Anuncios

Artículos

Programa de Incentivo a la Producción Alimentaria de Granos (PIPAG) para el mejoramiento de la Nación

Autorizada su publicación para la Revista electrónica Revista Discover

Lic. Daniel Muñiz Alejandro

 

Introducción

El objetivo ideal de la siguiente política pública es la generación de una serie de medidas que aumenten la producción agrícola del maíz así como de otros granos afines como el frijol, trigo y soya. La propuesta se delimitará en la zona centro de México. Se considerará que la zona de consumo e incentivo comercial es el área metropolitana como un mercado asegurado.

 

La política propuesta es necesaria debido a las difíciles perspectivas económicas y fiscales de México hacia el último tercio de la actual década. El país, a pesar de capacidad productiva potencial de alimentos, importa hasta el 80% del consumo nacional. Esto sin considerar el déficit presupuestario de 90 mil millones de pesos. Si bien la justificación oficial es que resulta más eficiente importar granos que producirlos con las fuerzas productivas del país.

 

Sin embargo este esquema no podrá ser sostenido mas allá de ésta década. Peor aún, se espera que las reservas petrolíferas se agoten en el periodo 2017-2020, trayendo consigo un importante déficit de ingresos fiscales de la federación, pues éste rubro representa hasta el 40% de la recaudación. La consecuencia del agotamiento del oro negro será un importante déficit de gasto, inflación de precios, decrecimiento de la capacidad productiva mexicana, devaluación constante de la moneda y por consiguiente un mayúsculo malestar e inestabilidad social.

 

Conceptos clave.- A continuación se presentan los conceptos a ser utilizados en el diseño de la política

 

Teoría del valor-trabajo.- se entenderá como la teoría económica, como base del marxismo, que sostiene que “los productos, cuando son mercancías tienen valor, que tal valor es medible, que esta medida es la cantidad de trabajo abstracto socialmente necesario para su producción, y que esta cantidad es la suma de las cantidades de trabajo directo e indirecto (trasmitido) insumidas en el proceso de la producción” (Amin, 1981: 14).

 

Plusvalía (P).- Es definida como “la forma monetaria del subproducto social, es decir, la forma monetaria de la parte de la producción del proletariado que se abandona al propietario de los medios de producción sin contrapartida” (Mandel, 2006: 2). Es decir, es la parte no retribuida del trabajo excedente.

 

Capital Constante (C.C).- Por este componente del capital se entenderá que “es la parte del capital que se encuentra representada por medios de producción: edificios, instalaciones, maquinaria, combustibles, materias primas y materias auxiliares. El valor de este capital no cambia durante el proceso de producción”.

 

Capital Variable (C.V).- Se entenderá como “la parte del capital que el capitalista invierte en la compra de la fuerza de trabajo y se encuentra representado por el salario de los obreros. El valor de este capital se incrementa durante el proceso de producción (este valor incrementado es la plusvalía).

 

Costo de producción.- Se entenderá como la sumatoria del capital constante, variable y la respectiva tasa de plusvalía en una determinada mercancía.

 

Precio de venta.- Se considerará como la suma de los costos de producción mas la fijación de la ganancia. 

 

Síntesis.- Se propone  una política agrícola de incentivos a la producción a mediano plazo, de características pasiva-activa, podrá favorecer: una disminución de las importaciones alimenticias aportando un beneficio económico y beneficio social.

 

En el PIPAG se intentan unir criterios de producción desde la teoría del valor con técnicas de producción sustentables. Con ésta propuesta no se busca iniciar un proceso de acumulación originaria incompleto, sino alcanzar las cotas de producción capitalista sin las distorsiones sociales que provoca. Se espera lograr reducir el déficit de producción alimenticio y la carga fiscal que eso supone con la inminente desaparición del petróleo. Pues sin un desarrollo industrial asentado, un proceso de eliminación de la pequeña propiedad no resultará en ningún beneficio económico. Si bien en la realidad histórica no es posible eludir la institución económica del mercado es posible con los conocimientos adecuados amortiguar sus perniciosas externalidades con las composiciones necesarias de CC y CV.

 

La política espera lograr una mejoría a través de un cambio en: régimen de propiedad, la organización del trabajo, métodos productivos y comercialización. Aportaciones que serán explicadas con amplitud más adelante.

 

Elementos utilizados para el desarrollo de la política pública.- Los elementos teóricos a ser utilizados en la presente política son elementos tomados de diferentes autores especializados en el tema de la formulación de políticas públicas:

 

1.- Reingeniería de procesos.

 

2.- Análisis del contexto histórico.

 

3.- Mínimo de producción, mínimo precio de venta y mínimo precio de producción.

 

4.- Política pasiva-activa, de mediano a largo alcance.

 

5.- Dinámica cerrada de arriba-abajo y de abajo hacia arriba.

 

Matriz teórica para el análisis de la política pública

 

-        1.- Myriam Cardozo: se tomará la evaluación de las políticas en la perspectiva a priori y a posteriori de la implementación. Se tomarán estos elementos y se integrarán a la propuesta en una reingeniería de procesos de evaluación cambios cualitativos constantes.

 

-        2.- Joan Subirats: De las aportaciones del autor se tomará principalmente la consideración del contexto en la formulación de la política pública. En éste caso se tendrá un análisis de antecedentes y actualidad del campo desde el materialismo histórico.

 

-        3.- Simon: Se retomará el concepto de mínimo satisfactor. Este se traduce en el presente escrito como un mínimo de producción entre los agricultores, precio de venta y precio de producción que permita mantener a flote la producción alimentaria.

 

-        4.- Luís Mendez: La principal aportación que será retomada será la concepción de las políticas como variables dependientes e independientes. Para efecto de éste programa, se considera un híbrido dinámico de política pasiva (institución-agricultores), activa (agricultores institución, mercado). Por lógica se tiene una política de mediano a largo alcance.

 

-        5.- Wildawsky: Se tomará su modelo de instrumentación de Bottom-Up y Top-Down (abajo-arriba y arriba-abajo).Se utilizarán ambos esquemas, y se entenderá lo siguiente de esta dinámica: Abajo-Arriba.- de la organización de agricultores al mercado. Arriba-Abajo, apoyo de la institución correspondiente al Capital Constante de los productores.

