Anuncios

Artículos

7 alimentos que producen cáncer y no lo sabes

Hoy en día no se puede negar que el cáncer es un gran problema de salud. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el cáncer provoca el 12% de las muertes en el mundo. Lo que posiblemente no sabías es que la alimentación tiene una relación directa con la aparición de distintos cánceres. Te presentamos una sorprendente lista de alimentos que tienen un gran potencial cancerígeno y que debes tomar muy en cuenta si deseas evitar esta enfermedad.

 

El cáncer ocupa los primeros puestos en enfermedades mortales (Fuente OMS, 2015)

Alimentos que pueden provocar cáncer

 

1.       Pasta

La pasta blanca es un delicioso alimento que forma parte de la alimentación de millones de personas y que incluso es consumida varias veces por semana (macarrones, espagueti, fideos, etc.). Lo que posiblemente no sabías es que investigadores de la Universidad de Texas demostraron que favorece la aparición de cáncer de pulmón, aunque jamás hayas fumado. Esto sucede porque existe una relación entre los carbohidratos que contiene un alimento y el cáncer. Y la pasta contiene muchos carbohidratos. Tienen un alto índice glucémico.

En esta investigación llevada a cabo por el Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas se descubrió que debido al alto índice glucémico de la pasta blanca existía una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón. Lo mismo sucedió con el arroz dentro de esta investigación. Continúa revisando esta lista de los alimentos cancerígenos.

 

2.       Carne roja

De hecho, la carne roja se encuentra entre uno de los alimentos con mayor potencial para producir cáncer. De hecho, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), la ingresó en el Grupo 1 de elementos cancerígenos para los seres humanos. En este grupo se encuentran la radiación, contaminación, el tabaco, etc. Si bien es cierto que la OMS no desaconseja su consumo si aconseja consumir cantidades moderadas.

En resumen: Un elevado consumo de carne roja está asociado con la aparición principalmente de cáncer colorrectal, cáncer de páncreas y cáncer de próstata.[1]

 

3.        Leche

Todos escuchamos a través de los medios que la leche es muy buena para la salud y seguramente algunos de nuestros padres nos indicaban que debíamos tomar suficiente leche para crecer sanos y fuertes. Pues y, por sorprendente que parezca, hay estudios que han indicado que sí que existe una relación entre tomar leche y la aparición de cáncer de mama y otros estudios señalan que en los hombres podría predisponer a contraer cáncer de próstata. Esto también se extiende a los derivados lácteos como la mantequilla, yogurt, nata, etc.

La clave de todo estaría en los altos niveles de estrógeno en la leche, pues se considera que la mayor parte de la leche que se consume en estados Unidos y otros países proviene de vacas preñadas. De allí que lo mejor sería consumir leche y sus derivados bajos en grasas y de esta forma eliminar al mayor parte de estrógeno y progesterona. De acuerdo con un artículo publicado en el Journal of the National Cancer Institute de la Universidad de Oxford[2] señala que las mujeres que consumen productos con contenido lácteo alto en grasas y que han sido diagnosticadas con cáncer de mama tienen mayor probabilidad de morir que aquellas que consumen productos lácteos bajos en grasas.

 

4.       Carne demasiado cocida

Ya habíamos hablado de la carne, pero ahora es momento de hablar de su preparación. La carne muy cocida o cocinada a la parrilla (carne a la barbacoa) produce hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) que aumentan el riesgo de provocar cáncer. Como solución te recomiendo que no cocines demasiado la carne y que evites ahumarla, hacerla a la parrilla o cocerla demasiado. De preferencia consulta tu nutriólogo para conocer alternativas a la carne y formas de no cocer mucho la carne. En resumen: cocer demasiado la carne aumenta la probabilidad de enfermarte de cáncer.

