Blogs

Alimentación en carretera, un seguro de viaje

En los viajes largos por carretera se recomienda parar cada dos horas

Todas las llamadas de atención a la seguridad son pocas cuando nos ponemos al volante. En el momento de emprender un viaje hay que estar atento a muchos factores, entre ellos, a los alimentos que ingerimos antes y durante el recorrido.

.

Según los datos de la investigación de la Fundación Repsol, “Hábitos de alimentación y recomendaciones nutricionales en los viajes por carretera”, se aconseja que durante la conducción se distribuyan los alimentos ingeridos entre cuatro o cinco tomas al día.

-- Enrique Locutura, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Repsol, afirma que la alimentación durante la conducción “no es un tema menor. Debe haber una planificación”.

-- Según Emma Ruiz, directora de Proyectos de la Fundación Española de Nutrición, debemos evitar largos periodos de ayuno durante la conducción “ya que es una actividad física que comporta tanto desgaste como cualquier otro tipo de trabajo corporal o mental. Este gasto es similar a otras actividades de la vida diaria, siendo incluso superior a pasear o realizar un viaje como pasajero. Es por ello que debemos llevar una dieta equilibrada, ya que necesitamos prestar toda la atención a la carretera”.

Un conductor responsable, antes de poner las manos sobre el volante habrá revisado el estado de las ruedas, del aceite… pero quizá no haya tenido en cuenta qué tomó en un almuerzo copioso, que con toda seguridad le aportará una buena dosis de somnolencia muy poco recomendable para iniciar ruta.

No se recomienda comer al volante

La Fundación Repsol, que promueve estudios en distintas áreas con el objetivo de contribuir al progreso de la sociedad, ha presentado un libro titulado, “Hábitos de alimentación y recomendaciones nutricionales en los viajes por carretera”. Este estudio, centrado en los hábitos de los conductores españoles, determina que entre las preocupaciones de los encuestados, antes de ponerse al volante, no aparece de manera espontánea la alimentación. Es decir, no se trata de un factor que los conductores consideren prioritario cuando van a realizar un viaje por carretera.

Los datos reflejan que la alimentación tanto del propio encuestado como de los acompañantes, es mencionada como una de las tres principales preocupaciones por menos de un 10 por ciento de los conductores. Sin embargo, nueve de cada diez considera que una mala alimentación puede incrementar el riesgo de sufrir un accidente de tráfico.

PLANIFICACIÓN NECESARIA.

Enrique Locutura, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Repsol, afirma que la alimentación durante la conducción “no es un tema menor. Debe haber una planificación”.

Los principales aspectos que han centrado la investigación han sido: la duración del viaje (viajes cortos y largos) su planificación y las paradas en relación a la nutrición; los principales productos consumidos y el menú ideal, así como los problemas asociados a la mala alimentación.

En colaboración con la Fundación Española de Nutrición (FEN) y avalado por la Dirección General de Tráfico (DGT) de España, la Fundación Repsol ha elaborado un decálogo de buenas prácticas durante los viajes. Un proyecto que consideran pionero a nivel europeo.

Locutura reconoce que comparte con la FEN y la DGT la necesidad de aplicar pautas alimenticias que contribuyan a aumentar la seguridad al volante. Y confía en que, tanto el estudio como las recomendaciones contribuyan a una toma de conciencia por parte del conductor, “y sean una pieza importante en la reducción del número de accidentes”.

Emma Ruiz, directora de Proyectos de la FEN, señala que cuando tomamos comidas muy copiosas o con alimentos muy grasos y condimentados, se produce en las horas posteriores, de manera natural, una disminución de la capacidad de atención y un aumento de la somnolencia, debido a la digestión pesada y “por tanto, las posibilidades de cometer algún error o imprudencia se incrementan”.

Por contra, reconoce que también debemos evitar largos periodos de ayuno durante la conducción “ya que es una actividad física que comporta tanto desgaste como cualquier otro tipo de trabajo corporal o mental. Este gasto es similar a otras actividades de la vida diaria, siendo incluso superior a pasear o realizar un viaje como pasajero. Es por ello que debemos llevar una dieta equilibrada, ya que necesitamos prestar toda la atención a la carretera”.

Cuando en el estudio se pregunta directamente por la importancia que se concede a la alimentación en los viajes de carretera, encontramos que un 44,8 por ciento de encuestados afirman que este aspecto es muy o bastante importante para ellos. Por el contrario, un 54,4 por ciento concede a la alimentación una importancia menor. En definitiva, la alimentación es relativamente importante, aunque no se vive como una preocupación prioritaria, sobre todo si se compara con aspectos como la seguridad del vehículo, el estado del tráfico o las posibles averías.

