Blogs

Tabaquismo El 89,2% de fumadores logra dejarlo sin ayuda

Tabaquismo El 89,2% de fumadores logra dejarlo sin ayuda
Uno de los objetivos que se proponen muchos fumadores cuando comienza un nuevo año es dejar de fumar. Los motivos son muchos y muy diversos. “La causa más frecuente es la preocupación por la salud. Otras tienen que ver con sentirse menos aceptado porque cada vez son más los ambientes en los que no se fuma, la preocupación por el estado físico, por la salud de la familia, el gasto ocasionado por fumar o la insistencia de los familiares”, detalla Marina Kosacoff, subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos del Ministerio de Salud de la Nación.
De acuerdo a la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos (EMTA) –realizada por primera vez en la Argentina por la cartera sanitaria y el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) – el 89,2% de las personas que dejaron de fumar, lo hicieron sin ayuda; el 3,1% utilizó medicamentos, el 2,8% recurrió a alguna terapia alternativa, el 2,3% a parches o chicles y el mismo porcentaje a un servicio especializado. Si bien este dato resulta alentador para todos aquellos que están pensando en dejar el cigarrillo, es importante destacar que cada persona necesita una preparación distinta para su cesación tabáquica, y muchos requieren de la consulta con especialistas para recibir un tratamiento integral.
 
Beneficios de la cesación tabáquica
Al dejar de fumar, los beneficios en el organismo se observan inmediatamente, ya que a los 20 minutos, la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la temperatura de las extremidades se normalizan. Además, la ropa, el pelo y el aliento ya no estarán contaminados con el olor y con las 7000 sustancias tóxicas que contiene el cigarrillo.
A las 8 horas de estar libre de tabaco, la respiración es más profunda y mejora la oxigenación pulmonar. A las 12 horas, aumentan los niveles de oxigenación de la sangre y se normalizan los niveles de monóxido de carbono. A las 24 horas, mejora la circulación venosa.
A las 48 horas, se normalizan los sentidos del gusto y del olfato; mientras que a las 72 horas de haber prendido el último cigarrillo, se normaliza la función respiratoria y se depura casi la totalidad de la nicotina del organismo. Entre las dos semanas y los tres meses de haber dejado de fumar, disminuye el riesgo de sufrir un infarto de miocardio y mejora la función pulmonar.
Luego de un mes de haber abandonado el cigarrillo, aumentan la capacidad física, y la energía corporal. A los seis meses, se reducen los catarros, los resfríos y las molestias que puede haber en las vías respiratorias. Y, al año, disminuyen las probabilidades de padecer accidentes cerebrovasculares e infartos. Fuente blog de "La opinión austral"
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Revista Discover para agregar comentarios!

Unete Revista Discover

Ultima acttividad

tingxie posted blog posts
Hace 2 horas
tingxie ahora es miembro de Revista Discover
Hace 3 horas
Vane posted a blog post
Hoy, mediados de julio 29 semanas de embarazo, parece ayer cuando en febrero, nos anunciaron, el co…
Hace 19 horas
Miguel Escalona ahora es miembro de Revista Discover
ayer
louisznap actualizó su perfil
Viernes
louisznap ahora es miembro de Revista Discover
Viernes
Carlos Perez posted blog posts
Viernes
Más...