Viaje a México 2010; Día de relax

Viaje a México 2010; Día de relax

De Vanesa Ruiz García

Esa mañana, después del Paseo en el bosque me desperté por unos golpes en la puerta, a las ocho de la ocho pasadas. Era Jaime, nos traía el desayuno. Tras de desayunar en la habitación, bajemos abajo, salimos a la calle, el sol calentaba, se agradecía, tras días de frío intenso. Allí se encontraba Lidia, en el que me mostró un libro de moda, para un nuevo projecto que tenía en mente, abrir una tienda. Yüan la perra de la familia, andaba por allí, gracias a Emmanuel que llamó su nombre, ella se me acercó Emmanuel aprovecho para hacer 4 fotos.

Ambos necesitábamos una ducha, el problema, que allí en casa de Jaime, la ducha estaba estropeada, pero aprovechemos, que tenían llave de los vecinos, y estos estaban fuera, para ducharnos allí mismo, si yo también me quede sorprendida, pero tenían confianza suficiente para tal acción. El baño de los vecinos era pequeño, y la ducha aun más. Nos metimos los dos, yo me senté en una especie de escalón que se encontraba, Emmanuel se quedó de pie, tras ducharse él, acabo ayudarme a mi. Al salir, la verdad ya teníamos mejor aspecto, que cuando entremos, ambos estábamos mas limpiecitos.

Comimos todos juntos en el comedor de la casa, en mesa redonda. Sopa de champiñones de primero, ternera con arroz de segundo, de postre, melocotón en alnivar, con natilla de chocolate por encima, en mi opinión todo riquísimo la verdad.

Al acabar, subimos a nuestra habitación en aquella casa, en el que no tardemos en dormirnos un buen rato, asta que alguien tocó a la puerta. Daniel y Estephano allí se encontraban, con Mil rayitas, el gato de la familia, que se había echo salvaje. Le encerremos con nosotros en la habitación, el gato, le entró un ataque de nervios, casi se vuelve loco.

De nuevo los cuatro en soledad, con Mil rayitas, ya fuera de la habitación, los 4 decidimos, encender la Xbox 360, en el que los 3 mozos, empezaron a cantar en karaoke, me ofrecieron para lo mismo, pero me daba pena, vergüenza, como que no cante. Lo que si disfrute muchísimo, escuchando a los 3 hermanos, vi como Emmanuel se divertía como nunca antes lo había visto, eso me alegro a mi tambien.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es…

Leer más…
Comentarios: 0