 

Marco normativo

 

Plan Nacional de Desarrollo

 

El Plan Nacional de Desarrollo, derivado del artículo 26 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, plantea de modo general la planeación estratégica que adoptará el poder Ejecutivo para ser implementada durante el periodo sexenal.  El Plan Nacional de Desarrollo, contempla una visión del desarrollo económico sustentable en el aspecto de la creación de riqueza sin erosión de la naturaleza. Pues se espera que el crecimiento económico por sí mismo. No obstante, la visión del desarrollo económico se basa en el neoliberalismo que se traduce en una economía desregulada de desarrollo exógeno que sólo puede capitalizarse por inversiones extranjeras.

 

Esta visón de la economía se traslada al desarrollo de la producción agricultura. De acuerdo a cifras oficiales, el comercio agropecuario y pesquero alcanzó la cifra de 29 mil millones de pesos rediciendo el déficit del 60. 9%  en 1994 al 15. 3% en 2006. Sin embargo la productividad del campo es despreciable al representar sólo el 25% de la producción industrial (PND, 2006: 113); y ello considerando que México no es un país industrializado. Sin embargo, las estrategias se basan en diversos apoyos monetarios al campo, fomento de ciertos cultivos y certeza jurídica en la tenencia de la tierra. Estas medidas muestran un bajo entendimiento en la comprensión del abandono de los trabajadores de la tierra, además de no precisar precisamente cómo dichos lineamientos aumentarán la producción agrícola.

 

Peor aún, se considera que el incentivo a la producción es la comercialización en el mercado global y la generación de biocombustibles. Ambas medidas están destinadas por su naturaleza a generar inflación en los productos primarios.  Se espera que la importación de insumos mantenga el nivel de precios, pero ello sólo puede lograrse lesionando aún más la débil producción nacional. De igual modo se plantea una estrategia que pueda mantener la ganancia en la producción que se menciona como de “valor agregado” sin especificar sus mecanismos de acción. En resumen, las propuestas plasmadas en el PND se fían más de la circulación que de la producción con estrategias destinadas a empeorar los términos del intercambio comercial desigual y el desgaste de la naturaleza.

 

El Plan Nacional de Desarrollo debería contemplar en el desarrollo agrícola (y en general en las actividades económicas) un desarrollo desde el mercado interno antes que el mercado exterior.

 

Tratado de Libre Comercio para América del Norte

 

Mencionado tratado hace referencia a la liberalización, desregulación y privatización del comercio entre Canadá, Estados Unidos y México. Se postula la liberación de barreras arancelarias y  postulo modificaciones en el marco jurídico al especificar directamente el retraimiento del Estado en las actividades económicas. La normatividad es muy específica en cuanto al desmantelamiento de los monopolios estatales. 

 

En el artículo 1502 (Monopolios y empresas del Estado), Ninguna disposición de este Tratado se interpretará para impedir a las Partes designar un monopolio. Al momento de la designación procurará introducir en la operación del monopolio condiciones que minimicen o eliminen cualquier anulación o menoscabo de las ventajas que deriven. Cada una de las Partes se asegurará, mediante el control reglamentario, la supervisión administrativa o la aplicación de otras medidas, de que cualquier monopolio de propiedad privada que la Parte designe, o gubernamental, que mantenga o designe. Pero indirectamente no impide la entrada en la economía mexicana de monopolios extranjeros desarticulando la susodicha competencia.

 

Entonces los términos del intercambio son desiguales. El hablar del intercambio desigual es hablar de de la desigualdad de modos de producción sometidos. “Cuando la diferencia entre las remuneraciones del trabajo es superior a la que caracteriza a las productividades” (Amín, 1984: 60). Al existir bajo o nulo C.C con una baja acumulación de capital (entendiendose que la fuerza de trabajo aún posee acceso a imperfectos medios de subsistencia) o sin relaciones trabajador-capitalista lo productos sólo pueden competir reduciendo el valor de su fuerza de trabajo obteniendo menores salarios. En el mismo tiempo de trabajo y creación de valores hay diferentes productividades y remuneraciones. La diferencia estriba en que en la formación social capitalista el salario real aumenta al ritmo de la productividad, mientras que en la formación social sub capitalista la productividad se estanca o desaparece al tiempo  que los salarios se deprimen. Al no poder competir en la producción, estas formaciones sociales terminan ofertando su fuerza de trabajo.

 

Mucho más contradictorio sobre el tratado comercial, sobre las privatizaciones, concentración de capitales y desigualdad social resulta el artículo 1503 sobre las empresas del Estado que reza del siguiente modo. Nada de lo dispuesto en este Tratado se interpretara para impedir a una Parte mantener o establecer empresas del Estado. Cada una de las Partes, mediante el control reglamentario, la supervisión administrativa o la aplicación de otras medidas, se asegurará de que toda empresa del Estado y cualquier otra empresa propiedad o bajo control de una Parte mediante participación accionaria. Cada una de las Partes se asegurará de que cualquier empresa del Estado que la misma mantenga o establezca, otorgue trato no discriminatorio a las inversiones de inversionistas de otra Parte en su territorio, en lo referente a la venta de sus bienes y servicios. Sin embargo, cuando hay una clara desigualdad cambiaria, la existencia de empresas de amplia participación estatal resulta un método muy efectivo de mantener la política exportadora de capitales o de importación de los mismos.

 

En realidad, Los efectos del TLCAN en la economía mexicana han sido devastadores al acentuar la dependencia económica de los Estados Unidos. Es necesaria un renegociación de mencionado tratado comercial, de tal modo que permita reiniciar un proceso productivo autónomo.

 

Ley Federal de Competencia

 

México posee también sus leyes anti monopólicas, esta Ley tiene por objeto proteger el proceso de competencia y libre concurrencia, mediante la prevención y eliminación de monopolios, prácticas monopólicas y demás restricciones al funcionamiento eficiente de los mercados de bienes y servicios.  En su artículo IV se establecen en sus funciones que la Comisión Federal de Competencia es un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, contará con autonomía técnica y operativa y tendrá a su cargo prevenir, investigar y combatir los monopolios, las prácticas monopólicas y las concentraciones, en los términos de esta ley, y gozará de autonomía para dictar sus resoluciones. Para efectos de esta Ley, se entenderá por Secretaría, la Secretaría de Economía, y por Comisión, la Comisión Federal de Competencia. Que sin embargo en la realidad quedan rebasadas, tómese el ejemplo de Telmex, Televisa y Maseca. Este fenómeno de aglutinación económica crea no sólo desigualdades sociales importantes sino improductividad y estancamiento económico.

