Blogs

Principios universales para ser feliz

Principios universales para ser feliz

Para ser realmente feliz hay que conocer las leyes universales que gobiernan la existencia, debemos utilizarlas a nuestro favor. Son siete principios universales o leyes cósmicas que rigen al mundo, con ellos conseguiremos una vida prospera y feliz.

Con estas enseñanzas se logra un estado de relajación profunda, aprovechando las grandes y maravillosas capacidades que tiene el inconsciente y así proclamaremos los decretos y afirmaciones que indudablemente nos llevaran a tener una vida en paz, con armonía y plenitud, tanto con las personas y el propio Universo.

Muchas  personas están seguras que la vida es una experiencia caótica que no tiene sentido el ser ni la existencia, estos humanos utilizan su libre albedrio para quejarse de haber sido nacidos y arrojados a la vida sin la menor preparación y sin armas para enfrentar los peligros y retos de su propia existencia.

Estas personas viven permanentemente con miedo a lo que el destino pueda depararles, por lo que en aparente rebeldía terminan sometiéndose mansamente a todo lo que les sucede; y cuando sus experiencias son negativas y más aún dolorosas, como es normal le echan la culpa a Dios, entendiéndolo como un ser negativo y rencoroso que está siempre atento a nuestras fallas para  castigarnos  o desquitar sus bajos instintos.

Pero en realidad la vida está lejos de ser solo un caos, puesto que está regida por un conjunto se leyes universales, las cuales cuando se tiene el pleno conocimiento y cumplimiento de ellas  nos permitirá gobernar nuestra propia existencia, y por ello tendremos el justo derecho ser llamados seres de luz e hijos del Altísimo.

Como seres racionales tenemos la obligación de conocer tales leyes, y de acuerdo al principio jurídico que reza “La ignorancia de la ley no exime a nadie de cumplirla”. Esto quiere decir que aunque ignoremos que exista cualquier ley, estamos obligados a respetarla y no infringirla, ya que de no hacerlo podremos ser acreedores a la sanción correspondiente.

Estas reglas también son aplicables a  la metafísica ya que aunque ignoremos que existen leyes cósmicas como la Ley de Causa y Efecto, indudablemente aunque la ignoráramos esta se cumple, en virtud que cuando hacemos uno obra buena, después cosecharemos acciones de agradecimiento y cuando necesitemos siempre habrá alguien que nos tienda la mano. Y por el contrario cuando hagamos  mal, en la desgracia estaremos solos.

Precisamente, por ello es indispensable que conozcamos cada una de las leyes cósmicas y aprendamos a utilizarlas. Con esto creceremos  tanto en el plano espiritual como material. Y así lograremos una vida cotidiana plena llena de felicidad, amor y prosperidad.

Una de las características más sobresalientes del Universo es su perfecta armonía, todo en el encaja a la perfección y todo lo que contiene está estrechamente relacionado.

A pesar de ser tan complejo el Universo presenta siempre una maravillosa estabilidad, ¿Por qué? Siempre se lo han preguntado los grandes sabios en todos los tiempos, para explicar este equilibrio se han formulado toda clase de teorías.

Para la antigua tradición de la sabiduría ocultista existen siete leyes universales que gobiernan todas las cosas, que van desde el movimiento de los astros hasta el desarrollo de la mínima bacteria. Estas leyes no solo son aplicables en el plano físico, sino que también se aplican en el plano metafísico. Es decir sus efectos trascienden del mundo material. En este momento estamos hablando del ámbito de las ideas, del espíritu y lo sutil, por eso estas leyes que mantienen la armonía del universo son las mismas que que rigen nuestro espíritu y pensamiento.

Por desgracia hasta hace muy poco tiempo el conocimiento de estas leyes solo estuvo reservado para los grandes iniciados, quienes se encargaban de guardar el secreto y solo transmitirlo a los elegidos. Por eso la gran mayoría de la gente siempre vivió a ciegas. Paro ahora que estamos en la Nueva Era de sabiduría, estos conocimientos han sido revelados, y este conocimiento nos permite utilizarlos para nuestro bien y lograr crecer espiritualmente y materialmente.

Las leyes cósmicas son siete:

  1. El principio del Mentalismo.
  2. El principio de Correspondencia.
  3. El principio  de Vibración.
  4. El Principio de Polaridad.
  5. El Principio de Ritmo.
  6. El Principio de Causa y Efecto.
  7. El principio de Generación.

      

El Principio del Mentalismo

Este principio metafísico es aplicable a la vida cotidiana. Ya todo lo que pensamos será lo que obtengamos, puesto que el pensamiento se materializa, puesto que la Mente Divina es el espíritu puro que ve todos los pensamientos simultáneamente.

Por eso aquello que se piense será lo que se obtenga; si pensamos que nos irá mal, lo más probable es que tengamos un día fatal. Y si por el contrario pensamos que3 será un día excelente y creyéndolo firmemente, alcanzaremos nuestras metas, y aún más tenemos confianza en quienes nos rodean seguramente será un gran día.

