Anuncios

Artículos

Exoplaneta EXP-12: Vamos otra vez. Quinta parte

Capitulo Cinco

La enfermera Berenice llama urgentemente al Dr. Monbasa.

-Dr Monbasa urge se presente en la enfermería. Dr Monbasa urge su presencia en la enfermería.

En poco tiempo llega corriendo el doctor visiblemente desconcertado.

-¿Que pasa Berenice? ¿A qué se debe la alarma?

-El explorador Juan Licona y el técnico Watson están muy mal, parece que están intoxicados.

-¿Intoxicados?, ¿De qué?

-Apenas puede hablar, pero parece comieron un lagrodonte.

-Qué barbaridad pero si aún no se ha autorizado su consumo. Atiéndalos, aplíqueles la antitoxina x-4, mientras voy con el comandante Tiberius, sí no reaccionan por favor me avisa.

Con paso rápido y nervioso sale el Dr. Monbasa directo a la oficina del comandante, en el camino se encuentra al Dr. Segrei y lo invita a  acompañarlo.

A la entrada de la oficina los recibe Madelein notablemente desmejorada por la reducción de las raciones.

De inmediato el comandante lo recibe.

-Si doctores díganme.

-Vengo de la enfermería y le comunico que tenemos dos personas más con severa intoxicación por consumir animales o plantas.

El Dr. Segrei amplía la información.

-Entiendo que se comieron un logrodonte que trajo Juan en su última exploración.

-Pero si ya saben que no está autorizado el consumo de animales ni plantas aborígenes.

-Si comandante, ya lo saben, pero están hambrientos o más bien estamos hambrientos.

En eso entra el ingeniero Wolovin muy molesto.

 -Señores, tenemos que hacer algo o nos vamos a comer unos a otros, si Watson muere o tan solo se incapacita no va a haber quien pueda mantener las platas recirculadoras  y purificadoras de aire y agua

El comandante Tiberius se ajusta el cinturón de su pantalón que ya le queda suelto mientras trata de encontrar una solución.

-Dr. Segrei ¿En verdad no hay forma de conseguir que esos animales y plantas nos sirvan de alimento?

-La bióloga Julia encontró una manera un tanto simple, primero secó con sal a algunos animales, luego los coció con sales de alumbre, no saben muy bien ni son tan nutritivos como deseásemos, pero de algo servirán, hizo algo parecido con una especie de hongos totalmente transparentes

El comandante, tiene que tomar una decisión.

-Bien Dr. Acelere las pruebas y de ser positivas adelante.

Wolovin se lleva las manos a la cabeza con la intención de arrancarse los cabellos.

-No diga eso comandante, vamos a arrasar con este mundo.

-Lo siento ingeniero, pero todavía faltan más de tres semanas para que llegue el transporte.

Madelein parada en el umbral de la puerta escucha horrorizada.

-Yo no me voy a comer esas cosas, son horribles, ¡Prefiero morirme de hambre!

Sin mediar más palabras cada uno se dirige a sus centros de trabajo.

 

Regresar: Capitulo IV

Regresar: Capitulo III

Regresar: Capitulo II

Regresar: Capitulo I

 

Leer: Gliese 581c, el planeta extrasolar más parecido a la Tierra.

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.