Pere Navarro, director de la Dirección General de Tráfico, afirma que la alimentación es el combustible de las personas y que, por tanto, hay que preocuparse por ella. Y señala que los conductores deberían tener presente una máxima griega “nada de excesos”.

DOSIFICAR COMIDAS

Las recomendaciones nutricionales que se incluyen en el estudio de la Fundación Repsol aconsejan que durante la conducción se distribuyan los alimentos ingeridos entre cuatro o cinco tomas al día. Aunque en algunos viajes se tengan que modificar, es vital que se cubra el cien por cien de nuestras necesidades de energía. No debemos omitir el desayuno y debemos parar, al menos cada dos horas, para a comer algo ligero e hidratarnos adecuadamente.

“La hidratación es un factor importante a tener en cuenta durante la conducción. Un cuadro de deshidratación puede provocar somnolencia, cefalea y fatiga extrema, por lo que es importante vigilar la hidratación durante los viajes, especialmente en el caso de viajes largos. La fatiga afecta física y psíquicamente al conductor y incide en su capacidad de conducción, por lo que puede aumentar el tiempo de reacción y hace que se calculen mal las distancias.”, comenta Emma Ruiz.

El informe realiza un análisis de las dietas más apropiadas para los diferentes desplazamientos en vehículos por carretera y ciudad, teniendo en cuenta los diferentes grupos de población y tipo de trayecto, y analiza la necesidad de modificar los hábitos nutricionales en nuestros viajes, dependiendo de su duración, del tipo de medio utilizado y la época del año.

Emma Ruiz subraya que es importante no olvidar que, para evitar la disminución de la atención, “no se debe consumir ningún alimento mientras se conduce”. El 40 por ciento de los accidentes que se producen se deben a una distracción.

Para ayudar a los conductores a un uso responsable del vehículo el decálogo de buenas prácticas aconseja que se debe tener en cuenta:.

1. Aliméntese de forma equilibrada y saludable.
2. Evite las comidas abundantes y con una digestión difícil.
3. Descanse bien antes de comenzar un viaje y nunca lo emprenda con el estómago vacío.
4. Planifique de antemano los aspectos relativos a tu alimentación y a la de tus compañeros de viaje.
5. Es recomendable detenerse cada dos horas para realizar un descanso mínimo de
10 minutos.
6. Lleve siempre bebida en el coche y beba con frecuencia pequeñas cantidades
aunque no tengas sed.
7. Evite las distracciones. Si come a la vez que conduce, dejará de prestar
la atención necesaria a la carretera y tendrá menos capacidad de reacción ante imprevistos.
8. La conducción es una actividad física que conlleva un desgaste. Descanse
e ingiera alimentos para compensarlo.
9. Tenga en cuenta las distintas necesidades de alimentos y bebidas para niños y personas mayores.
10. No renuncie a una buena alimentación cuando viajes por carretera.

El decálogo estará disponible en las más de 1.000 estaciones de servicio de la red Repsol situadas en carreteras nacionales y autopistas y se puede consultar en la página web www.fundacionrepsol.com. Y www.guiarepsol.com

Una buena hidratación evita el cansancioa la vista y, sin embargo, es uno de los factores que puede causar un accidente de tráfico.

Por Mónica Luna.
EFE REPORTAJES

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Emmanuel Muñiz Alejandro es historiador, investigador y editor. Estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, graduado con honores, en la Escuela Nacional de Música (ENM). Actualmente se dedica a tareas de investigación histórica, estudios de género, discapacidad y tecnologías de la información. Se encuentra realizando un Máster en Historia del Mediterráneo Antiguo en España.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

Tadeo Sandival posted a discussion
Hola! Me llamo Tadeo, y estoy haciendo una investigación de si es adecuado colocar cable protectors…
Hace 5 horas
Tadeo Sandival actualizó su perfil
Hace 9 horas
TOUR DE AVENTURA VALLE SAGRADO A MACHUPICCHU.
https://bit.ly/2lZoIp4
La planicie de Chinchero es un…
TOUR A CUSCO, MACHU PICCHU, LAGO TITICACA.
https://bit.ly/2lQ5oul
Una de las mejores opciones para…
TOUR CUSCO INOLVIDABLE.
https://bit.ly/2miOmFv
Descubra el real mundo andino visitando la capital d…
Hector Verdejo ahora es miembro de Revista Discover
Viernes
Rosalia Fraga posted a blog post
Hace poco di una serie de recomendaciones y "trucos" empleados por mi que emplee en la decoración d…
Jueves
Montaña de 7 colores en 1 día.
¿Buscas una aventura de un día, después de tu viaje inolvidable a Ma…
Más...