Anuncios

Artículos

México 2016: Momentos divertidos en ciudad de México

Son muchos los ratos libres que pasemos en ciudad de México, lugares que fuimos varias veces, como cuando teníamos que ir a Perisur, un grandísimo centro comercial, donde encuentras de todo, cine, restaurantes, todo tipo de comida rápida, tiendas de ropa, tiendas de libros, de videojuegos, la famosa tienda Pop, tienda de animales….

Llegando de Hidalgo, Estephano volvió a ciudad de México con nosotros, recorrimos esos lugares una vez más.

En la universidad U.N.A.M. también fui varias veces, acompañando a mi esposo en su proyecto de tesis, el bar que frecuentábamos después era el chilis, donde pasábamos nuestras fiestas, fiestas típicas de jóvenes adolescentes, bien sabéis que mi adolescencia con una discapacidad, paso sin darme cuenta, en ese 2016 en ciudad de México, lo recuperé aquello que sentía que había perdido.

Momentos con amistades que hicimos en ese transcurso de tiempo, casualmente, una de las amistades era una chica en silla de ruedas, vivía a cuatro pasos de nosotros, había momentos, que ella venía a nuestra casa, o nosotros a la suya, o a veces nos íbamos los tres, a pasear o a tomar algo. Es bien curioso, Unos meses en un país ajeno viví más que 28 años en mi propio país. La discapacidad ante los eventos

El 10 de mayo es el día de las madres en México, en España en cambio es el primer domingo de mayo. Pero en el 2016, no estaba en mi país, sino al otro lado del océano. Cara al mediodía fuimos a una hamburguesería, para cuando llegara mi suegra de trabajar, comer allí todo ese manjar que le encanta, después, fuimos a la cafetería “El globo” a comprar un pastel de tres leches, sí, ahí lo probé, me fascinó, fue una velada de lo más bonita, en el día de las madres en México.

Otro momento importante de destacar, cuando conocimos al hijo de la casera, un niño de seis años, que nos habían elegidos para que le diéramos, bueno yo no, mi esposo, clases de historia e informática. Estaba en la certeza, cuando él viniera, estaríamos en la casa, yo calladita para no interrumpir sus clases, pero no fue así, ya que, desde la primera clase, nuestra casera, nos sacaba de la casa, nos llevaba hacer la clase, sí, a mí también, alguna cafetería, ya fuera Star Bucks, o el globo, nos invitaba a algo de comer, de mientras ella y su mamá, estaban unas mesas más allá, para no interrumpir la clase. Yo aprovechaba y me llevaba algún libro que leer.

Estos son solo algunos de los momentos, de alguna manera comunes o excepcionales que pase, en ciudad de México.

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.