Blogs

A principios del siglo XVIII un hombre quedó perdido en una isla desierta sin más contacto humano que su propia soledad. Es la historia de Alexander Selkirk, el verdadero Robinson Crusoe y de cómo su increíble odisea hechizó al mundo, atrayendo insospechados ecos en la historia a través del personaje inspirado en su aventura. Tiempo después sus extraordinarias aventuras influirían directamente a un joven para crear la novela Robinson Crusoe (1719) que ha despertado la fascinación del mundo entero durante siglos. Esta es un breve recuento cuánto a influido la historia de Robinson Crusoe a lo largo de los siglos e inspirando las más insospechadas utopías en el cine, televisión y en la historia de la economía mundial.

El verdadero Robinson

El verdadero Crusoe tenía por nombre Alexander Selkirk (1676). Marinero escoces por profesión y de carácter muy difícil y hosco trato a los demás, según cuentan. Su comportamiento terminaba incordiando en exceso a sus compañeros de la tripulación del Cinque Ports.[1] La editorial Océano[2] sugiere que en mares del Océano Pacifico Selkirk tuvo una discusión tan fuerte en el barco en que viajaba que el final la tripulación decidió desterrarlo en una isla abandonada, En otras versiones sobre el náufrago, fue él mismo quien habría pedido se le dejara en la isla que ahora se llama Isla de Robinson. En cualquier caso quedó sólo en una isla perdida en 1703, abandonado a suerte con un fusil, unas municiones y algunas herramientas.

La soledad fue uno de sus mayores problemas y el riesgo de caer en la locura. El verdadero Robinson (es decir. Selkirk) hablaba consigo mismo durante horas y rezaba horas enteras para evitar morir de desesperación locura total.

En 1709 fue rescatado por casualidad por un buque que se detuvo en la isla. Para entonces Selkirk había perdido la habilidad de hablar, este navío habría de llevarlo a Inglaterra de vuelta a la civilización. Pero para un hombre que ya había olvidado la habilidad para comunicarse y relacionarse con sus semejantes de cierto modo, era un cambio al que nuestro verdadero Robinsón ya no podría acostumbrarse. Tiempo después volvería a hacerse a la mar para morir finalmente en una travesía naval.

Al final el mar, la Isla y la soledad se habían convertido en su única forma vida hasta su muerte. No pudo ver la publicación de la novela en 1719 inspirado en su vida. La gran fama que llegó a adquirir la novela de Daniel Defoe perduraría por todos los siglos venideros e incendiaría la mente de pequeños y grandes con idea seductora de perderse irremediablemente en una enigmática isla. Paradójicamente la novela terminó desterrando al verdadero Robinson a la isla perdida del olvido.

Náufragos en la era del Internet

En la actualidad encontramos en un mundo tan comunicado por la Internet y los mass media que resulta perturbadora y admirable la sola idea de permanecer aislado del mundo durante años. Quizá de allí la fascinación por las dramáticas historias de gente perdida (El film Náufrago, la serie de televisión Lost, por ejemplo), náufragos de un mundo que paradójicamente ha ido aislando a muchos individuos de la interacción física en plena era posindustrial. Más de tres siglos después Tom Hanks encarnaría la película Naufrago (dirigida por Robert Zemmeckis) inspirada en la famosísima novela de Daniel Defoe el joven periodista y escritor, quien recorriendo el mundo y describiendo las penurias de la clase obrera en la Inglaterra de inicios de la revolución Industrial que finalmente terminaría cambiando al mundo para siempre.

Robinson Crusoe en la historia del capitalismo

Portada de la primera edición de Robinson Crusoe en 1719

En los economistas clásicos era una tradición no escrita ejemplificar complicados procesos económicos en la teoría de la producción recurriendo a la Isla de Robinson.[3] Adam Smith recurrió frecuentemente nuestro personaje de novela. Poco a poco se iba diluyendo el personaje original en favor del Crusoe novelesco.

Posteriormente Karl Marx incluso utilizó muchos de los ejemplos de la legendaria isla de Crusoe para ilustrar los complicados ejemplos de la creación y acumulación del capital a través del trabajo y de cómo el trabajo era un factor de la producción capaz de producir riqueza, criticando profundamente a sus antecesores economistas clásicos (Smith, Ricardo, etc.) dando lugar al socialismo científico.

Indirectamente Karl Marx quien escribiría El Capital en el siglo XIX (1867)[4] para criticar el proceso de producción de mercancías y la acumulación de capital por un reducido grupo de industriales capitalistas ayudó a difundir por el mundo la fantástica isla en que un sólo hombre podía transformar la naturaleza y crear una utópica sociedad de un solo individuo. Despectivamente las llamaba “robinsonadas”.

Robinson Crusoe en el siglo XX y XXI

Como todas las historias que se han vuelto inmortales nuestro Robinson iba a cruzar el duro Mar de los siglos de la historia y surcar el difícil mundo del inicio de la Era industrial hasta alcanzar nuestros días.

La primera versión cinematográfica de que tenemos noticia corrió a cargo del cineasta francés, Georges Meliès en 1902. En 1954 se estrenó la película mexicana Robinson Crusoe, dirigida por Luis Buñuel en el exilio español protagonizada por Dan O'Herlihy, y el mexicano Jaime Fernández en el papel de Viernes. Ha sido considerado un hito en la historia del cine.