Por ejemplo se sabe que el 75% de las enfermedades son generadas en la mente, si uno piensa que se contagiara de gripe, que por andar descalzo te darán reumas, lo más seguro es que acabes sufriendo esos padecimientos.

Tal vez en el plano económico y material es donde este principio se manifieste de forma notable. Si piensas que eres un perdedor, que el salario no te alcanza, que nunca podrás ascender o tener una casa nueva etc. Lo más probable es que siempre tengas problemas económicos y que el dinero no  rinda.

Pero si pones tus pensamientos en lograr tus metas, el resultado será que serás una persona triunfadora y progresista.

El Principio de Correspondencia

Este principio se basa en “como es arriba, así es abajo; como es abajo, así es arriba”. Con esta enseñanza se pone al alcance de nuestra inteligencia imperfecta toda la sabiduría del Cosmos.

Por ejemplo “arriba; en el sistema solar, el sol y los nueve planetas se encuentran en orbitas perfectamente establecidas y no chocan entre sí, y “abajo” como los electrones tienen orbitas establecidas girando alrededor del núcleo.

 En la vida cotidiana este principio está estrechamente relacionado con el principio del mentalismo, es decir nuestros pensamientos (que forman el ámbito superior “arriba”) son armónicos y positivos  que afectaran para bien nuestras circunstancias materiales “abajo”, pero si nuestros pensamientos son negativos o pesimistas afectaran las circunstancias inarmónicas y negativas.

El principio de Vibración

El Universo está en perpetuo movimiento y todo vibra, este principio fue deducido desde hace milenios por los antiguos sabios, y se ha redescubierto en pleno siglo XXI, por las ultimas teorías físicas. Nada es estático, todo está cambiando permanente mente, de igual manera, nuestra mente piensa siempre, cambia y se transforma según nuestras experiencias y de las enseñanzas que obtengamos de ellas.

Este principio de vibración nos muestra que existen distintas intensidades de vibración, llamadas frecuencias, y todo lo que existe vibra con una intensidad o frecuencia característica, por ejemplo las partículas que conforman una roca vibran a una frecuencia muy baja y por eso es que nos parecen inmóviles.

En el cosmos existen frecuencias tan bajas o tan altas que son imperceptibles para el ser humano que tenemos nuestros sentidos físicos limitados. El pensamiento se encuentra en las frecuencias altas y bajas. Un pensamiento positivo posee una frecuencia alta y armónica, pero en cambio un pensamiento negativo posee una frecuencia baja y desarmonica (caótica).

Ya que en la naturaleza las cosas tienden a vibrar de manera armónica, los pensamientos positivos  se amoldan naturalmente a esta frecuencia, y esto nos produce una sensación de bienestar, tranquilidad y felicidad, ajustándose al mismo tiempo a la vibración alta y positiva de nuestro organismo, provocando que nuestro cuerpo se mantenga sano y juvenil.

Los pensamientos negativos por su parte, son discordantes con la armonía universal, esta discordancia provoca caos, trastornando las vibraciones del cuerpo y la mente, produciendo malestares físicos y espirituales “mala suerte”.

El Principio de Polaridad

En el Universo siempre existen dos polos, uno positivo y otro negativo. Hay que aclarar que las palabras “positivo” y “negativo” se refieren exclusivamente a los extremos de la misma cosa. Este principio nos enseña que los polos o extremos se pueden tocar.

El conocimiento de este principio nos ayuda a tener conciencia de la verdadera naturaleza de los conflictos, y que en realidad no son conflictos, sino que son extremos del mismo proceso. Este conocimiento nos debe llevar a ser más comprensivos y conciliadores, y por lo tanto a vivir más tranquilos y así llevar  las relaciones interpersonales de mayor calidad. También aprendemos a que, entre ambos extremos siempre existe el justo medio, y que los grandes iniciados han proclamado como el camino de la virtud.

El Principio del Ritmo

“Todo fluye y refluye, todo tiene un periodo de avance y retroceso, todo asciende y desciende, todo se mueve como un péndulo, ya que es la misma medida de su movimiento hacia la derecha como hacia la izquierda”.

Como todos los principios, este está relacionado estrechamente con el principio de vibración, ya que en el universo todo está en movimiento perpetuo, pero este movimiento no es aleatorio ni caótico,  sino que obedece a un orden ya establecido, este orden se conoce en el mundo esotérico como la Ley del péndulo, la que dice a todo movimiento realizado en un sentido, le corresponde otro de igual magnitud pero en sentido contrario. Es las ciencias físicas se traduce como “a toda reacción corresponde una reacción de igual magnitud pero en sentido inverso”. Este principio se relaciona con la polaridad, ya que el movimiento se realiza siempre hacia un polo, seguido siempre hacia el polo contrario.

Espiritualmente este principio, reza que siempre que existe una emanación, será seguida por una absorción, en este sentido, la vida humana es una emanación de la divinidad, y cuando terminemos nuestro ciclo en este plano cósmico seremos reabsorbidos, para ser nuevamente emanados y así recomenzar nuestro ciclo en otro distinto plano.

