Anuncios

Artículos

En esta segunda parte de nuestro análisis continuamos con el análisis sobre quien ganaría una Tercera Guerra Mundial ¿Estados Unidos o Rusia? Posiblemente esta pregunta se quede corta pues nuevos escenarios se abren paso como el creciente poder militar de China y las alianzas mundiales y trasatlánticas que se podrían entretejer entre las fuerzas aliadas de cada frente bélico.Incluso posibles escenarios como el papel que países como México y latinoamérica jugarían en esta confrontación geopolítica nos fuerzan a analizar un aspecto importante: Las fuerzas armadas y el armamento con que cuenta cada frente, incluyendo armas de nueva tecnología, tanto espacial como armas atómicas de impacto crítico y de bajo impacto.

Introducción: ¿Quien ganará la Tercera Guerra Mundial? Primera parte

El frente naval

Este es el principal punto de fortaleza de los Estados Unidos, ya que este país cuenta con 11 portaviones (tipo Nimitz) con todas sus escoltas, a ello habrá que sumar 12 naves de asalto anfibios (tipo Wasp) con todas sus escoltas. Entre los países de la OTAN, pueden poner en la marina de superficie hasta 17 portaviones. Una flota combinada difícilmente superable a corto plazo.

En su contraparte Rusia actualmente sólo puede alinear al portaaviones Admal. Kusnetzov, China al Liaoning, y la India al Vikramanditya, los 3 construidos en la URSS. No obstante, los 3 países se encuentran en un programa de rearme en la construcción de portaaviones pesados con todas sus escoltas con fines de una situación bélica.

No obstante Rusia (y posteriormente China) cuenta con una numerosa flota de submarinos que parce que seguirá creciendo, sobre todo en los modelos de propulsión anaerobia de una particularmente difícil detección. Esta sin duda será la principal arma ofensiva de los eslavos. Ello se debe a la estrategia naval defensiva de Moscú desde los días de la URSS que confiaba en la defensa por uso de los misiles de crucero.

Los principales escenarios navales se concentrarían en el Mediterráneo, Mar del Norte, el Pacífico y el Índico. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos industriales, la ventaja continuará (aunque no por un margen tan amplio) siendo de los Estados Unidos y sus aliados

El frente aeroespacial

Si bien en la actualidad, la cantidad favorece a los estadounidenses de 2 a 1 sobre los rusos, no debe dejarse de observarse la calidad de los aparatos mismos. La columna vertebral de la fuerza aérea rusa son el mig 29 y el su 27 y sus actuales derivaciones, el su 35 y el mig 35. Aparatos de una aerodinámica impecable. No obstante, uno de los talones de Aquiles ha sido la electrónica que durante la última etapa de la URSS se encontró por detrás de sus adversarios. Así como una tardía adquisición de la tecnología furtiva. Sin embargo, los aviones rusos se están reformando. Los actuales su-35s y mig-35 combinan su aerodinámica y agilidad con una actual electrónica. El su-50 (equivalente al F-22), la más reciente adquisición, del país eslavo conjunta la tecnología sigilosa con una maniobrabilidad y electrónica superior al su-35.

La punta de lanza de la aviación estadounidense son los F-22, aviones sigilosos de una electrónica superior se encuentran escasos en número (187). Se espera que la columna principal de esta fuerza aérea sean los F-35, no obstante, su velocidad y agilidad es muy inferior a los mig 35 y su-35s y ciertamente muy por detrás del su-50. Los verdaderos ataques y defensas en los diferentes teatros se realizarán con actualizaciones de los F-15, 16 y 18.

El factor aeroespacial resulta fundamental, ya que desde la Segunda Guerra Mundial la cooperación entre la fuerza aérea y las fuerzas terrestres el dominio aéreo facilita la dominación en tierra y en el mar.

En realidad, los su-50 embarcados en los portaaviones permitiría a Rusia equilibrar la desventaja numérica en el mar frente a los Estados Unidos ya que podrían perfectamente hacer frente a los F-18 y F-35

La ventaja a corto plazo será para la OTAN, más allá del 2020 esa ventaja se irá diluyendo ante la cantidad y calidad de los efectivos aeroespaciales.

El frente terrestre

Tanque ruso Armata

En este aspecto, Rusia se encuentra por delante de sus adversarios ya que posee un parque de tanques superior a las 20, 000 unidades, a ello habrá que sumar diversos vehículos de ataque, artillería móvil así como a los helicópteros de ataque. Con una diferencia de 4 a 1, Rusia por sí misma posee una poderosa fuerza mecanizada que supera a la OTAN. Si bien podría argumentarse que los tanques rusos modelos T-72, T-80, T-90 ya han sido ampliamente superados por los tanques Abrams y Leopard 2 alemanes como lo demostraron las campañas de Irak. No obstante, las versiones de exportación y las tácticas utilizadas por los ejércitos de Medio Oriente, no fueron adecuadas, por lo que dichas experiencias no deben ser realmente consideradas.

Hasta donde se conoce, las versiones actualizadas del T-90 tienen un cañón equivalente al Leopard-2 en un menor peso con una coraza semejante. No obstante, el actual T-14 como la más actual adquisición del ejército ruso continúa armado con un cañón de 125 mm, pero no obstante su capacidad de penetración es superior al Leopardo alemán. De hecho, el tanque tiene la opción de portar un arma de hasta 152 mm en un futuro. Con un menor peso y una nueva estructura interna, con tal actualización el T-14 podría llegar a tener la ventaja que una vez tuvo el panzer tiger.

Por su parte, la principal fuerza acorazada de los E.U son los tanques Abrams M1. Aunque los M1 se han mostrado efectivos, es un modelo de hace 30 años del que no se ha propuesto un reemplazo. Además requiere una amplia infraestructura de aprovisionamiento además de requerir cantidades enormes en consumo de gasolina. En cambio los tanques rusos son más fáciles de aprovisionar y utilizan diésel. Por su parte Alemania prepara el desarrollo de un nuevo tanque conocido como Leopard-3 de capacidades aún no conocidas, pero seguramente equivalente al T-14.

Si bien Rusia es un país menos poblado (apenas 150 millones) que los E.U. así que en caso de guerra Rusia ya no podrá enviar cantidades ingentes de soldados como en los días de la URSS. En este aspecto de la infantería la OTAN se encuentra por encima de Rusia. Aquí la alianza con China con sus (1200 millones) y la India resultan cruciales para el país eslavo.

Resultado final

En conclusión nos parece que si una hipotética Tercera Guerra Mundial estallara en el año en curso, la probabilidad de victoria sería para la OTAN. Si el Conflicto se retrasara más allá del 2020-25, la victoria sería para Rusia y sus aliados. Es decir, la derrota histórica de los E.E.U.U en el campo de batalla es una cuestión de tiempo.

Si bien la sola Rusia y los E.U no se enfrentarán como países en solitario sino que lo harán en bloque. Aún si fuera así, en el mar los EU lograrían imponerse, pero no así en tierra y mar. Lo cierto es que un conflicto de estas magnitudes será una desgracia humana.

Licenciado en Ciencias políticas e involucrado en el mundo de las actividades académicas y sociales. Actualmente realizando investigaciones para distintos organismos gubernamentales y proyectos para el desarrollo económico.