Reflexión de una persona sin discapacidad "yo soy el verdadero discapacitado"

Me pongo a pensar en ti, que tienes discapacidad, realmente eres de admirar. Me ofende cuando escucho como te menos precia, menos valoran, aquellos que no poseen tu misma condición, ya por ello se creen mejor ¿Por qué? La verdad no sé, me pongo a reflexionar, nosotros, no hemos tenido, ni pasamos, la mitad, que tú tienes que superar…

¿De qué hablo? De que no solo una enfermedad te arrebato una parte de tus sentidos o capacidad, más bien es lo de menos, te enfrentaste a la muerte, te rozó, pero no te destruyo, no, más bien te fortaleció, ya vencer un enemigo tan potente, ya eres digna de admirar.

Pero hay más… ya que tu solo eres una persona más, pero nadie lo ve, nadie es consciente de tu realidad, que eres un ser como cualquiera de nosotros, con sentimientos, con necesidades, con derechos, nosotros solo hacemos que dificultarte, así es muy fácil creerse mejor que nadie, ¿pero ¿cuál es la realidad? ¿Qué estamos demostrando? Que poco valemos como ser humano.

Tu día a día es una lucha constante, repletas de barreras físicas y psicológicas, no es culpa del mundo, ni de ningún de Dios, sino de nosotros las personas que te rodeamos, y te discriminamos, te violentamos de distintas maneras, barreras físicas, al permitirte, entrar en tales lugares, psicológicas, al dejarte de lado, al tratarte como un niño cuando ya eres un adulto Salud femenina y discapacidad, total discriminación

Tu eres mujer con una discapacidad, el macho es cruel, solo te ven como un objeto sexual, en ocasiones te triplican la edad, o incluso es aquel, que te debe de ayudar en tu vida diaria, que decide, aprovecharse de tu cuerpo y alma La violencia que reciben las personas con discapacidad en cambio para amarte no somos capaces, nos asusta aquello que es diferente, después decimos que vosotros sois los menos capacitados. Nos olvidamos que tenéis un corazón que late, que ama, que desea, que necesita, como yo, como todas las personas. Nos olvidamos que vuestra condición no es más que eso, forma parte, de tu persona, junto con la gran capacidad que te posee.

Sí… Tienes una gran capacidad, eres una artista con el pincel, realmente tus cuadros me enamoran, es algo que yo jamás podría hacer, en cambio tú, los haces casi con los ojos cerrados, haces tantísimo en tu vida, es una lucha constante de superación y logro, el enfrentarte día a día a este mundo cruel, en cambio me pongo a reflexionar ¿Qué hay de mí? ¿Qué he hecho para mostrar al mundo que merezco estar aquí? Me avergüenzo ante ti…

Eres una guerrera de cabeza a pies, ya desde que la discapacidad llegó a ti, a pesar de toda la dificultad, del todo el sufrir, aquí estar, con una sonrisa más, cuando el mundo entero llora, a la mínima de la nada, realmente tú, todas las personas con discapacidad, sois los verdaderos maestros, nosotros, los menos capacitados.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Parece mentira, con lo lento que se me paso el embarazo, ya no solo ha pasado, uno, dos o tres meses sino ya son cuatro meses que tuve a mi hija, ya tienen razón cuando dicen “disfrútala, porque crece muy rápido” Ya mismo, tendré…

Leer más…