Este conocimiento, nos permite dar un mayor control a nuestras vidas y las circunstancias que nos rodean. Ahora sabemos que a esos periodos o “rachas” en que todo nos sale mal y nos sentimos abandonados, terminaran pronto, le daremos tiempo a que pasen, pues ya estamos seguros de que vendrán tiempos mejores.

El principio de Causa y Efecto

No hay causa sin efecto, ni efecto que no tenga su origen en una causa. Esto quiere decir que nada ocurre en el universo espontáneamente, ni en el plano físico ni en el plano espiritual.

Todo sucede de acuerdo a este principio. Por eso la suerte no existe; todo lo que acontece, ya sea positivo o negativo, es simplemente una consecuencia del comportamiento anterior; como reza  un antiguo proverbio “Cada quien cosecha lo que sembró”. Nadie puede hacer mal al prójimo y no sufrir las consecuencias, de la misma manera, todo lo que hayamos padecido injustamente nos será compensado, todo lo que nos haya sido arrebatado nos será devuelto y todo lo que se nos deba nos será pagado.

Aquí recibimos el verdadero secreto del éxito, por eso hay que olvidar los fraudes de secretos, manuales y fórmulas mágicas para alcanzar el éxito. El verdadero éxito se alcanza aplicando esta ley.

Todas las personas que han alcanzado el éxito, ya sea en los negocios, en el deporte, espectáculos, etc. Conocen y aplican este principio, aunque quizá lo hagan de manera inconsciente.

El conocimiento de este principio cósmico nos permite ver nuestras experiencias desde una perspectiva diferente, así ya no nos sentimos víctimas de nuestro entorno, ahora somos amos de nuestro destino.

Si ahora queremos algo, ya sabemos qué es lo que debemos hacer para alcanzarlo. Y si por el contrario, si deseamos evitar alguna circunstancia, también ahora ya sabemos que hacer para que no ocurra.

El Principio de la Generación

Todo tiene su principio, el masculino y femenino. Es decir, todo en el universo surge a partir de dos principios opuestos y cuyo producto siempre será la suma de sus partes.

En filosofía, este principio se conoce con el nombre de dialéctica. Todo argumento (tesis) tiene su contrario (antítesis) y la suma o lucha entre ambos da un nuevo elemento (síntesis), y que representa un avance con respecto a los elementos anteriores.

Por lo tanto es importante aplicar este principio en nuestras vidas. Ya que todos los seres humanos hemos surgido a partir de los principios masculino y femenino, por eso ambos forman parte de nuestra naturaleza.

He aquí una razón para común; es erróneo negar que todos tenemos una parte masculina y femenina. Esta negación provoca grandes conflictos psicológicos y físicos, ya que al hacer caso omiso ocasiona que se bloquee la correcta circulación de la energía  correspondiente.

Hay que recordar que los bloqueos energéticos son causa de muchas enfermedades, que van desde un simple resfriado o estreñimiento, hasta cáncer u otros padecimientos graves.

En la vida cotidiana es necesario saber aplicar este principio, ya que todo proceso exige la participación de los principios masculino y femenino.

Así tenemos, como ejemplo,. Que la creación científica, artística o tecnológica, requieren del empleo del pensamiento (actividad y movilidad); que son características masculinas, y de las emociones, receptividad, y reposo, características femeninas. Que nos da la generación, que nos lleva a la prosperidad intelectual, espiritual y material, en resumen a la paz y al amor.         

 Ahora que ya conocemos las siete leyes o principios universales, nos será más fácil entender y comprender las cosas tal y como son.

Y sabemos que la vida no es un caos, sino que todo mantiene un orden, y que somos los únicos que pueden cambiar el rumbo de la existencia.

Estos principios encierran una riqueza infinita: empieza a aplicarlos.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Sobre el autor: Estudió en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Premiado del CONACYT a la innovación científica juvenil. Militar retirado de la Armada de México. Actualmente se dedica al estudio de las aplicaciones tecnológicas y las innovaciones en la vida diaria y la historia de la humanidad.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

Planea tu Viaje posted a blog post
El mejor lugar para descubrir las ciudades antes de viajar. Dónde dormir, Dónde comer y qué ver en…
Sábado
Planea tu Viaje, Valerhy Gomez and Diego ochoa joined Revista Discover
Sábado
Hola mi nombre es valerhy, soy de Arequipa pero actualmente vivo en la bella ciudad del Cusco y tra…
Hola, me llamo Fernando, soy de la ciudad de Arequipa, pero actualmente me encuentro en la hermosa…
edison arias and Julian Porras joined Revista Discover
Viernes
Y bueno, mientras me estoy comiendo un cocido madrileño exquisito en el Restaurante Puerta Bisagra…
Si andas buscando un trastero o guardamuebles para alquilar por diversos motivos: mudanza, reforma,…
Julian Porras actualizó su perfil
Viernes
Maurice Boutique and Benjamin Collado joined Revista Discover
Miércoles
Benjamin Collado actualizó su perfil
Miércoles
Más...