 

En su capítulo III, este ordenamiento jurídico establece que para los efectos de esta ley, se entiende por concentración la fusión, adquisición del control o cualquier acto por virtud del cual se concentren sociedades, asociaciones, acciones, partes sociales, fideicomisos o activos en general que se realice entre competidores, proveedores, clientes o cualesquiera otros agentes económicos. La Comisión impugnará y sancionará aquellas concentraciones cuyo objeto o efecto sea disminuir, dañar o impedir la competencia y la libre concurrencia respecto de bienes o servicios iguales, similares o sustancialmente relacionados.

 

Esta ley, a pesar de su carácter histórico contradictorio (la competencia llevará ala concentración monopólica), deberá ser aplicada como una condición económica que permita la introducción de nuevos productores.  

 

Actores participantes y relaciones de poder

 

De acuerdo al planteamiento anterior, se consideran que los principales actores en la situación actual del campo mexicano son:

 

Número

Actores participantes

Interés específico

Describa la influencia que ejerce con la política pública seleccionada

Beneficios

Observaciones

 

SAGARPA

Aumento de la productividad y bienestar de los campesinos

Es instancia legal y autorizada para dar apoyos monetarios, materiales y humanos

Legitimidad del gobierno y sus instituciones

 

 

UACM

Prevención del déficit público

Se aporta el conocimiento y la organización de la problemática y la solución.

Reconocimiento y la legitimidad de la institución de educación pública

La UACM no se beneficiaría mucho de la implementación de la política pues la mayor cota de legitimidad sería para la institución de gobierno.

 

Agricultores

Mejora en su calidad de vida

 

Mejora en sus ingresos monetarios

Son los productores directos y los implementadores de la política pública

 

Son los intermediarios económicos

Incremento del ingreso

 

Producción de alimentos sustentable

 

Apoyo a la soberanía alimenticia y económica

 

Apoyo a reducir el futuro déficit público

La figura del agricultor se debe identificar con el del comerciante con el propósito de disminuir los costos de producción eliminando a los intermediarios

 

MASECA

Su interés se basa en mantener su mercado cautivo.

 

Aumentar su tasa de ganancia

Pueden incidir negativamente en la política, al encontrar competencia que les forzaría a disminuir sus precios de venta a los consumidores.

 

Es necesario un respeto de las leyes antimonopolicas

 

Consumidores

Obtención de mejor calidad y disminución de los costos del producto

Son el principal incentivo productivo

Se espera que obtengan un producto de buena calidad, saludable y nacional

 

 

 

 

 

El proceso de la política pública (no. 2)

 

Antecedentes históricos desde el materialismo histórico

 

Las políticas del campo mexicano durante el siglo XX se han visto estrechamente ligadas y afectadas por las políticas de industrialización mexicana que terminaron sacrificando un intento por otro. De igual modo se observa un régimen de propiedad y producción inadecuado, así como de políticas inadecuadas.

 

La estabilización política de México se alcanzó hasta la creación de un sistema centralizado de partido hegemonico en 1929, obra de Plutarco Elías Calles. El gobierno post revolucionario considero que la intromisión económica extranjera en México podía revertirse creando una industria nacional de tipo capitalista, “ese tipo de conducción económico-social se explica en la medida en que la viabilidad... del Estado...pudiera armonizar...los diferentes intereses” (Moreno, 2006: 126). Incluso, se procedió a las nacionalizaciones en la década de los treinta, donde la industria del petróleo resulto la más visible de las acciones soberanas.

 

El modelo de estatal que México utilizaría en lo sucesivo hasta 1982 se le conoce como Estado desarrollista o interventor. Una de las prerrogativas del gobierno revolucionario era el asunto de la tierra, ya que tras diez años de guerra civil había prometido restituir terruños al campesinado. Si bien, una de las condiciones para el capitalismo es la apropiación de los medios de producción, por una clase, para convertirlos en propiedad privada. De hecho, esto fue una de las acciones del porfiriato que podría haber logrado un impulso capitalista, no obstante la dependencia económica generó condiciones socio-económicas pavorosas. Por lo tanto, el presidente Lázaro Cárdenas procedió a repartir cierta cantidad de tierras en ejidos tomándolas de las haciendas. Él intentó hacer una política-económica de conciliación entre hacendados y campesinos, donde apoyó más a los primeros.  La indecisión del asunto agrícola, resultaría fatídica para el futuro de México.

 

Para generar una industria nacional, se recurrió a la inflación de precios, a los aranceles, compra directa de compañías por el Estado y soporte estatal. En los años treinta, el gobierno ordenó una sobreimpresión de papel moneda; de ese modo, el Peso perdería valor y los precios en general se elevarían. El excedente de la diferencia de pagos el gobierno la tomaría para crear un ahorro interno que utilizaría en la forja de una infraestructura.

 

Se consideró que el excedente en la producción agrícola debía financiar la industria. De hecho, la banca nacional dejaría de solventar apoyos al campo de manera paulatina. Únicamente se generó un soporte a regadíos en el norte del país.

 

A mediados de los 40ś, comenzó un proceso de inflación en México. Las empresas redujeron su producción, los salarios disminuyeron e iniciaron los despidos, y el mercado interno se redujo. De hecho se flexibilizó la entrada de productos extranjeros para subsanar la deficiencia en bienes acabados. La producción mexicana se enfocó, mayoritariamente, a las materias primas en el mercado externo. De no tomarse medidas, México pronto se encontraría en una profunda crisis.

 

La solución a la creciente inflación la presentó el modelo de desarrollo estabilizador. El gobierno, esperaba disminuir la inflación sufragando cierta cantidad de gastos. Para evitar una caída de la producción, literalmente el Estado mantuvo a la industria pagando cierta cantidad de su elaboración para reducir su costo en el mercado incluso, “la dependencia tecnológica ha conspirado contra el empleo por que...las técnicas...importadas han sido ahorradoras de mano de obra” (Gollás, 2003, 231). Se implementaron programas de asistencia social. Para mantener la moneda con una paridad fija con el dólar, el gobierno gastó importantes cantidades de su propia moneda para controlar la tasa de cambio, medida que no cambió hasta los 80ś. La mano de obra desempleada se utilizó en la construcción  urbana e infraestructura en general. “Se buscó financiamiento externo...la estabilidad de precios se convirtió en la meta central...al grado de obstaculizar el desarrollo”. (Gollas, 2003: 232) que durante algún tiempo logró subsanar la situación.

