Anuncios

Artículos

Consigue una flora intestinal que te ayude a adelgazar

Consigue una flora intestinal que te ayude a adelgazar

La dieta tiene un impacto directo sobre el estado de tu flora intestinal. Te explico qué alimentos comer y en qué cantidades para garantizar su equilibrio y potenciar al máximo su efecto adelgazante.

Tomar probióticos como yogur, kéfir, chucrut, etc., favorece la presencia de bacterias buenas en el intestino. Pero para que el equilibrio de la flora sea duradero y te ayude a perder peso es imprescindible acompañarlos de otros alimentos que aseguren el aporte de nutrientes como prebióticos y fibra.

Dos yogures al día. Tómalos desnatados y recuerda que dos cuentan como una ración láctea (un vaso de leche).

Otros probióticos. Introduce otros alimentos con bífidobacterias, lactobacilos o combinaciones de probióticos, como lácteos funcionales, pan hecho con masa madre, derivado de la soja.

Refrigeración. Procura no romper la cadena del frío de los alimentos probióticos que así lo precisan para favorecer la presencia de un mayor número de bacterias.

Pasteurización. Es importante comprar aquellos productos con probióticos sin pasteurizar, o cuyos organismos se añaden después de este proceso.

Prebióticos a diario. Ajo, achicoria, cebolla, puerro, remolacha, alcachofas, espárragos, endivias, espinacas, plátano, miel y trigo integral contienen prebióticos, el alimento fundamental de las bacterias de la flora.

Fibra dietética. Es la parte no digerible de los vegetales y otro nutriente básico para la flora. Frutas, verduras, legumbres y cereales integrales son excelentes fuentes. Patrón mediterráneo. Coincide con el de la dieta para cuidar la flora: una alimentación rica en vegetales, cereales, aceite de oliva, pescado y frutos secos, pero pobre en grasas saturadas, como carne, embutido, queso curado.

Más prebióticos

Si añades ajo, cebolla y puerro bien picaditos en tus preparaciones más habituales, como verduras salteadas, ensaladas, sopas, pastas, tortillas o arroces, estarás aumentando el contenido en prebióticos de estos platos.

Sanas especias

Condimenta con orégano, tomillo, salvia, jengibre, pimienta y canela, porque estas especias intervienen en la flora, actuando como controladoras de las bacterias patógenas y ayudando al desarrollo de las benefactoras.

Con germinados

Mas Brotes de alfalfa, soja y lenteja te aportan proteínas vegetales sin nada de grasas saturadas y gracias a sus enzimas potencian el efecto probiótico. Aprovecha para consumirlos frescos y crudos en ensaladas, pero también con patés o como guarnición.

Dos menús de ejemplo que te pueden ayudar.

Menú 1

Desayuno

Kéfir con cereales integrales, pasas y un hilito de miel • Macedonia de fresas, lichis y uva • Infusión de té verde.

Comida

Ensalada de judías verdes, tomate y aceitunas negras • Muslos de pollo asados con tomillo y arroz integral • Pera cocida al vino.

Cena

Gazpacho de pepino, yogur y menta fresca • Tortilla de espinacas con una tostada de pan integral • Yogur con bífidus con un kiwi troceado.

Menú 2

Desayuno

Tostadas de pan integral con masa madre y paté de sésamo • Yogur con almendras y miel • Infusión de té de vainilla.

Comida

Alubias blancas con espinacas • Salmón al papillote con salsa de yogur • Naranja a rodajas con ralladura de chocolate negro.

Cena

Ensalada de germinados y palmitos • Revuelto de huevo con ajo, tomate y orégano • Yogur con bífidus y frutos del bosque.

Espero te sirvan todas estas recetas y consejos de nutrición. A menos que tengas alguna intolerancia o alergia a alguno de estos alimentos las dietas son exactamente las mismas y te harán sentirte llena o lleno de vida porque tu salud digestiva lo agradecerá. De hecho te ayudará a mejorar tu condición física al mejorar la forma en que tu cuerpo absorbe los nutrientes. Realiza ejercicios recomendados por tu médico o entrenador y mantente siempre en estado positivo.

Espero que mis notas te ayuden a sentirte bien y ser más feliz.