Blogs

Napoleón en sus últimos días

La Francia que Napoleón construyó

En los primeros años del siglo XIX, se difundieron ideas liberales, tanto sociales como políticas, también surgieron las primeras instituciones en derechos humanos, como la legislación proveniente de un código que por fin incluía el matrimonio sus deberes y derechos y el divorcio, y otros asuntos civiles. Fue el llamado Código Napoleónico.

Otra gran aportación fue la figura del Parlamento, que por fin frenaba los poderes absolutos del monarca. Además, en el orden del arte y las ciencias, favoreció la apertura al público de las grandes colecciones reales en Paris.

Francia fue una economía pujante que reguló el destino de Europa, desde Lisboa hasta Moscú.

Todo eso fue el Primer Imperio de Napoleón Bonaparte. Heredó las controversias que había entre girondinos y los jacobinos.

Los girondinos eran liberales moderados y constitucionalistas, y los jacobinos eran liberales radicales que se oponían al absolutismo. De esta manera, Francia surgió después de una cruenta revolución que cambiaría para siempre el perfil político del mundo occidental y el ascenso de la burguesía.

Posterior a la triste época conocida como El Terror (1793) que lideraron Robespierre (el Incorruptible), Danton y Marat, donde se vio que era necesaria la creación de instituciones republicanas, para que evitaran llevar a la muerte indiscriminada de ciudadanos franceses, sobre todo en la terrorífica guillotina y la nación francesa encontrara un periodo de recuperación y legalidad

Con relación a esto Napoleón escribió: “Hemos terminado la novela de la revolución; ahora hay que empezar su historia y sólo considerar lo que existe de real y de posible aplicación de sus principios”.

Así que el 9 de noviembre de 1799 en el episodio conocido como 18 Brumario fue disuelta la Primera Republica junto con sus directores (El Directorio) en esa fecha Napoleón dio el histórico golpe de Estado a través del Consulado ascendiendo de esta manera al poder político máximo.

Con un ejército fiel y con un liderazgo nacionalista con matices románticos, sus estrategias puntuales además de un carisma sin precedentes que ya eran reconocidos desde que era un joven oficial originario de una isla en pugna, Córcega la principal figura en la historia de Francia.

Cuando Napoleón se coronó emperador en diciembre de 1804 en la catedral de Nuestra Señora de París, Napoleón y Josefina en compañía del Papa Pio VII, su madre estuvo ausente a manera de crítica a su actitud. Para muchos en ese momento la revolución francesa daba un giro completo.

Ya para entonces la carrera militar y expansionista de Napoleón ponía a pensar y a temer a las demás coronas de Europa. Provocando coaliciones entre países para hacerse fuertes como la de España, Portugal, Países Bajos, Austria, Polonia, los reinos italianos y nórdicos y la Rusia de Alejandro I. Aun así, no pudieron frenar la avanzada napoleónica durante la siguiente década. A pesar que durante la mayor parte de su imperio Napoleón estuvo luchando el siempre insistía “Soy un hombre de Estado”.

 

El fin de un imperio y el ocaso de Napoleón

 

El destino de Napoleón ya estaba sellado el 18 de junio de 1815 en Waterloo, Bélgica, tras la derrota y definitiva retirada del ejército francés ante los ataques continuos de los ejércitos ingleses y holandeses comandados por el Duque de Wellington, Lord Arthur Wellesley (1742-1819).

La capitulación tras las negociaciones con Inglaterra trajo como resultado el destierro de Napoleón a la isla del Atlántico de Santa Elena que está situada a 2800 Km. de la costa africana de Angola.

En relación con el destierro de Napoleón en Santa Elena, Lord Liverpool escribió: “Es el mejor lugar del mundo para encerrar a semejante personaje, a tal distancia y en semejante lugar. Toda intriga le resultará imposible, Así alejado de Europa pronto será olvidado”.

En el arte no hay mejor representación de estos momentos, la escultura del artista ítalo-suizo Vincenzo Vela, logró captar el dramatismo y la intensidad de aquel exilio, esta escultura fue presentada en su versión en mármol en la Exposición Universal de París en 1867, misma obra que logró cautivar al propio Napoleón III sobrino del emperador, esta magnífica obra al final sería depositada en el acervo del Museo de Orsay.

Esta escultura presenta sin duda alguna el momento que vivía el emperador: Sentado con rostro severo y las manos que descansan sobre una frazada que le cubre casi la mitad del cuerpo, el emperador resiste estoicamente el intenso dolor que le provoca el cáncer en el estómago, aquí vale aclarar que no era por el envenenamiento que tradicionalmente se le adjudica, este cáncer acabó con su vida el 5 de mayo de 1821.

La escultura presenta una lánguida mano que sostiene el mapa de Europa que esta ya desdibujada como lo está la memoria triunfalista de Napoleón, tal como sus otroras victorias.

A inicios de diciembre de 1815, Napoleón y un pequeño sequito que el propio gobierno británico le autorizó, el emperador se estableció en la residencia en Longwood, un lugar con constantes vientos y una implacable humedad, además de plagas de ratas y mosquitos. Así fue alejado de la vida política y militar, tranquilizando a las demás naciones de nuevas posibles guerras napoleónicas.

Pero a pesar de los intensos cuidados que le prodigaban el matrimonio Monthoolon, al final la melancolía que le provocaba el cautiverio y la gran distancia que lo separaba del mundo que él había creado, hundieron al emperador en una intensa depresión.

Así escribe Martineau: Fue en esta vivienda miserable y denigrante donde el emperador Napoleón fue condenado a pasar sus últimos años de su gloriosa viada, aquí conoció la soledad, el abandono, el hastío y sobre todo padeció la estrecha vigilancia y las mezquindades de su carcelero Hudson lowe.

Te invitamos a ver este documental histórico:

En sus últimos momentos Napoleón dicto a su secretario Joseph Marchand en Santa Elena: el universo nos contempla…la adversidad ha hundido mi carrera. Es preciso que muera aquí o que Francia me venga a buscar.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

Vane ha posteado los vídeos
ayer
Vane ha posteado un vídeo
Sábado
Moi actualizó su foto de perfil
Viernes
Moi y Vane ahora son amigos
Viernes
Vane posted a photo
7 de Ago.
Vane posted a photo
7 de Ago.
  • Vane Muchas gracias Moi!!! :D
    Sábado
  • Moi Guapa.
    Viernes
P Ivan Villalta V ahora es miembro de Revista Discover
6 de Ago.
Jimmy Valencia Jaime posted a blog post
1 de Ago.
Vane posted a blog post
Te escribo a ti, lo más preciado que tengo, lo que más quiero, sé que no vas a creerlo, de tantas v…
30 de Jul.
Vane posted a blog post
Siempre he sido una mujer liberal, no he tenido problemas para ligar aun menos para volver a los ch…
29 de Jul.
Emmanuel Muñiz Alejandro commented on Martalopez's blog post ¿Por qué hablar inglés es tu puerta de entrada en el mercado laboral internacional?
"La verdad estoy muy de acuerdo que es vital saber inglés como una herramienta para el mercado labor…"
29 de Jul.
Emmanuel Muñiz Alejandro ha posteado los vídeos
26 de Jul.
Más...