 

El campo mexicano al ir perdiendo subsidios del Estado para reubicarlos en la creación industrial, este comenzó a ser ineficaz, al grado de no poder solventar la demanda de las ciudades y la industria. En el sur de México, la agricultura se convirtió prácticamente de autoconsumo, en cambio en el norte, el campo desarrolló sus actividades para la exportación.

 

El periodo de desarrollo hacia adentro, intentó mejorar la situación concentrando los esfuerzos en la consolidación de un mercado interno para nuevamente lanzarse al exterior. Pero las cosas ya eran diferentes a los 40ś. La industria se volvió virtualmente inoperable, pues su calidad fue en detrimento. Se permitió la entrada de compañías maquiladoras en el norte de México para absorber el desempleo. De hecho, México inició la compra de bienes manufacturados para el mercado interno, dado que su producción nacional era insuficiente El enorme gasto del gobierno solo conseguía generar mayor deuda externa y una situación de crisis.

           

De manera increíble, el Estado mexicano debió comprar materias primas del extranjero para subsanar las necesidades de la ciudad y el industrialismo. La contribución del campo en el Producto interno Bruto se convirtió en secundaria. De manera creciente, la nación mexicana retornaba a la tradicional dependencia.

 

Actualidad de la problemática del campo mexicano

 

Actualmente en México la crisis alimentaria se ha ido acentuando poco a poco por los distintos cambios políticos, económicos y sociales  impuestos por las políticas neoliberales. Con la entrada del TLCAN la situación del campo empeoro, se agravo el problema de la desregularización  del sector agroalimentario, así como la perdida de la soberanía alimentaria y la identidad.

 

El proceso se dio entre México y Estados Unidos en 1990 y en Canadá en 1991 con George Bush, Carlos Salinas y Mulroney. En junio de 1991 México negoció la liberación de barreras arancelarias y  postulo modificaciones para el marco jurídico de la agricultura y pone fin a la estructura agraria. Para finales de 1993 se aprueba el TLCAN en México. En el senado hubo 56 votos a favor y 2 en contra y causa impresión ver que el país menos beneficiado fue el que menos controversia tuvo.  EL 1º de Enero de 1994 entró en vigor.

 

Víctor Acuña y Myrna Alonzo (2000) dicen: El TLC no tiene consideraciones especiales para el país menos desarrollado en este caso México,  lo peor es que no se ven las ventajas que podría sacar México ante el país más poderoso del mundo, pues el principal problema que tienen en el clausulado es dar trato igual a desiguales. Además de que el TLC restringe la capacidad que tiene México de impulsar  su desarrollo. Esto aunado a los cambios que ha impuesto la globalización al desarrollo latinoamericano al pedir exigencias de” apertura comercial” que representan condiciones desventajosas para los países subdesarrollados frente a las grandes potencias.[1]

 

Para México el TLC implicó que la economía fuera cada vez más abierta, tanto que el 68% de su comercio total es con EU y las exportaciones aumentaron pero eso no significó ni mayor riqueza, ni mayor bienestar y mucho menos ha significado modernización.

 

Se ha calculado que en el sector del maíz, con la liberación de los cereales un gran porcentaje de la fuerza del campo será obligado a emigrar. México tiene una agricultura deficitaria y sólo se basa en la subsistencia, no alcanza la autosuficiencia alimentaría en cereales, maíz y trigo. México tiene una crisis de insuficiencia de granos alimenticios. Lo que trata de hacer el TLC es sacar a los productores ineficientes, por lo que miles de campesinos pobres se verán arruinados y México pasará a depender de EU en materia alimentaría (Bartram, 2003).

 

Víctor Acuña Soto (2000) estima que aproximadamente quedarán 800 mil campesinos. Verán  su modo de vida arruinado por la liberalización del mercado y a esto se le suma la eliminación de cualquier subsidio. La diferencia entre producción EU-Canadá-México es de una a diez, los subsidios serán desplazados por empresas que explotarán con métodos modernos no importando sin son extranjeros o nacionales. Se busca ahorcar económicamente a los ejidatarios, es decir reanudar el proceso de acumulación originaria, provocando que ellos se conviertan en peones de sus propias tierras. En México hay 4 millones de granjeros pobres a causa de las políticas económicas. Hasta los años 70 México era exportador y después se convertiría en importador (Proceso, 1991).

 

Tres perspectivas del campo mexicano:

 

A. El campo homogéneo de los negocios: El campo como un gran negocio capitalista moderno; altamente productivo gracias a los avances biotecnológicos, incluidos ahí los organismos genéticamente modificados; totalmente abierto al libre comercio, y orientado a la explotación de grandes extensiones, al tipo de las mega plantaciones de soya en Brasil y Argentina; es decir, con una orientación al monocultivo y no a la granja diversificada, basándose en la teoría de las ventajas comparativas. Se trata de un campo dominado por la lógica de la ganancia, de la producción de valores de cambio, cuya propiedad está concentrada en unas cuantas agroempresas multimillonarias, con uso intensivo de la tierra, el agua y los agroquímicos. De él se han expulsado la biodiversidad y la humano diversidad. Aquí los pequeños propietarios ocupan tierras marginales; la producción de ellos no cuenta más que para su propia subsistencia y no pueden aspirar siquiera a emplearse como jornaleros pues, dado el desarrollo tecnológico, se usa poca mano de obra. Este escenario sería muy probable en países con alta capacidad de inversión en el campo, con un porcentaje muy bajo de la población en el sector primario y condiciones agroclimáticas muy favorables: Estados Unidos, Francia, Australia, o hasta cierto punto Argentina.

