Blogs

Los hombres del Neolítico cuidaban a los enfermos y se hacían cargo de sus necesidades en caso de sufrir una discapacidad, según hallazgos de arqueólogos australianos. Aunque el articulo dice "Esto cuestiona lo sabido hasta ahora sobre el comportamiento de nuestros antepasados", es verdad también que ya se conocía desde antes un comportamiento solidario en restos oseos de neandertales cuidando a personas con artitis en estados muy avanzados y donde se evidencian cuidados y una actitud que mucha gente con discapacidad en épocas actuales envidiarían. Pero continuemos con la nota completa:

El equipo de arqueólogos examinó los restos de un hombre que vivió en el norte de Vietnam hace 4.000 años. Los restos del joven indican que murió estando paralizado desde la cintura para abajo debido a una enfermedad congénita, el síndrome de Klippel-Feil. Tenía un uso limitado o nulo de sus brazos y no hubiera podido alimentarse o mantenerse limpio por sí solo, pero al parecer vivió en esas condiciones -con ayuda de otros- durante unos diez años.

Los estudiosos de la Universidad Nacional Australiana Marc Oxenham y Lorna Tilley, con conocimientos en psicología y asistencia sanitaria, exhumaron los restos hace cinco años y llegaron a la conclusión de que otras personas cuidaron al hombre, que tenía unos 25 años.

Aunque murió en circunstancias desconocidas, no había evidencia de infecciones o fracturas, como las que habría sufrido de haber estado abandonado a sí mismo o haber sido maltratado, comentó Tilley al diario The Australian.

Tilley habla de una “bioarqueología del cuidado”, en contraste con las percepciones generales sobre el comportamientode los hombres del Neolítico.

La probabilidad de que el joven haya sido cuidado y tratado pese a su discapacidad extrema indica tolerancia y cooperación en su cultura, además de un sentido de su valor y una fuerte voluntad de vivir.

Hallazgos arqueológicos previos habían indicado que hay evidencia de cuidados hacia los enfermos en al menos un Hombre de Neanderthal, hallado en un sitio de Irak y cuya antigüedad se estima en unos 45.000 años. El hombre murió en torno a los 50 años, con un brazo amputado, pérdida de visión en un ojo y otras heridas.

También se halló un niño de hace 7.500 años en Florida (Estados Unidos), que vivió hasta los 15 años con la malformación genética de espina bífida.

Gracias a ese caso, también los arqueólogos estadounidenses David Dickel y Glen Doran concluyeron que, al contrario de los estereotipos populares sobre el hombre prehistórico, “en ciertas condiciones, hace 7.500 años la vida incluía la capacidad y voluntad de ayudar a los enfermos crónicos y discapacitados”.

Fuente: Diario ABC

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Emmanuel Muñiz Alejandro es historiador, investigador y editor. Estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, graduado con honores, en la Escuela Nacional de Música (ENM). Actualmente se dedica a tareas de investigación histórica, estudios de género, discapacidad y tecnologías de la información. Se encuentra realizando un Máster en Historia del Mediterráneo Antiguo en España.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

tingxie posted blog posts
Lunes
tingxie ahora es miembro de Revista Discover
Lunes
Vane posted a blog post
Hoy, mediados de julio 29 semanas de embarazo, parece ayer cuando en febrero, nos anunciaron, el co…
Domingo
Miguel Escalona ahora es miembro de Revista Discover
Sábado
louisznap actualizó su perfil
Viernes
louisznap ahora es miembro de Revista Discover
Viernes
Carlos Perez posted blog posts
Viernes
Más...