Blogs

Serafín Zubiri: “No creo en la discapacidad, sino en la diversidad”

De http://www.asebi.es/

 

El cantante muestra su cara más solidaria con el disco ‘X una causa justa’, que incluye diez canciones dedicadas a diferentes problemáticas sociales.

La solidaridad como una necesidad en los actuales tiempos de crisis económica y de malestar social. Ese es el punto de partida del nuevo proyecto musical de Serafín Zubiri, que ha aprovechado su dilatada trayectoria en el campo de la cooperación con diferentes asociaciones para editar un disco que tiene un plus que va más allá de la música. X una causa justa es un disco compuesto por diez canciones que retratan diferentes problemas sociales como la pobreza, la degradación del medio ambiente, los malos tratos o la soledad, causas con las que el artista navarro se siente plenamente sensibilizado. El proyecto cuenta con la ayuda de algunas de las principales oenegés del país, como CáritasGreenpeaceManos UnidasGlobal humanitariaMensajeros de la pazAIEEdad y VidaMiriadas y Special Olympics España. La carta de presentación es el tema Vamos adelante, un grito de esperanza que dedica a todos los voluntarios: “sin ellos, el mundo no sería lo mismo”.

-¿Cuál ha sido la gota que ha colmado el vaso de su paciencia para que haya decidido gritar este “basta” y utilizar su música como arma social? -Lo que ha pasado es un cúmulo de circunstancias repartidas en el tiempo. Es el fruto de la evolución que he ido experimentado a lo largo de mi vida, ya que cada vez tengo más claro lo que quiero y lo que no. Ha llegado ese momento en el que, tal y como están las cosas, y con una realidad musical bastante compleja, quería hacer algo diferente. No quería hacer un disco sin más, sino aportar cosas nuevas y que me hicieran sentir bien. Llevo muchos años colaborando con oenegés y diferentes fundaciones en muchos temas, y por eso se me ocurrió la idea de pensar un proyecto integral y global que sirva para ayudar a difundir la labor de esas asociaciones y contribuir a concienciar al público. ¡Qué mejor manera que con la música!

-Qué le preocupa más, ¿la crisis económica o la de valores? -Mucho más la de valores, porque la económica es coyuntural. Es cierto que es una crisis que nos afecta a todos, pero también tenemos que aprender a vivir con ello y, sobre todo, a provocar inercia y, a través de esa inercia, estar atentos a las oportunidades que seguro que van a surgir. Las crisis generan oportunidades. La crisis de valores me preocupa más porque esa es una cuestión educacional que tarda más tiempo en implantarse y, por lo tanto, en erradicarse.

-¿Cree que nuestra sociedad ha tocado fondo? -Afirmar esto taxativamente es un poco drástico, aunque sí es cierto que, a veces, nos metemos demasiado en nuestra propia burbuja y no somos capaces de mirar más allá de nuestros ojos. Por eso yo me he quitado esta venda de los ojos, para dejar de mirar hacia otro lado y enfrentarme a los problemas de cara. Parece que los problemas de los demás nos pasan de largo y no nos afectan.

-¿Es una actitud mayoritaria en nuestro planeta? -Sí. Supongo que todo el mundo tiene problemas y al final es más fácil encerrarnos en los nuestros propios. Es una parte de egoísmo que tenemos los seres humanos y que es sustancial en nosotros. Pero luego hay personas más solidarias y comprometidas; se trata de provocar que salga esa parte buena que todos tenemos sin lugar a duda.

-Para usted, ¿qué es la solidaridad? -La solidaridad es compromiso, compartir lo que tienes con los demás, ayudarles a que sean más felices. Es una filosofía de vida.

-¿Detrás de cada una de sus canciones hay más de denuncia o de grito esperanzador? -Hay muchas más canciones de esperanza, sin duda. Hemos cuidado mucho los textos porque tampoco queríamos pasar la barrera del oportunismo ni hacer que todo fuera trascendente. Hay que aprender a no darle tanta importancia a las cosas y a buscar un punto de equilibrio que nos permita relativizar los problemas. Las canciones están planteadas en clave positiva y son un grito a la esperanza.

-En la canción que sirve como carta de presentación, Vamos adelante, asegura que dar un paso al frente es más que un deber. ¿Por qué? -Porque comprometernos con los demás y ayudarnos debería ser nuestra obligación. Es un compromiso social de ayuda vital porque entre todos podemos conseguir muchas más cosas. El todo es más que la suma de sus partes y, entre todos, estoy convencido de que podríamos conseguir muchas más cosas de las que se consiguen.

-Ustedes, los artistas, tienen, además, un altavoz más potente que el resto de los mortales para incitar al compromiso social. ¿Eso es un plus de deber? -Sí, posiblemente. Es una responsabilidad, pero también una suerte porque podemos llegar al gran público a través de nuestro trabajo. Vamos a poner en valor ese factor y a sacarle el máximo rendimiento.