 

B. El campo anémico y violento: Sería el resultado más lógico de tratar de imponer a toda costa el modelo anterior en las condiciones del agro mexicano: el desorden social, la destrucción de las comunidades, de las identidades colectivas, de las formas de producción tradicionales y del medio ambiente: unas cuantas y muy grandes explotaciones prósperas junto a millones de campesinos en una miseria todavía más terrible que la actual. El agro mexicano se convertiría en un espacio tan violento como muchas de las ciudades fronterizas donde se ha impuesto el modelo maquilador y ha sentado sus redes el crimen organizado. Incluso el capital social tan valorado por las organizaciones como el Banco Mundial tendería a desaparecer, pues habría muy pocos incentivos para la actividad comunitaria organizada. Por otro lado, la explotación intensiva del suelo, del agua y de los bosques, y el empleo de transgénicos y de agroquímicos tendería a provocar un colapso ambiental y productivo en diversas regiones del país, como ya se ha producido por la sobreexplotación de mantos en La Laguna, en la Costa de Hermosillo y en varias regiones de Chihuahua. En este escenario la diversidad no desaparece, pero no hay un reconocimiento, sino un enfrentamiento con violencia entre los diversos.

 

C. El campo diverso, justo y sustentable. Es el que resultaría de triunfar el proyecto de los campesinos e indígenas organizados, como las comunidades zapatistas de Chiapas o las organizaciones aglutinadas en la campaña Sin Maíz no hay País. Su pivote fundamental es la soberanía alimentaria: es la producción sustentable de alimentos de calidad, suficientes y de acuerdo con las tradiciones culturales de las comunidades, de las regiones, de la nación, de tal manera que al tiempo que genera buenas condiciones de vida para los productores, sobre todo campesinos e indígenas, proporciona alimentos accesibles a los consumidores y contribuye con esto a la soberanía nacional. Tiene cuatro características básicas: produce sobre todo valores de uso y no se orienta al lucro; hace un uso sustentable de los recursos naturales y conserva la biodiversidad, sobre todo la dotación genética de semillas nativas y criollas; se basa en la explotación diversificada: combinación de cultivos, ganadería de traspatio, agregación de valor mediante la transformación inicial de algunos productos por la familia campesina; y parte de los mercados locales y regionales. A contrario de lo que muchos piensan, no es un modelo excluyente: no somete a la agricultura capitalista, pero tampoco se subordina a la lógica de ésta. Como las diferentes experiencias de economía social, puede convivir con otros modelos económicos, pero su propósito es que sus beneficios se extiendan y cada vez cubra más población. Un campo de este tipo, también –a contracorriente de lo que señalan los neoliberales cuando dicen que el libre comercio favorece la integración de las comunidades y la democracia– es propiciador de la participación democrática desde las comunidades y desde lo local; de formas de democracia directa y participativa muy favorecidas desde el asociacionismo y el cooperativismo de los productores (Jornada, La Jornada).

 

La propuesta

 

A decir verdad, una división de la tierra donde existe pequeña y mediana propiedad, no puede generar una producción elevada de bienes, dado que las personas que habitan la tierra deben destinar parte de su propiedad a la vivencia y autosubsistencia, dejando una porción menor a la producción, siendo esto un modelo económico inviable en un ambiente de capitalismo o de una amplia demanda de alimentos. En cambio, en una propiedad de privada de grandes extensiones ocurre lo contrario, dejando un gran excedente para el mercado, pero una amplia desprotección social. Sin embargo, la repartición de la tierra en pequeñas y medianas propiedades resulta políticamente deseable, porque genera una adhesión sincera al Estado. Por otro lado, una organización agrícola de grandes propiedades brinda al Estado una gran fuerza monetaria, aunque deja de lado la lealtad de la población rural causando grandes estragos sociales.

 

En otros contextos históricos el modelo de agricultura capitalista era viable y deseable al existir un proceso de creciente industrialización que absorbía la mano de obra campirana, engrosaba las ciudades y esto servía como incentivo para la producción agrícola mecanizada. En el México actual se llevó a cabo un proceso de acumulación originaria incompleta de una mecanización e industrialización que posee las desventajas del modelos agrícola capitalista sin sus ventajas, es decir; baja protección social con baja productividad con rasgos de subsistencia. Sin embargo sería un error pensar en la distribución de la propiedad agraria sólo en pequeñas y grandes unidades de propietarios únicos, pues en realidad la existencia del sistema ejidal.

 

Entonces el contexto agromexicano es la existencia de grandes extensiones agrícolas de tipo capitalista (alta capitalización con baja fuerza de trabajo), el ejido y la pequeña propiedad.

 

Con el propósito de realizar un parámetro que permita diagnosticar el grado de desarrollo de la producción agrícola en la región seleccionada.

 

En vista de éste panorama, se plantean las siguientes medidas de orden jurídico político como preparación a cualquier programa de incentivo productivo:

-        Renovación del sistema de tenencia colectiva de la tierra con la unión de pequeñas parcelas hasta constituir una gran extensión, considerando un sistema doble de pequeña propiedad privada y gran propiedad explotable protegiendo al campesino con la posibilidad de aumentar la productividad.

-        Seguridad jurídica en la tenencia colectiva de la tierra, cuestión que permite la obtención de créditos bancarios y una facilidad en el proceso de acumulación.

-        Protección arancelaria a los productos agrícolas a producir, siendo el incentivo mercantil el abastecimiento a la zona metropolitana.

 

Como objetivos del Programa de Incentivo a la Producción Alimenticia de Granos

 

Cuadro de diagnostico y de gestión (no. 2)

 

Con el propósito de unir los postulados del materialismo histórico con la administración pública, se han sistematizado los grados de concentración económica campirana y sus posibilidades productivas de acuerdo a su acercamiento a la capacidad de producción agricola capitalista.

 

Variables productivas

pequeña

mediana

grande

Disponibilidad  de agua.

Pluvial o estacional

Mixta: pluvial con sistema de regadío

Uso exclusivo de sistema de regadío

Intensidad del uso del suelo o tiempo de barbecho.

Tiempo cero de barbecho

Hasta un año de barbecho

Más de un año de barbecho.

Uso de Capital Variable (CV)y Constante (CC).

Trabajo no asalariado con labor animal.

Trabajo asalariado con labor animal. Composición orgánica de CV mayor a 50%

Trabajo asalariado con maquinaria. Composición orgánica de C.V hasta 50%

Trabajo asalariado y mecanizado. Composición orgánica de C.V menor 50%.

