Sentimientos de una madre soltera

Sentimientos de una madre soltera

Hijo mío, mi amor, mi vida,

Yo sé, yo entiendo, que los catorce años, no son una edad fácil, para nadie, sé que estás experimentando unos cambios físicos, psicológicos y emocionales, que ni tú mismo puedes entender, de la misma forma, no puedes explicar también ciertas actitudes que tienes.

 

Lo sé, lo entiendo, sé que has crecido, que te estás haciendo un hombre sin un padre a tu lado, y eso a ti, te está afectando de una manera, que no puedes explicar, esos sentimientos negativos tienen que salir de algún modo, lo sé, de verdad que lo entiendo. Me culpas por no haber podido conocer, crecer con un padre a tu lado, entiendo y tolero tu rabia, pero no puedes sacártela de esta forma.

 

Sé que tienes que soportar, no tener, todas esas modernidades que tienen cualquier adolescente de tu edad, tu no pides, más de lo normal, solo una bicicleta querías, al fin de cuentas era tu cumpleaños, ya muchos circulan en motor, pero es tan complicada nuestra situación, pero no por el hecho, de que yo no hago todo lo que puedo… Apenas nos vemos lo sé, te pasas más tiempo con los vecinos, que conmigo, pero es necesario, trabajo 14 horas diarias, para que no te falte de nada, para que comas de forma saludable, tengas una buena educación, un buen hogar donde vivir, que tengas ropas con que vestir… Sé que de marca no son, pero es abrigo con lo que abrigarte. Sé que esto para ti, no es suficiente, que no eres consciente, como es normal, del esfuerzo que me supone.

 

Siempre me gritas y me culpas por no a ver conocido a tu padre, no es mi culpa, él decidió abandonarnos, abandonarte al enterarse que venías de camino, aun así, insistí, le fui a buscar, que lo hiciera por ti, pero solo me cerró la puerta varias veces en las narices.

 

Ya no eres el niño de ayer, ya eres un pequeño joven, que mereces conocer la verdad, solo aclararte, que en todo momento solo he querido hacer lo mejor para ti, y ante todo que nada te falte, ni antes ni ahora, ni nunca. En varias ocasiones, me he sacado el pan de la boca, para dártelo a ti, lo seguiré haciendo, porque no me importa lo que me pase a mí, solo quiero tu bienestar, ahora y siempre será así.

 

Te amo mi vida, solo quiero tu bienestar y felicidad.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Parece mentira, con lo lento que se me paso el embarazo, ya no solo ha pasado, uno, dos o tres meses sino ya son cuatro meses que tuve a mi hija, ya tienen razón cuando dicen “disfrútala, porque crece muy rápido” Ya mismo, tendré…

Leer más…