Blogs

¿Autocritica destructiva? El síndrome de la pieza faltante

Ser autocrítico es una buena cualidad que nos permite conseguir objetivos y logros al poner en perspectiva nuestros avances y éxitos en la vida y evaluar los errores que podemos mejorar, pero una persona con autocrítica excesiva puede llevarla magnificar un fracaso pequeño, un defecto físico o intelectual por pequeño que sea a un nivel insospechado. Estas personas cuya autocrítica los lleva a obsesionarse con una mínima imperfección y aunque su aspecto exterior sea excelente se empeñan en encontrar algún defecto o debilidad de su carácter. Puede ser causado por una inseguridad emocional causada por una infancia difícil, posiblemente por una agresiva autoridad paterna o familiar.

Tal vez no lo sepan, pero pueden padecer un síndrome muy especial.

Son pocas las personas que, a pesar de padecer alguna limitación, física intelectual o de salud, reaccionan negativamente. Por el contrario, la mayoría tienen la sensación de incapacidad o inferioridad por culpa de la sociedad, de su entorno y de por sus familiares que les pueden atacar o criticar por estas limitaciones. Pero un ataque continuo y sin límites a la autoestimapuede llevar a una persona a sentirse insegura creyendo que de verdad lo que escucha es la realidad.

Como resultado de una inseguridad personal puede darse el extremo de sabotear su felicidad y éxitos personales, al obsesionarse con alguno de sus mínimos fallos o defectos. Y al compararse con los demás han tomado el camino de tratar de satisfacer las expectativas sufridas en la infancia o en el desarrollo de sus vidas. Por ejemplo, una persona con sobrepeso, al entrar a algún lugar solo ve a las personas delgadas, el calvo solo ve cabelleras abundantes, etc.

En estos casos tal parece que la persona se torna masoquista, pues ya se especializa en buscar las comparaciones más desfavorables olvidándose de sus propias potencialidades y cambiar en sus fortalezas y virtudes. Buscan lo que falta en su cuerpo y en sus vidas, en su entorno, puede llegarse a ver como algo que les falta, como perder peso, perder edad, falta de belleza, etc.

Las personas que sufren el síndrome de la pieza faltante tienden a sufrir un sentimiento de inferioridad que es originado por en muchas ocasiones por un solo fallo o inconveniente que se refleja y generaliza en toda su personalidad.

Por lo tanto y de acuerdo con esta forma, al exagerar la percepción de este “defecto” llega ser tan fuerte que si a una persona le faltan algunos dedos de la mano lo pueden llegar a convertir en un “invalido” que está “incapacitado” para compartir y competir y por lo tanto rehuye a sus contactos sociales y a sus sueños personales. Igual da si una persona usa silla de ruedas o no puede ver. Olvidar la capacidad es una forma de perder el potencial personal. Es necesario pensar en nuestras potencialidades y fortalezas. No importa si son unos kilos de más, si es una limitación física, o una meta en la escuela o el trabajo: Hay que ser autocríticos, pero con la finalidad de mejorar y superarnos, ver la belleza en nuestro cuerpo no de perder la autoestima.

El síndrome de la pieza faltante es justamente desear lo que no se posee, pero lo importante es disfrutar lo que ya tienes en la vida y claro, sacar lo mejor de ti aprendiendo a valorarte más.

Quienes viven bajo este síndrome pueden verse limitados para compensar o superar lo que consideran un defecto, una carencia un fracaso o una deficiencia, y toda su vida se convierte en una conducta de evitación u ocultación con la excusa de disimular sensación de fracaso o inferioridad.

Para algunos con un gran ego de machismo su autocritica destructiva (volvemos a la pieza faltante) sean sus cinco centímetros que según él le faltan para ser un “hombre completo” y por su baja estatura se considera un ser inferior frente a otros, de esta manera los hombres suelen mentir sobre su estatura de la misma manera que las mujeres mienten sobre su edad.

Muchos hombres de baja estatura en ocasiones son tipos presuntuosos y agresivos para compensar lo que consideran que les falta o todo lo contrario son tímidos e introvertidos para pasar desapercibidos. Este tipo de conductas son extrapolares a todos los demás casos de este síndrome.

Y no es de extrañar que los consultorios de psicología estén llenos de personas que no han logrado descubrir las ventajas que suponen superar este síndrome.

Algunos consejos para eliminar este síndrome.

 

-          Identifique y reconozca su “pieza faltante” Localice cual es y tome uno de estos caminos, reconózcala, y si es posible sustitúyala y haga todo lo posible de olvidarse de este defecto y concéntrese en las demás cualidades. ¡Ya que solo hay una forma de ver las cosas en su totalidad!

-          Acéptate a tí mismo: y en caso que no pueda conseguir su pieza faltante, asuma su propia identidad corporal e intelectual, transformando ese defecto en un estímulo, para lograr así superarlo con otras cualidades o habilidades y de esta manera opaquen este “vacío”.

-          Cultiva tu autoestima: Los juicios negativos que hace de sí mismo tienen un efecto negativo en su estado de ánimo. Ya que siempre se fija en su pieza faltante, y eso lo hace un desdichado, pero sí en cambio de congratula en sus cualidades reconocerá una persona completa y libre para ser feliz y continuar superándose en la vida.

 

La felicidad no consiste en tener lo que se quiere. ¡No sino en querer lo que se tiene!

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

Vane posted a blog post
¡Hola Victoria Sofía!
Sí, ese es el nombre que te vamos a poner ¿Qué piensas? Antes de nada, déjame…
Hace 2 horas
Planea tu Viaje posted a blog post
El mejor lugar para descubrir las ciudades antes de viajar. Dónde dormir, Dónde comer y qué ver en…
Sábado
Planea tu Viaje, Valerhy Gomez and Diego ochoa joined Revista Discover
Sábado
Hola mi nombre es valerhy, soy de Arequipa pero actualmente vivo en la bella ciudad del Cusco y tra…
Hola, me llamo Fernando, soy de la ciudad de Arequipa, pero actualmente me encuentro en la hermosa…
edison arias and Julian Porras joined Revista Discover
Viernes
Y bueno, mientras me estoy comiendo un cocido madrileño exquisito en el Restaurante Puerta Bisagra…
Si andas buscando un trastero o guardamuebles para alquilar por diversos motivos: mudanza, reforma,…
Julian Porras actualizó su perfil
Viernes
Maurice Boutique and Benjamin Collado joined Revista Discover
12 de Jun.
Más...