Concentración de la propiedad.

Pequeña parcela o muchos propietarios.

Mediana parcela o pocos propietarios

Gran parcela o un sólo propietario

Producción total destinada al mercado.

El 100% de la producción se destina al mercado

Hasta el 75% de la producción se destina al mercado

Menos del 50% de la producción se destina al mercado.

Producción al año en cosechas.

Una cosecha

Hasta dos cosechas

Hasta cuatro cosechas.

 

De acuerdo al análisis que se ha realizado, se puede observar que el campo se encuentra en el primer nivel  de producción de campo (marcado con rojo), consistente con técnicas de producción semicapitalistas. La tendencia que se tiene es lograr cotas de producción capitalista sin las desigualdades y malestares sociales que provoca (marcado en azul).

 

5.- El proceso de las políticas públicas

 

Número

Diseño

Instrumentación

Evaluación

Control

Otras fases a considerar

Fundamentación teórica

1,2, 3, 4, 5 y 6

La política pública se encamina para aumentar la producción alimentaria para disminuir el monto de importación de granos y el futuro déficit presupuestario.

Es por medidas organizacionales y productivas para adoptar por parte de asociaciones de agricultores.

 

Modelos:

 

Reingeniería de procesos administrativos y productivos cada ciclo productivo (cosechas de 6 meses), considerando: objetivos, actividades (producción, administración, mercadeo)

Evaluación constante considerando 3 tiempos:

 

Antes.- evaluación-planificación /administración.

 

Intermedia.- evaluación-mercadeo/producción.

 

Después.- evaluación-producción/consumidores.

Indicadores cuantitativos.

 

Control externo UACM.

 

Control interno agricultores.

No se considera necesario

Myriam Cardozo: evaluación de políticas a priori y a posteriori de la implementación. Se unirá esta propuesta a la reingeniería de procesos de evaluación cambios cualitativos.

 

Joan Subirats: consideración del contexto. En éste caso se tendrá un análisis desde el materialismo histórico.

 

Simon: mínimo satisfactor. Se debe considerar un mínimo de producción entre los agricultores, precio de venta y precio de producción.

 

Luís Mendez: las políticas como variable dependiente e independiente. Se considera un híbrido dinámico de pasiva (institución-agricultores), activa (agricultores institución, mercado). También una política de mediano largo alcance.

 

Modelos:

 

Abajo-Arriba.- de la organización de agricultores al mercado

 

Arriba-Abajo.- Apoyo de la institución correspondiente al Capital Constante. De los productores.

 

                                                                      

Como objetivos del Programa de Incentivo a la Producción Alimenticia de Granos se tendrán:

 

  • Objetivos Pasar de la pequeña producción a la mediana producción agrícola en el mediano plazo. Esto significa alcanzar las siguiente metas:
  1. Disponibilidad del agua: mixta
  2. Intensidad del uso del suelo: tiempo de barbecho cero
  3. Uso del Capital Variable y Constante: composición de al menos 50% de cada uno.
  4. Concentración de propiedad: mediana
  5. Producción destinada al mercado: alta
  6. Producción al año en cosechas: mediana, dos cosechas al año.

 

  • Objetivo: Producción agrícola sustentable. Se buscará que la producción de bienes se realice con procedimientos que no alteren el ambiente y mantengan la productividad. Las actividades correspondientes serían:

 

1.- Área destinada a la composta obtenida del gabazo y sobrantes de la producción no mercantilizables.

2.- Producción evolutiva de semillas, es decir seleccionar  la semilla cada ciclo productivo para la siembra. Se deben considerar injertos en los cultivos que así lo permitan con la finalidad de mejorar la calidad de la producción.

3.- Siembra de especies complementarias, por ejemplo: soya-maíz, soya trigo.

4.- Almacenamiento de lluvia que será utilizada fuera de la época de temporada de lluvia. Sí se cuenta con un sistema de almacenamiento del agua y regadío, la productividad se multiplica por 100 al no depender del ciclo natural.

5.- Insecticidas naturales: especies depredadoras naturales, por ejemplo, la catarina se alimenta del pulgón.

 

Resultado:

 

Cantidad de producción en crecimiento en determinado tiempo decreciente.

 

Beneficio:

 

Calidad del producto en promedio. Un producto alimenticio de mayor tamaño, peso y libre de agentes patógenos.

 

Criterios de control

 

Número

Criterios de control

Descripción

Observaciones

3

Peso y dimensiones del producto

En la cosecha debe existir un control de calidad, que en éste caso, es que a mayor tamaño sea un mejor producto.

 

3

Análisis de la composición química del suelo

Un suelo fértil debe poseer carbono, nitrógeno, fosforo en un mínimo indispensable y de fácil análisis.

3

Valor del producto (medido en dinero)

Valor neto de la producción medido en toneladas. Es decir la cantidad de trabajo y plusvalía que se requiere para producir una tonelada de producto sin considerar el precio de venta

 

3

Saldo del valor del producto (medido en porcentaje)

Se mide la cantidad de trabajo humano invertido, medido en salario (CV) respecto a los insumos y maquinaria (CC) medidos en dinero. Ambas cifras se transforman en porcentajes con la finalidad de analizar la composición de la producción.

 

 

Indicadores desglosados.

1.- Valor del producto (medido en dinero).

Pr = incógnita

CC= Capital constante (sumatoria de insumos y maquinaria)

CV= Capital variable (sumatoria de salarios)

P= Plusvalía (grado de explotación)

M= Precio de la mercancía (precio de venta)

La formula es la siguiente:

Pr = CC+CV+ (M – CC – CV)

 

2.- Saldo del valor del producto (medido en porcentaje)

                          CV  =  CC

                

        P          (.100)   =   [    CC      ]  (.100)

        CV                          CC + CV

El CC no debe de ser inferior al CV (50% - 50%), siendo ésta la condición de producción mínima.

 

Estos indicadores son útiles como mecanismos de control de la producción. Pero es necesario tener parámetros cuantitativos del impacto del presupuesto en la producción en si y el posible beneficio  social que ello significaría en los agricultores. Se considerará que resulta mas efectiva una participación gubernamental en la producción no con un subsidio al precio de venta sino con un apoyo al Capital Constante que disminuiría los costos de producción facilitando la acumulación de capitales para los siguientes ciclos. De igual modo, una poyo al Capital Constante favorecerá menores precios de venta, sin alterar la estructura de gasto gubernamental ni la de los productores. Se estaría hablando de un efecto renta sin contravenir a la ley del valor trabajo.

