Blogs

¿Quién dejó entrar a la serpiente?

¿Por qué Dios puso a la serpiente en el Edén? ¿Por qué Zeus le regaló una caja con la Esperanza adentro a Pandora, y de paso también metió todos los males del mundo? Pongámonos en el lugar del dios católico, mejo conocido como Dios: ¿qué necesidad tendríamos de crear un lugar perfecto para la raza humana, y al mismo tiempo darle la oportunidad a un ser vil y manipulador de tentar a nuestra propia creación? Veamos. Yo, Dios, creo al hombre y a la mujer, y les doy todo para que sean felices, pero dejo un margen de error que los puede condenar, no solo a ellos, sino también a todos sus descendientes, por los siglos de los siglos, al sufrimiento insoportable de la existencia. ¿Qué clase de dios cínico y perverso haría eso?

Jordan Peterson, psicólogo clínico canadiense, en su libro "12 reglas para vivir", traza un paralelo entre la relación Creador-creación y la de Padre-hijo. Si mal no recuerdo, pone como ejemplo a una madre sobreprotectora que no permite que su hijo corra ningún peligro. De esta forma, le niega la posibilidad de lidiar con las adversidades y asperezas de la vida, condenándolo a una eterna infancia. Sí, ella se va a encargar de que nada le falte ni nada lo altere, de mantenerlo en una falsa realidad inofensiva. Su hijo nunca desarrollará su carácter, ya que no podrá someterse a las distintos obstáculos que forjaran su disciplina, para aprender a no caer en tentaciones, para hacer los sacrificios necesarios en el presente en pos de un mejor futuro.

Quizás por eso Dios creó a la serpiente. Parafraseando al doctor Peterson, talvez Él prefirió correr el riesgo de ser desobedecido a tener que convivir con un par de infantes por toda la eternidad. Adán y Eva tuvieron la chance de mostrar disciplina y autocontrol, de decirle no a la serpiente, de obedecer a su padre. Bueno, ya sabemos cómo resulto todo. A Pandora, la prima griega de Eva, le pasó lo mismo; no pudo resistir la curiosidad por el obsequio de Zeus, lo abrió y afuera todos los males para atormentar a la humanidad entera. Dato: lo único que permaneció en la caja fue la Esperanza. 

Pero no seamos tan duros con nuestros ancestros: si no eran ellos, algún otro descendiente incauto iba a morder la manzana; era cuestión de tiempo. Yo creo que Dios ya lo sabía, pero no se esperaba que pasara tan rápido.

Cuestión: acá estamos, recorriendo el camino de las limitaciones, un camino probablemente inevitable, un camino que nos hace humanos. Por ahora, seguiremos mordiendo manzanas, hasta que aprendamos la lección y recuperemos el paraíso perdido. Después de todo, no se olviden que Pandora todavía tiene la Esperanza bien guardada en su cajita.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Mi nombre es Matías Ninni. Nací un 3 de febrero, como Óscar Córdoba. Desde el 2007, anduve naufragando por carreras universitarias tales como: ingeniería electrónica, composición musical y filosofía. Me encanta leer, viajar y hacer música.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

https://antenistas.cloud/getafe
jesuslara ahora es miembro de Revista Discover
Hace 16 horas
Muy buena web de bar mats en Mexico https://unimat.com.mx/mat/productos/tapetes/bar-mats/
Mari, nadine moore and CarlosGonzalez joined Revista Discover
ayer
nadine moore posted a discussion
  Somosun equipo de especialistas en TI orientados a ayudarte a obtener el TOEFL, IELTS, IDP, ESOL,…
Miércoles
Para garantizar la máxima calidad y confiabilidad de los dispositivos Reparación Congeladores Madri…
Más...