El Padre Ivan Filipovic, de la Comunidad del Cenáculo

Sor Elvira Petrozzi fundó en 1983 la Comunidad del Cenáculo como respuesta de la ternura de Dios Padre, al grito de desesperación de muchos jóvenes cansados, desilusionados, desesperados, adictos a las drogas y personas en general, que buscaban la alegría y el sentido verdadero de la vida. A continuación reproducimos un testimonio impactante de un joven croata que ha podido salir del abismo de la droga, gracias a la Comunidad del Cenáculo, lugar dónde ha encontrado sentido a su vida, y la solución a sus problemas.

Del infierno vital a la búsqueda de la resurrección Hoy, estoy contento porque puedo testimoniar a todos ustedes la “resurrección” de mi vida. A veces, cuando se habla de Jesús vivo, Jesús que se puede tocar con las manos, que cambia nuestras vidas, nuestros corazones parece todo muy lejano, en las nubes, pero yo puedo testimoniar que he experimentado todo esto y que también vi que lo experimentaban en su vida muchos, muchos chicos. Prisionero de la droga

Ei sigue leyendo aquí... http://razonesparacreer.com/tras-ser-heroinomano-traficante-de-drogas-ladron-y-vagabundo-hoy-es-sacerdote/

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta de un Koala

Despierto, hace mucho calor, más que eso, quema, me abrasa, no veo nada, solo me rodea fuego, no puedo respirar, el aire no es aire, no es aire lo que entran a mis pulmones… ¿Qué pasa aquí? No veo nada, el fuego abrasa todo, no puedo ver,…

Leer más…

23 de diciembre del 2019, tu mi pequeña, gran guerrera, cumpliste tres meses, ese mismo día, era tu santo, santa Victoria. Sé que eres demasiado pequeña, pero me ilusionaba que esa primera festividad, fuera…

Leer más…