 

5.       Bebidas calientes

Aunque no lo creas beber sopas, cafés, té y otras bebidas por encima de los 65 grados centígrados aumentara las probabilidades de contraer cáncer de acuerdo con la OMS. Solución: procura no beber tus alimentos excesivamente calientes.

 

6.       Pan blanco

Otro medio para contraer cáncer de pulmón sin haber fumado.  El pan es un alimento rico en glucosa, lo que favorece la aparición de cáncer. Trata de buscar alternativas al pan porque favorece hasta un 49% las probabilidades de contraer cáncer.

 

7.       Tomates en conserva

 

Aunque no lo creas es un producto alimenticio que se utiliza muchísimo alrededor del mundo. Curiosamente suele utilizarse junto a las pastas. La parte negativa es que el laboratorio XenoAnalytical LLC, que se encuentra afiliado a la Universidad de Missouri, publicó en un estudio, en el 2008 en que concluía que varios alimentos en conserva, sobre todo la salsa y el jugo de tomate (jitomate), contienen bisfenol A. Esto, como imaginarás, te predispondrá a contraer cáncer. La razón es que el bisfenol A es, además, una sustancia que se emplea para producir botellas y otros artículos plásticos (ejemplo: botellas de plástico). Como nota adicional, esta sustancia cancerígena puede provocar déficit de atención, obesidad y distintos trastornos hormonales.

 

Conclusiones

 

Queda claro que, después de revisar esta lista concluimos que la alimentación es un elemento muy importante para prevenir o fomentar la aparición del cáncer. Es decir, alimentarse adecuadamente podría llevarnos a evitar o disminuir la aparición de estas enfermedades. De hecho, el cáncer ocupa el cuarto lugar en causas de muerte a nivel mundial.

Quedaron por analizar otros alimentos cancerígenos como el alcohol (especialmente más de dos copas diarias), los alimentos fritos, la carne ahumada o hecha al carbón, patatas fritas, aceites vegetales, palomitas de maíz industrializadas, o carne procesada. Es una lista que de verdad sorprende porque son alimentos cotidianos y que, en más de una ocasión escuchamos que eran muy buenos para la salud. Incluyendo el aloe vera. Ahora los resultados apuntan que en realidad estos son alimentos cancerígenos.

Después de revisar estos alimentos nos queda por concluir que lo más deseable es una dieta baja en calorías, ya que un alto índice glucémico favorece la aparición de cáncer. Consume harinas y pasta integrales en vez de harinas refinadas. Para quienes comen carne moderar su consumo. Para quienes además consumen leche o sus derivados, lo mejor es elegir productos lácteos, desnatados o semidesnatados (light), sin rebasar los dos vasos de leche al día. Si consumes algunos de estos alimentos trata de reducir su ingesta diaria y seguir informándote acerca de modos de preparación o alternativas mucho más saludables. Si deseas descargar gratuitamente este artículo hazlo en el enlace de abajo.

Cuéntanos tus opiniones, alternativas y sugerencias ¿Qué piensas de estos alimentos y de lo que pueden producir?



[1] Organización Mundial de la Salud, “Carcinogenicidad del consumo de carne roja y de la carne procesada”, 2015, <<http://www.who.int/features/qa/cancer-red-meat/es/>>, [Consultado el 20 de agosto de 2017].

[2] Candyce H. Kroenke;  Marilyn L. Kwan; Carol Sweeney; Adrienne Castillo  Bette J. Caan, “High- and Low-Fat Dairy Intake, Recurrence, and Mortality After Breast Cancer Diagnosis”, Journal of the National Cancer Institute de la Universidad de Oxford, 14 de marzo de 2013, <<https://academic.oup.com/jnci/article/105/9/616/986948/High-and-Low-Fat-Dairy-Intake-Recurrence-and >>, [consultado el 21 de agosto de 2017].

La Revista Discover es un sitio que publica contenido, artículos de actualidad y de interés con gran crecimiento en España y Latinoamérica para tí. No olvides dejar un comentario.