Bienes de

consumo

Con un apoyo sobre el CC se

Tenderá a consumir mayores bienes

Salario. Ya sea desde el inicio de

La política o en los primeros ciclos

productivos.

o bienes

salario

medidos en

dinero

 

                       Capital Constante consumido medido en dinero

 

Indicadores de beneficio

 

Auxilio a la producción

Ax = Auxilio a la producción

Pr = Valor del producto

Ap = Apoyo del programa aportado al CC

Go = Gastos de operación (costo total de programa – gasto corriente)

Pa = Presupuesto anual del programa

Pr1 = Valor del producto menos el apoyo al CC

 

Ax =  (Ap) 100                Ax =                        (Pa – Go) 100

         (Pr1 – Ap)                      CC - (Pa - Go) + CV + (M – CC (Pa – Go) - CV)

Impacto social

 

Número

Descripción de la metodología

Variables y/o indicadores

Impacto social (cuantitativo y/o cualitativo)

1

Presenta una pléyade de métodos evaluativos que descienden, principalmente, de dos momentos: a priori (antes de la instrumentación del programa) y a posteriori (después de la implementación del programa)  los análisis de racionalidad técnica (estudios cuantitativos y de factibilidad financiera) y política (estudios cualitativos y el logro de objetivos políticos).

 

De acuerdo a esta metodología se requiere hacer una evaluación cuantitativa anterior y posterior. Si bien, en la política del PIPAG se utiliza una evaluación de tres tiempos en reingeniería. Sin embargo la evaluación del beneficio a la producción sólo puede realizarse en cada ciclo de la producción

Indicadores que consideren en cada una de los ciclos de la producción e intercambio:

 

Valor del producto

 

Presupuesto anual del programa

 

Gasto corriente de operación

 

 

Los indicadores serán de tipo cuantitativo, donde se considera que el costo de producción debe ser menor que el beneficio social.

 

Beneficio a la producción medido en porcentaje

 

Bp = Beneficio a la producción

 

Ap = Apoyo del programa aportado al CC

 

Ax = Auxilio a la producción

 

 

Ax =    Ap (100)

               Ax

 

Relación entre beneficio e impacto social

 

 

Número

Gasto de operación

Impacto social

Resultados/beneficio

 

Gasto de la política se calcula en los gasto de una hectárea de producción. El gasto total se obtiene de la sumatoria de los terrenos volcados a la producción.

 

Es de considerar que de realizarse las medidas anteriormente planteadas, los costos tenderán a ser menores que los beneficios otorgados.

El impacto será medido en dos momentos de acuerdo al método del costo-beneficio.

 

Antes de la producción: costo de producción- beneficio social.

 

Después de la producción: costo de producción-beneficio social.

Resultado:

 

Cantidad de producción en crecimiento en determinado tiempo decreciente.

 

Beneficio:

 

Se tendrá un beneficio social cuantificable en un mayor ingreso de los agricultores respecto al IVA y la inflación

 

Indicador de beneficio social

 

Se debe considerar un indicador que permita conocer el impacto del programa y la producción en el ingreso real del agricultor, que en última instancia es la razón del ser del programa.

 

ΣMM = Ingreso total en cada lapso productivo (6 meses)

Tasa de inflación (Ti) = 4.3 %

Gastos totales (Gtm (6)) o costo de la canasta básica semestral = $147 diarios = $26 460

Im = impuesto del que se considerará un 17 % de IVA  (Gtm (6)) .17)

Poder adquisitivo de la producción (Pd) = x. Este se mide en saldo + (superávit) o – (déficit) y en su caso 0

 

Pd = [ [ ΣMM (Ti (.01) ] -  ΣMM – [(Gtm(6)) .17] ]  -  [ [Gtm (6) (Ti (.01))] + Gtm (6) ]

 

 

Capacidad institucional

 

Comisiones

Servicios

 

Número

Institución responsable de la instrumentación

Atribuciones

Organización general

4 y 5

SAGARPA

Fomento a la producción agropecuaria.

 

La difusión de diversos apoyos económicos.

 

Fomento a la investigación agrícola.

Se debe considerar una dinámica de instrumentación que sea en ambos sentidos verticales. Es decir, de arriba hacia abajo, pero de abajo hacia arriba.

 

Incluso una dimensión horizontal que considere agentes externos a los implicados en calidad de auxiliares.

UACM

La investigación y fomento del conocimiento al servicio público, con capacidad de participación externa y asesoramiento.

Número

Área responsable de la instrumentación

Organigrama

Funciones

4 y 5

UACM:

 

Estudiantes de licenciatura.

 

servicios

estudiantiles

Coordinación

académica

Programa de educación ambiental.

Consejo Universitario

Coordinaciones

de plantel

Rectoría

Diseño, difusión y aplicación de la política pública.

Comisiones

 


Supervisión de los procesos de la política

 

Programas

Educación

ambiental

Licenciaturas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


SAGARPA

 

 

Número

Presupuesto (gasto de operación)

Recursos humanos (funciones)

Recursos materiales (descripción)

4 y 5

vicepresidente

Las medidas son organizacionales esencialmente, tanto administrativas como productivas, con los mismos recursos disponibles, pero se contempla:

 

-Aumento de presupuesto.

 

-Apoyo institucional en los costos de producción (Capital Constante), con el propósito de crear un efecto renta.

Presidente

Evaluación

Producción

Mercadeo

Planificación

Tesorero

Consejo de Agricultores

Semilla: 10 costales de 60 kg por hectárea.

 

Capital Constante:  1Maquinas (tractor, aparejos, sistema de riego), aspersores portatiles.

 

2Fertilizante: sólo en las primeras fases.

 

3Insecticida: Sólo en las primeras fases.

 

Responsabilidades y funciones

 

 

Número

Responsables

Funciones

Observaciones

4 y 5

Sagarpa: departamento de área de recursos.

