Anuncios

Artículos

La verdadera historia de la Cenicienta

La historia de Cenicienta se ha divulgado de diferentes maneras a través del tiempo, mediante obras, por escrito u oralmente. Son diversos los autores que han sido relacionados con dicho cuento, sin embargo, los más populares entre ellos, y de quienes se cree que salió la versión original, fueron los Hermanos Grimm. Es por esto que se dice que fue en Alemania donde nació, pues era el país en donde vivían los Hermanos. Si tienes curiosidad por saber cuál es la versión de estos dos hermanos, aquí te la contamos, y verás que estos cuentos no se parecen a lo que nos mostraron en las películas de Disney:

 

La Cenicienta

 

Cenicienta era la hija de un hombre muy rico, cuya esposa, la mamá de Cenicienta, había muerto. Una vez pasadas dos estaciones desde la fecha de la muerte, el papá de Cenicienta contrajo nuevo matrimonio con una señora soberbia que tenía dos hijas bonitas.

 

La nueva madrastra y hermanastras se encargaban de hacerle la vida imposible a la muchacha; tanto que, aunque Cenicienta era la heredera de mucha fortuna por parte de su papá, terminó como sirvienta y durmiendo entre las cenizas de la chimenea, pues la habían despojado de todo tipo de comodidades. Como siempre estaba llena de cenizas la nombraban “Cenicienta”.

 

Mientras tanto, en el palacio, estaban preocupados por conseguirle una doncella al príncipe, el cual ya estaba en la edad para casarse, por ello invitaron a todas las mujeres bonitas del reino a tres días de baile real. Cenicienta obviamente quería ir y le pidió permiso a su madrastra, la cual se negó y le dijo que no tenía ningún vestido que pudiera llevar.

 

Cenicienta corrió a la tumba de su madre a llorar y un pajarito, que estaba posado en el árbol de al lado, la escuchó. Fue entonces cuando el pajarito le entregó un hermoso vestido y un par de zapatos para que ella pudiera ir a la fiesta en el palacio.

 

Una vez que Cenicienta hubo llegado, deslumbró a todos los invitados y, por supuesto, también al príncipe, el cual no quería bailar con nadie más que no fuera con ella. Una vez terminada la fiesta, Cenicienta aprovechó para desaparecer sin dejar rastro alguno.  

 

Lo mismo que ocurrió esa noche, pasó los siguientes dos días de baile, Cenicienta consiguió más vestidos y logró despampanar al príncipe para luego desaparecer; con la excepción de que al tercer día ella perdió su zapatilla en las escaleras del palacio y el príncipe la agarró.

 

Una vez que finalizaron las fiestas reales el príncipe ordenó buscar a la doncella con la que había bailado, por ello fue de casa en casa haciéndole probar la zapatilla a todas las muchachas del reino. Al llegar a la casa de Cenicienta, le hizo probar la zapatilla a las hermanastras, sin embargo, como a estas no les quedaba buena, la madrastra les pasó un cuchillo para que rebanaran partes de sus pies y así poder calzar en el zapato. El príncipe se dio cuenta de la sangre que botaban las hermanastras, por lo tanto, las rechazó. Fue aquí cuando él exigió ver a la última doncella de la casa, Cenicienta, la cual salió y se probó el zapato, como este le calzaba perfecto él príncipe declaró que era la indicada y mandó a planear la boda.

 

En el día de la boda, las hermanastras, para congraciarse con Cenicienta, caminaron a su lado en el altar mientras la adulaban. En eso dos pájaros las atacaron y picotearon sus ojos, dejando a las hermanastras completamente ciegas como castigo por su envidia y maldad.

Te recomiendo leer aquí Los 5 cuentos infantiles: las Historias reales.

La cruda realidad tras muchos cuentos de Disney (DrossRotzank, Youtube) 

Conclusión

 

Así termina este cuento, recogido para la historia por los hermanos Grimm. Hay muchos cuentos de hadas originales que no se parecen a las versiones del cine, de hecho te dejarán sin palabras las impresionantes  versiones originales como la verdadera historia de la Sirenita, o la verdadera historia de Caperucita Roja, los cuales te recomendamos leer y descubrir que no se parecen a lo que en un principio nos pudieron haber contado, te dejarán sin aliento. Muchos cuentos de hadas tratan temas maduros y muy serios pero que se entrelazan con la vida real de las personas en muchos momentos de su vida y que a veces no tienen nada que ver con el ideal de la mujer de los cuentos de hadas en las películas de Disney.

Un aficionado al mundo de la tecnología, los videojuegos y un curioso con las computadoras y móviles. Me gusta escribir a medio tiempo, estudiar a medio tiempo y acariciar gatos. Sígueme en Twitter en @Nickacio. No olvides comentar y seguirme en mis redes sociales.