvarme, arriesgarías tu propia vida para rescatarme Thank You For Loving Me –Bon Jovi o también de El TRI - Las piedras rodantes: Tú y yo algún día, nos habremos de encontrar, mientras tanto cuidate, y qué te bendiga dios, y no hagas nada malo que no hiciera yo…  Canciones que al despertar resonaban en mi cabeza, pero al rato desaparecían, no había manera que volvieran. Como han sido varias noches, a base de ir escuchando música, las he reconocido, e podido psicoanalizarlas, ya que estamos en el tema, es una prueba más, que lo que soñamos mucho tiene que ver con nuestros sentimientos, nuestros deseos, nuestro día a día.

Lo veis como no estar de los nervios si hasta mis sueños me torturan jaja, pero sea como sea, va a ser un cambio para bien al igual que las dificultades no ha unido como pareja, esto aún más. Y Contra antes inicie, antes lograremos lo que tanto deseamos, y necesitamos, para crecer como la pareja que somos. Pero eso sí, reclamo a mi cerebro, ya se lo que se avecina, así que te suplico, un respiro, no me tortures más, que ya me torturo yo sola.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0