-Los temas de las canciones son eclécticos: la soledad de la gente mayor, el maltrato, el medio ambiente, la pobreza…¿Hay algún tema que le preocupe por encima de los demás? -En general, todos me preocupan. Me da mucha rabia la problemática con los niños soladado de la guerra, todo lo que sucede en el Tercer Mundo con esos chicos jóvenes que utilizan para matar. Tenemos una canción que se llama La energía de la humanidad, que habla de eso. Quedarme con uno es muy complicado. También me da mucha pena la realidad de los sin techo, por ejemplo. Todos y cada uno de ellos tienen su importancia.

-¿Los temas los ha elegido usted? -No, hemos trabajado en equipo, que es algo que me gusta mucho. Las canciones las hemos trabajado desde aquí, con el productor Pablo Pinilla y los autores. Entre todos le hemos dado forma a todos estos temas, y creo humildemente que nos ha salido un trabajo muy digno y respetuoso.

-¿Cuál cree que es la energía que mueve a la humanidad? -La solidaridad, sin ninguna duda. La canción Vamos adelante también habla de esa solidaridad. Es una canción que representa la esencia del proyecto y de todas sus causas. Es una composición que va dedicada a los voluntarios que hacen algo de forma altruista para los demás. Los voluntarios dignifican el mundo, que no sería lo que es sin ellos. Hay muchísimos, y son gente maravillosa.

-¿De dónde absorbe usted la energía para superarse en todos los retos que se ha planteado? -Uno tiene que sacar la energía de sí mismo; difícilmente encontraremos fuera lo que no somos capaces de generar en nuestro interior. Intento enriquecerme con todo aquello que me pasa y todas las experiencias que tengo para potenciar al máximo esa energía.

-Ha hecho puenting, parapente y muchísimos otros deportes de riesgo. ¿Por qué? -Porque me gusta el deporte en general y me encanta experimentar sensaciones nuevas. Me gusta ponerme a prueba y ver hasta dónde soy capaz de llegar y de autocontrolar lo que quiero y lo que no. Eso luego tiene una base filosófica aplicable a la vida en todos los ámbitos. Hago deporte porque me gusta, pero también es una terapia psicológica.

-¿Ha descubierto algún límite? -Límites siempre hay, no podemos abarcarlo absolutamente todo. Procuro ser muy práctico y siempre me planteo aquellas cosas que creo que soy capaz de realizar. Dicen que la felicidad consiste en colocar la ambición cerca de los objetivos que se pueden alcanzar.

-¿Es feliz? -Soy moderadamente feliz (Sonríe).

-Nos solemos referir a las personas ciegas con el adjetivo de discapacitados. ¿Qué opina? -No me gusta la palabra discapacidad ni la palabra minusvalía. Nadie es menos válido que otro porque sea ciego o porque sea cojo. Somos un compendio global de muchos factores que nos hacen ser únicos. ¿Discapacitado de qué? Todos somos discapacitados en algo en la vida. Yo soy discapacitado para conducir porque no puedo, pero tú lo serás para tocar el piano, ¿no?

-Lo soy, tiene usted razón. -A mí me gusta más utilizar el concepto de la diversidad; somos diferentes, diversos, únicos. Para referirme a las discapacidades sensoriales o psicológicas, hablaría de adversidad funcional.

-¿Cree que es usted un ejemplo de superación para los demás? -No me planteo verme así. Creo que soy un referente para mí mismo de ir superándome cada día. Lo que también tengo claro y me gusta es que, si con lo que yo hago puedo ayudar a alguien y aportar algo positivo, eso le da mucho más sentido a todo lo que hago y hace que me sienta más satisfecho.

http://www.asebi.es/serafin-zubiri-no-creo-en-la-discapacidad-sino-en-la-diversidad/

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Escritora y fan de las redes sociales gusta de escribir y buscar artículos que vale la pena conocer y compartir. Su gran discapacidad no ha sido impedimento para explorar las facetas de la vida.

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

¡Hola! Soy Juan Manuel, viajero empedernido y amante de mapas del mundo, cartógrafo de profesión. C…
Juan Manuel Viajero ahora es miembro de Revista Discover
Hace 13 horas
Julian Porras actualizó su foto de perfil
Hace 16 horas
Diseño web profesional https://www.julianporras.com realizamos la web de tus sueños con mucho cariñ…
Maximino Alberto Serrano Pitti actualizó su perfil
ayer
Manticore, Movimiento Teatral actualizó su perfil
ayer
Vane posted a blog post
Ha sido una gran sorpresa y alegría ser testigos de tu llegada al mundo, sí, sabemos que no nos con…
ayer
Juanca Alonso posted a blog post
   Cerrajero en Barcelona tiene el servicio, tiene la calidad y tiene los resultados que usted busc…
ayer
Juanca Alonso actualizó su perfil
ayer
Juanca Alonso ahora es miembro de Revista Discover
ayer
Ana Laura López posted a blog post
Hombres y mujeres de todas las edades, países, culturas y estratos económicos están propensas a ver…
Miércoles
Ana Laura López, Javier de la Nuez, Viajes Transfomacionales and 1 more joined Revista Discover
Miércoles
Más...