Brindar el presupuesto para la implementación de la política pública

 

Brindar personal especializado en agronomía

Desde la perspectiva de la institución se estará considerando la política de tipo medio largo alcance de tipo pasiva- activa. Debido a la naturaleza bidireccional de la presente política.

 

UACM: estudiantes y Programa de Medio Ambiente

Diseñar las políticas públicas.

 

Brindar asesoramiento en la implementación, evaluación.

Es imperiosa la vinculación de las propuestas pertinentes en la política

 

Agricultores: organización de productores

Organizar la producción

 

Organizar la administración

 

Realizar la venta de las mercancías, negociando el precio de venta con los consumidores.

Se requiere capturar la experiencia productiva y organizacional de los agricultores, mejorando sus aspectos en la línea señalada por la política.

 

 

Descripción de actividades

 

Número

Actividad

Descripción

Observaciones

1

Fertilizar el territorio

Composta con gabazo cada 6 meses. Considerando una porción inicial total de fertilizante artificial que irá disminuyendo conforme avance la producción agrícola. Como acelerador de la transformación del gabazo en fertilizante deben utilizarse gusanos de tierra.

 

Evaluación- planificación administrativa

Reingeniería de la misión, visión, objetivos, actividades en cada ciclo productivo y del proceso organizacional de ser necesario

2

Siembra de la semilla

Selección de la semilla a sembrar

Siembra de especies complementarias

 

Evaluación de la producción

Evaluación, mejora del método productivo

3

Supervisión del producto

Riego temporal con riego de almacenamiento de lluvia

Insecticidas naturales

 

Evaluación mercadeo

Determinación del precio de producción y fijación del precio de venta. Búsqueda de consumidores.

4

Cosecha-venta

Cosecha mecanizada.

 

Venta del producto.

 

Preparación del suelo para el siguiente ciclo.

 

Evaluación consumo

Evaluación de los ingresos, planificación del siguiente ciclo.

 

Diagrama de producción

 

 


Año de producción

 

Semestre 1

Semestre 2

Cosecha 1

 

 

 


Cosecha 2

Fertilizar el territorio

Siembra de la semilla

Riego y mantenimiento del cultivo

Cosecha

Fertilizar el territorio

Siembra de la semilla

Riego y mantenimiento del cultivo

Cosecha

Semilla 1

Semilla 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Diagrama de actividades administrativas

 

1.- Evaluación

  Planificación

  Administrativa

 

2.-Evaluación

    Producción

 

3.- Evaluación

     Mercado

 

4.- Evaluación

     Consumo

 

Tiempo en meses 1-1.5-2-2.5-3-3.5-4-4.5-5-5.5-6-6.5-7-7.5-8-8.5-9-9.5-10-10.5-11-11.5-12   

  

 

 

Conclusiones

 

En la presente política se sintetizado y modificado los postulados de cinco autores con el propósito de desentrañar la problemática del campo e intentar subsanarla. Con tal objetivo se han dejado de lado los supuestos de la escuela económica neoclásica para recurrir a la teoría del valor trabajo, decisión que permite calcular con exactitud los costos y precios independientemente de los caprichos de la oferta y demanda.

 

Del proceso histórico, inherente a la metodología utilizada, se ha determinado que la estructura del campo se debe a un proceso incompleto de acumulación originaria dando lugar a diferentes capacidades productivas y de propiedad de tipo semi capitalistas. No menos desastroso resulta el deficitario modelo de industrialización que desvió y no logró la formación de capital constante para ninguno de los dos sectores básicos de la economía.

 

Con mirada critica, se ha podido constatar que el marco jurídico y las estrategias de desarrollo económico no se orientan a una factibilidad autónoma. La estrategia se basa en la atracción de inversiones extranjeras que, como se señaló, en realidad destruyen la capacidad autóctona de producción y no generan desarrollo sino dependencia y expoliación de la naturaleza. En el campo se intenta conjuntar dicha contradicción mercantilista. De igual modo ocurre con el TLCAN y la Ley de Competencia Federal que en realidad constriñen cualquier intento de competencia y producción mexicana en el mercado interno. Es urgente una aplicación de las normas jurídicas antimonopólicas.

 

Por otro lado, y en tenor de lo mencionado anteriormente, se requiere un nuevo modelo económico de orden industrializador. Pero este modelo debe ser complementario a su vez aun nuevo modelo de producción agrícola, ambas orientadas más al mercado interno que externo, de desarrollo autónomo, sin ahorro excesivo de CV, logrando productividades semejantes a las capitalistas. La presente política se encamina a explora las bases de ambas planificaciones generales. Siendo esta quizá su mayor aportación.

 

Referencias bibliográficas

 

  • Álvarez, Lucia. Participación y democracia en la ciudad de México, pág. 16
  •  
  • Amín Samir (1984). “¿Cómo funciona el capitalismo? El intercambio desigual y la ley del valor. Siglo veintiuno editores. España. pp. 60.
  •  
  • Amín Samir (1981). “La ley del valor y el materialismo histórico”. Fondo de Cultura Económica, México. pp. 14.
  •  
  • Bartra, Armando. Cosechas de Ira. México, ITACA, 2003. Capitulo  cosechas de Ira.
  •  
  • Gollás Manuel (2003).”Breve relato de cincuenta años de política económica”. Ed. Océano de México, D.F. pp. 230, 231
  •  
  • La Jornada, http://www.jornada.unam.mx/2008/09/12/futuros.html, 12 de septiembre de 2008, Número 12, Directora General: Carmen Lira.
  •  
  • Ley Federal de Competencia. Poder ejecutivo Federal. Diario Oficial. Consultado el 10 de noviembre del 2010
  •  
  • Moreno, María Guadalupe (2005).” El neoliberalismo y la conformación del Estado subsidiario”. UAM-Xochimilco, D.F, México. pp. 126
  •  
  • Plan Nacional de Desarrollo (2007-2010). Poder Ejecutivo Federal. Diario Oficial. Consultado el 31 de mayo de 2010.
  •  
  • Revista Proceso Nº 784 NOVIEMBRE 11 DE 1991

 



[1]   Álvarez, Lucia. Participación y democracia en la ciudad de México, pág. 16

Licenciado en Ciencias políticas e involucrado en el mundo de las actividades académicas y sociales. Actualmente realizando investigaciones para distintos organismos gubernamentales y proyectos para el desarrollo económico.