Relato de la canción; Ven a mi casa está navidad

Relato de la canción; Ven a mi casa está navidad

De Vanesa Ruiz García

Jin hacía 9 meses que había dejado su tierra natal, en busca de una vida mejor, un buen trabajo, un hogar, unas buenas amistades... esa vida digna que todos merecían... con esa ilusión llegó a ese nuevo país, que tanto había escuchado que podía encontrar, dejando atrás a su patria, a su familia, a su hogar.

Sí, tenía un trabajo, pero seguía solo, muchos compañeros, ningún amigo, dudaba del verdadero compañerismo, o simple formalidad... se sentía triste por ello, triste y solo, muy solo... sobretodo en esas fechas, en esa primera navidad... que estaba tan alejado de todo, tan alejado de Corea tan lejos de todo lo que conocía y amaba.

- Hola Jin ¿como estás? ¿Preparado para la navidad? ¿es el primer año que lo pasarás lejos de los tuyos verdad? ¿tienes con quien juntarte? -le pregunté cuando lo encontré, días tan cercanos al 24 de diciembre.

- Oh si, si claro, estaré... con unos amigos si... lo siento tengo que irme, tengo algo de prisa, disculpa... -vi como saliste corriendo, con tu cabeza baja -ah... Feliz navidad...

24 de diciembre, ya era de noche... tuve que salir a unos recados de ultima hora... te vi, te encontré en aquel banco de aquel parque... tristeza indicaba tu mirada, me acerqué y tu simulaste no haber llorado, pero lo siento, tus ojos inchados te delataron... Me acerqué a ti...

- Al final mis amigos no han podido -Me dijiste. Estoy convencido que nunca te invitaron en esta navidad.

- Escúchame, conmigo no tienes que fingir... tu alma habla por ti... Yo se que tu estás lejos de tu tierra y de tu hogar, y tienes pena, pena en tu alma... ya no puedes dejar de pensar... Tu que en esta noche no puedes dejar de recordar...

- No de verdad, estoy bien... es solo que se me metió algo en el ojo, pero estoy bien... Gracias -se puso en pie dispuesto a marchar -le cogí del brazo

-Espera... Son unas fechas difíciles, se que no puedes dejar de recordar, por eso te quiero invitar, quiero que sepas que en nuestra mesa tienes un lugar...

- Es usted muy amable... pero...

- Se que tu recuerdas quizás a tus padres, o aun hijo que no está, físicamente no estarán, pero te aseguro que te acompañarán... ¿Que haces por estas calles solo? acompáñanos, e intenta que tu sonrisa sea la protagonista

- Pero... tiene familia, no creo que les haga ninguna gracia a un desconocido en su mesa en la víspera de navidad.

- Ellos igual que yo están encantados...

por eso y mucho más ven a mi casa esta navidad. Vamos hombre no es nada bueno estar solo en navidad... acompáñenos...

- Esta bien, si realmente así lo desean, acepto la invitación, se lo agradezco enormemente.

- Muchísimas gracias a ti... -hicieron juntos el trayecto hacía el hogar donde todos juntos, celebrarían la navidad...

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 11 meses de nacida

Mi pequeña gran guerrera, ya 11 meses, un mes, ya habrá echo un año, que decidiste adelantarte, a los dos días que me quedaban para que te sacarán a la fuerza, tu dijiste… “A no, eso no, yo decido cuando salir” Sí, sí, fue menos…

Leer más…
Comentarios: 0

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0