Blogs

La leyenda maya de Xtabay y Utz-Colel

La leyenda de Xtabay

 

Los mayas de Yucatán son sin duda alguna los descendientes de las civilizaciones prehispánicas que mejor han conservado su idioma, tradiciones, costumbres, mitos y leyendas, que si bien no son fáciles de interpretar, tampoco se nos hacen tan ajenas; sus complicados jeroglíficos que sin verdaderos retos ideográficos, que mantienen vivo su idioma, que está lleno de giros y genuflexiones extraordinarias y que en su fonética han sabido incluir, tanto el vuelo del murciélago dzib como lo que dice el canto del pájaro puhuy.

Aún ahora los originarios mayas temen a Kahazbal y a los aluxes, esos pequeños duendecillos del bosque y de las siembras, porque ellos no han permitido todavía la corrupción ideomática que introdujeron los conquistadores hispanos.

Ésta es una de las leyendas más hermosas de todo el México prehispánico, en Yucatán, allí donde brotan miles y miles de flores con un perfume característico, que es el xtabentún que tiene un aroma que es muy apreciado en todo el Mayab.

Es una historia que siempre es contada de la misma manera, nadie se atreve a quitarle ni a ponerle, ni el mismo tiempo se ha atrevido a deformarla y se ha  conservado como una joya para deleite de quienes gustan de las viejas narraciones. Ha quedado perfectamente grabada en las páginas sagradas de los recuerdos mayas también conocida como La mujer de Xtabay.

La leyenda maya de Xtabay

 

Así reza la leyenda; Que la mujer de Xtabay era y ha sido la mujer más hermosa y de inmensurable belleza que suele atraer a los viajeros que se aventuran por las noches a andar los caminos y senderos del Mayab. Se la suele ver sentada al pie de las más frondosas ceibas de la selva, los atrae con canticos, con dulces frases de amor, los seduce, los embruja para terminar con ellos cruelmente.

Al día siguiente aparecen los cuerpos totalmente destrozados de los incautos enamorados con las más horribles huellas de rasguños, mordidas y con el pecho abierto por unas garras.

Aún ahora en nuestros tiempos hay muchas personas que desconocen el verdadero origen de la leyenda de la mujer Xtabay.

En algún tiempo se decía que esta bella mujer era una de las hijas del Ceibam (ceiba), y que renacía de sus retorcidas y serpentinas raíces, aunque claro esto no es verdad. La auténtica  leyenda de la mujer Xtabay nace de una planta espinosa punzadora y mala hierba. Este es un árbol sagrado para los hijos del Mayab y la tierra del faisán y venado, la sombra que rinda al viajero los acoge bajo sus ramas, pero pobre de aquel que se confía de su abrigo.

Se cuenta que en un cierto pueblo de la hermosa península de Yucatán vivían dos hermosas mujeres que eran hermanas; Una de ellas era Xkeban que es un apodo en maya que quiere decir prostituta, que decían que era una mujer mala y dada al amor ilícito, se comentaba que la ramera estaba enferma de amor y de pasión y que se afanaba en entregar su cuerpo y belleza que de por sí eran prodigiosos a cuanto mancebo se lo solicitaba, pero en realidad su verdadero nombre era Xtabay.

Muy ceca de la casa en que habitaba esta bella mujer, vivía en otra casa muy bien hecha, limpia y ordenada la consentida del pueblo su hermana a la que llamaban Utz - Colel (mujer buena, mujer decente y limpia). Ella era una mujer virtuosa y recta, jamás había cometido un sólo desliz, ni siquiera había levantado su vista para mirar a un hombre.

Pero a pesar de su mala fama, Xtabay tenía un corazón tan grande como su belleza. Su bondad siempre estaba dispuesta a socorrer a los humildes, a amparar a los necesitados, curar a los enfermos y recoger a los animales abandonados por sus dueños. Su gran bondad la llevaba a ir a los poblados lejanos para llegar a auxiliar a las personas que requerían su auxilio; se despojaba de sus joyas que le habían dado sus enamorados y aún de sus finas vestiduras para cubrir la desnudez de los desheredados, Nunca levantó su bello rostro con altivez ni murmuró, no apoyó las críticas y siempre se dirigió a todos con humildad.

En cambio bajo de sus finas ropas de la Utz-Colel parecía cubrirse de la piel de serpientes ya que era fría, orgullosa, dura de corazón, nunca socorría al enfermo y además sentía repugnancia por los pobres.

