Anuncios

Artículos

Doce errores que envejecen el rostro

Qué errores envejecen la piel y el rostro

Hay costumbres a las que no damos la muy poca importancia, como el simple hecho de hablar por el móvil, que pueden estar dañando el cutis. Te voy a explicar y contarte cómo ponerles remedio para que no te pasen factura.

1 NUNCA ME PONGO GAFAS DE SOL

Si es así, ¿no has notado que cada vez tienes más arruguitas en el contorno de los ojos? La luz solar intensa, como la del verano, hace que entornes los ojos más de lo normal y acelera la formación de patas de gallo y arrugas en el entrecejo.

Póntelas siempre al salir de casa. Al menos durante el verano o mientras haga sol. Y si el problema es que no ves bien, y por eso entornas los ojos, revisa tu visión en el oftalmólogo. Puedes alternar el uso de lentillas (en interior) y gafas de sol graduadas.

2 HABLO MUCHO POR EL TELÉFONO MÓVIL

¿Arrimarías tu cara al inodoro del baño? Pues según un estudio de la Universidad de Stanford (EE. UU.), el teléfono móvil puede contener hasta 18 veces más bacterias que el inodoro. ¿Resultado? La posible aparición de granos o poros negros en mandíbula o en mejillas.

Limpia a menudo la pantalla. Hazlo apagando el aparato, aplicando un poco de suero fisiológico con un trapito y secando con una toalla de microfibra. También puedes usarlo directamente en modo manos libres.

3 APLICO LA ANTIARRUGAS SOLO EN LA CARA

¿Y qué pasa con el cuello y el escote? Son los principales delatores de la edad y necesitan los mismos cuidados que el rostro para prevenir arrugas y flacidez. Amplía la aplicación. Extiende la crema también por estas áreas. En el cuello, con las palmas de las manos hada atrás; y en el escote, desde el centro en dirección a los hombros.

4 ME PONGO CREMAS DENSAS EN EL CONTORNO DE LOS OJOS

Y, además, es posible que te pongas una capa generosa porque crees que así evitarás que aparezcan arrugas. Pues consigues exactamente lo contrario. Las fórmulas untuosas contienen más proporción de ceras, mantecas vegetales y espesantes que no se absorben tan bien como las cremas específicas de contorno de ojos que tienen una textura más fluida. Además, estas cremas densas pueden entrar accidental-mente en el ojo y causarte picor, enrojecimiento o, incluso, hacer que se hinche la zona.

5 VALE, FUMO PERO ME CUIDO MUCHO LA PIEL

El tabaco apaga el tono de la piel y debilita el manto hidrolipídio, haciendo que la piel sea más propensa a rojeces, manchas, arrugas y flacidez. Además, varios estudios demuestran que el acné es más frecuente entre las personas que fuman, y que el número de espinillas y poros aumenta a partir de los 10 cigarrillos diarios. Mantén a raya el tabaco. Solo así notarás verdaderamente el efecto de tus cremas anti-edad. Tienes que diminuir tus cigarrillos al máximo y procura usar cremas y i con vitamina C, que darán luminosidad a la piel.

6 YO MISMA ME QUITO POROS Y GRANITOS

Si lo haces apretando, porque piensas que así "limpias" tu piel, la estás perjudicando más. La presión con las uñas puede producir la rotura del folículo pilosebáceo, lo que genera a su vez inflamación y en algunos casos una cicatriz.

Hazte una limpieza profesional cada 3 meses. Acude a tu centro de estética para una higiene profunda.

7 USO FOTOPROTECTOR SOLO EN PLAYA O PISCINA

Si hace sol, no importa que estés en la montaña, paseando o en una terracita en la ciudad. Los rayos te perjudican igualmente. Hay que protegerse siempre y procurar reponer la crema protectora cada dos horas.

La textura ya no es un problema. Si te resistes a aplicártela porque la crema protectora te resulta demasiado "pringosa" o te deja blanca, ahora encontrarás emulsiones solares de absorción rápida y acabado seco y mate, además de protectores con muchas otras acciones, desde acción antiedad y antimanchas, etc. Busca el protector solar a tu medida, porque los hay para todos los gustos.

8 TENGO BUEN CUTIS, NO NECESITO USAR CREMAS

Es cierto que basta con observar la piel de nuestras madres y abuelas para intuir cómo envejeceremos y si tendremos menos o mas arrugas. Pero, las arrugas son algo más que una cosa de la genética. Todo y tener poca predisposición a las arrugas, si tu piel se ve afectada por factores como el sol, la alimentación, el tabaco y la contaminación, estas acabarán apareciendo.

Cuida a diario la piel. La higiene facial, es muy importante, tanto como la hidratación y foto-protección retrasa la aparición de las arrugas y manchas.

9 NECESITO DORMIR MUY POCAS HORAS

No dormir 7-8 horas disminuye la fabricación de colágeno, la renovación celular y la reparación de la piel. Lo ha constatado un estudio de la Case Western Reserve University de Cleveland, EE. UU., que demuestra que las mujeres que duermen menos de 5 horas tienen más arrugas y manchas que las que duermen de 7 a 9 h. A dormir también se aprende. Aligera tu agenda y empieza acostándote media hora antes de lo habitual y ve aumentando progresivamente tus horas de sueño hasta las 7-8 recomendadas.

10 USAR CREMAS PARA LAS PIELES MADURAS PORQUE NUTREN A FONDO LA CARA

Son efectivamente más nutritivas ya que compensan la falta de lípidos que se produce a partir de la aparición de la menopausia-, pero si todavía no has cumplido los 50, tu piel no necesita tanta nutrición. Resultará demasiado untuosa y pueden aparecer granitos a causa de la saturación.

La mejor estrategia. Usa siempre cremas adecuadas a la edad de tu piel. Así le proporcionarás lo que necesita en cada momento. Hasta los 30 años, una buena hidratante puede ser suficiente.

11 CAMBIO LA FUNDA DE LA ALMOHADA MENSUALMENTE

Piensa que la funda absorbe la grasa, las células muertas y los microorganismos del cabello y, al contacto con tu cutis, lo puede empeorar, sobre todo si tienes la piel con tendencia grasa.

Mejor cada semana. O con mayor frecuencia incluso en verano si se tiene tendencia a sudar mucho en la zona de la cabeza.

12 ME REFRESCO LA CARA CON AGUA DEL GRIFO

Mucho mejor con un spray de agua termal. El agua del grifo suele contener sales de calcio y magnesio, que resecan la piel.

Y además. También puedes usar el agua termal para eliminar los restes del desmaquillador.

Espero que mis notas te ayuden a sentirte bien y ser más feliz.