En 1997 sería vuelta a filmar un nuevo Robinson Crusoe, esta vez protagonizada por Pierce Brosnan y William Takaku en el papel de Viernes, rescatado de una tribu de caníbales. Es de resaltar que casi todas las películas hacen gran hincapié en el lazo emocional que se forma entre ambos.

Naufrago (Cast Away) estrenada en 2000[5] significó una total reinterpretación de la historia de este personaje. Tom Hanks esta vez era un empleado de la compañia Fed Ex, víctima de un fatal accidente aéreo quien casi de milagro salva su vida en una pequeña Isla tropical. Con la única compañía de Wilson, un balón de voleibol a quien dibuja un rostro y que será lo único que le mantenga con cordura en su intento por escapar de la isla desierta.

Lost: "La Isla lo exige"

Para cerrar este capítulo sería infame no mencionar la inolvidable serie de televisión Lost (Perdidos o Desparecidos en Latinoamérica)[6] emitida entre 2004 y 2010 que narraba las dolorosas vivencias de un grupo de sobrevivientes de un accidente aéreo. Esta serie catapultaría al director J.J. Abrahms a una insospechada popularidad, siendo encargado para hacer el reboot de películas del calibre de la saga Star Trek y la tercera trilogía de Star Wars. Lost significo un antes y un después en la forma de filmar series de televisión y elevar el nivel de calidad en las series de tal forma que se convirtió en un verdadero fenómeno de masas y un hito en la historia de la televisión.

Vendrían series televisivas continuadoras de esta nueva forma de narrar historias como Breaking Bad y, ahora, a través de Internet, la serie original para Netflix, House of Cards (disponible para Wuaki en España). La historia narra los hechos ocurridos a un senador estadunidense después que ha sido dejado de lado en su búsqueda de la candidatura para la presidencia de los Estados Unidos de América y todo lo que ha tenido que hacer en un mundo político que le resulta hostil y al cual ha decidido dominar de una vez por todas.

El gran reto de narrar historias de personajes solitarios y enigmáticos en un mundo incomprensiblemente solitario ha sido un gran reto, un gran imán al que Daniel Defoe, un periodista y escritor quien murió en la miseria no pudo resistir. Hoy en pleno siglo XXI la fascinación del personaje que creó para su inmortal novela sigue persistiendo y creemos existirá por mucho, mucho más tiempo.



[1] “Alexander Selkirk, el verdadero Robinson Crusoe”, La aldea irreductible, sitio online, (consultado el 4 de febrero de 2015)

[2] “Robinson Crusoe” en Grandes biografías, Océano, 1992.

[3] “Robinson Crusoe”, Wikipedia, enciclopedia web, (consultada el 13 de febrero del 2015).

[4] “El Capital”, Wikipedia, (consultado el 23 de marzo de 2015).

[5] Cast Away, Imdb, sitio web, (consultadoel 14 de marzo de 2015).

[6] Lost, Wikipedia, (consultado 1 de marzo de 2015).

Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

Emmanuel Muñiz Alejandro es investigador, editor e historiador. Estudio en la Facultad de filosofía y Letras de la UNAM, la Escuela Nacional de Música (ENM). Actualmente se dedica a tareas de investigación histórica y tecnologías de la información.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

Emmanuel Muñiz Alejandro compartió su publicación de blog en Facebook
ayer
Revista Discover a través de Facebook

Con lagrimas en los ojos el Primer ministro de Canadá dio la bienvenida a los refugiados…

Revista Discover a través de Facebook

Publicidad iraní antes de la revolución islámica, 1979.

Revista Discover a través de Facebook

UN DÍA COMO HOY . . . PERO DE 1945 "BATALLA DE BERLIN" En el marco de la…

Jose Luis Ávila posted a blog post
La primera vez que salí con mis amigos con discapacidad de viaje, me dejo enseñanza y aprendizaje d…
Martes
Fernando Goncevat compartió su discusión en Facebook
Martes
Emmanuel Muñiz Alejandro replied to Raquel Galán Priede's discussion ¿POR TENER UNA DISCAPACIDAD NO TENEMOS DERECHO A UN TRABAJO?
"Muy de acuerdo. El trabajo es una necesidad y hay derechos al respecto que deben hacerse valer y vi…"
Martes
Emmanuel Muñiz Alejandro commented on Vane's blog post 35 cosas que lamentarás en la vejez
"Gonna palabras muy inspiradoras "
Lunes
¡¡¡QUE VANESA SE CREA UN MUNDO PROPIO,Y LO QUIERE VOLCAR A LOS DEMAS,PERO LO QUE NO TIENE EN CUENTA…
Ernesto Armijos commented on Libardo Baez Martinez's blog post Espina bífida y sexualidad
"La sexualidad es un mundo muy grande y como dice Libardo el placer sexual no se limita a los genita…"
Lunes
Ernesto Armijos commented on Vane's blog post 35 cosas que lamentarás en la vejez
"Vane muchas gracias por tremendo artículo y todo lo que dices en el es muy cierto y solo cuando ha…"
Lunes
Ernesto Armijos commented on Lic. Jaime M. Xakan's blog post Cómo nació el matrimonio romántico
"Excelente artículo
La verdad desconocia el origen del matrimonio, pero gracias esta nota aprendi un…"
Lunes
Más...