Un buen día las gentes del pueblo que odiaban a Xtabay no la vieron salir de su casa y supusieron que andaba por los pueblos ofreciendo su cuerpo y sus pasiones indignas, así que se contentaron por un tiempo descansar de su ignominiosa presencia. Así transcurrieron días y más días hasta que de pronto invadió a todo el pueblo un fino aroma de flores: era un perfume delicado y exquisito que se esparció por todos los rincones, nadie se explicaba de dónde emanaba tan precioso aroma y decidieron buscar su fuente, y buscando, fueron a dar a la casa de Xtabay, a la que encontraron muerta, abandonada y sola.

Estaba sola sin compañía de personas, pero en realidad fue un hecho extraordinario, estaba acompañada por varios animales que cuidaban su cuerpo del que emanaba la exquisita fragancia que inundaba a todo el pueblo.

Al ver esto la envidia se apoderó de Utz-Colel, que consideraba todo como una mentira, así que  se atavió con sus mejores galas y fue a la casa de su hermana Xtabay la prostituta para verla y corroborar lo que todo el pueblo decía, ya que suponía que de un cuerpo tan manchado como el de su hermana no debía más que emanar una pestilencia imposible de soportar y de ser real lo que estaba ocurriendo no podía ser más que una obra del dios del mal.

Pero al ver que lo que todo el pueblo decía era verdad se llenó de ira y dijo;

“Pues si de un cuerpo tan impuro nace tal aroma, entonces cuando yo muera el perfume que emanará de mi cuerpo será mucho más aromático y exquisito”.

 

Por lastima y compasión un pequeño grupo del poblado enterraron debidamente a Xtabay, Se cuenta que al día siguiente del funeral cuando fueron a ver en su tumba habían brotado hermosas flores aromáticas, toda la tierra de la tumba estaba tapizada de las hasta entonces desconocidas flores en todo el Mayab.

Con sorpresa se decía: “¿De dónde han salido? Los creyentes del cielo las han enviado”, otros respondían: Pero con el paso de los días la tumba de Xtabay permaneció tapizada de flores.

Poco después murió Utz-Colel. A su funeral acudió todo el pueblo, que siempre que hablaba de ella la ponderaban por sus virtudes de honestidad y virginidad, Fue enterrada con muchas lágrimas y penas y recordaban lo que les había dicho “Cuando yo muera el perfuma que escape de mi cuerpo, será mucho más aromático y exquisito que el de mi hermana”.

Las personas esperaban que del cadáver saliera un perfume mucho mejor que el de Xtabay, Pero para asombro de toda esa gente que la creían buena y recta, comprobaron que al poco de muerta de su cuerpo empezó a escapar un hedor insoportable, toda la gente se retiró asombrada, fueron pocos los valientes que se atrevieron a enterrarla y de la tierra floja todavía salía u hedor nauseabundo, putrefacto.

Las personas viejas en idioma maya todavía cuentan la historia con todos sus detalles de lo que debió ocurrir en la leyenda, que hoy de esa florecilla que naciera de la tumba de la pecadora (Xkeban) Xtabay es la actual flor Xtabentún que es una flor tan humilde y bella, que se da en forma silvestre en las cercas y caminos entre las hoja buidas y tersas del agave. El jugo de esa florecilla embriaga muy agradablemente, tal como debió ser el amor de la dulce joven Xtabay.

De la tumba de Utz-Colel surgió una florecilla sin aroma que a veces suelta un olor desagradable, que es un cactus erizado de nombre Tzacam. Todo recuerda el carácter y la falsa virtud de esa mujer.

Esta es la leyenda que se cuenta y se sigue narrando en la región maya, y se repite a través de los años sin combinarla, es así como deben conservarse este tipo de historias, estas son las mismas palabras que narraron los primeros habitantes del Mayab, es una historia conservada con orgullo y amor.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

Vane posted a blog post
El 11 de agosto del 2018, me acordé de ti, el aniversario de tu muerte, ya son cuatro años que te f…
Jueves
Emmanuel Muñiz Alejandro ha posteado los vídeos
Miércoles
Vane ha posteado los vídeos
12 de Ago.
Vane ha posteado un vídeo
11 de Ago.
Moi actualizó su foto de perfil
11 de Ago.
Moi y Vane ahora son amigos
11 de Ago.
Vane posted a photo
7 de Ago.
Vane posted a photo
7 de Ago.
  • Vane Muchas gracias Moi!!! :D
    11 de Ago.
  • Moi Guapa.
    11 de Ago.
P Ivan Villalta V ahora es miembro de Revista Discover
6 de Ago.
Jimmy Valencia Jaime posted a blog post
1 de Ago.
Vane posted a blog post
Te escribo a ti, lo más preciado que tengo, lo que más quiero, sé que no vas a creerlo, de tantas v…
30 de Jul.
Vane posted a blog post
Siempre he sido una mujer liberal, no he tenido problemas para ligar aun menos para volver a los ch…
29 de Jul.
Más...