Anuncios

Artículos

Técnica de aplicación de medicamentos vía oftálmica

Existen diversos medicamentos que son prescriptos para ser administrados, algunos de los más comunes son los que necesitan aplicarse en los ojos. Esta vía de administración se le conoce como vía oftálmica (ojos). A continuación te daremos algunos consejos para la aplicación de estas sustancias en los ojos.


¿Qué presentación de medicamentos encontramos?
 

Por lo regular los medicamentos que se aplican por vía oftálmica son gotas. Aunque de manera particular para los ojos también se utilizan pomadas y baños oculares (ésta última es muy utilizada en los remedios naturales).

¿Qué materiales voy a requerir?

Para que puedas administrar un medicamento por vía ocular por lo regular utilizarás los siguientes enseres:
• Medicamento
• Gasas estériles
• Batea
• Torunda

¿Cuál es la técnica de aplicación de las gotas?

Te recomendamos utilizar los siguientes pasos:
• Reunir material.
• Explicarle a tu paciente el procedimiento.
• De preferencia pon al paciente en posición de decúbito dorsal (acostado boca arriba), sentado o si no hay remedio de pie; la cabeza debe encontrarse en hiperextensión (mirando hacia arriba)
• Toma el gotero y acércalo al ojo.
• Pídele al paciente mirar hacia arriba, así el parpado se reduce.
• Las gotas se aplican en el lagrimal, no en el globo ocular directamente.
• En cada ocasión que apliques una gota, dile a tu paciente que parpadee.
• Una vez que hayas terminado de administrar toma una gasa estéril y limpia el excedente.

¿Cuál es la técnica de aplicación de un baño ocular?

Esta técnica es muy útil, tanto a la medicina farmacéutica como a la naturista. Los pasos iniciales son los mismos.

• Una vez que el paciente se encuentra en la posición indicada, y cuentas con la sustancia con la que limpiarás el ojo (por lo regular, es suero fisiológico en el caso de la medicina tradicional e infusiones en el caso de la naturalista).
• Toma una gasa y mójala en la sustancia.
• Pídele al paciente que mire hacia arriba.
• Con el dedo índice de su mano apoyado en la gasa presione suavemente hacia abajo, de tal manera que quede expuesto el saco conjuntival (la retracción contra el pómulo previene la presión y el traumatismo del globo ocular e impide que los dedos toquen el ojo).
• Ponga la gasa en el lagrimal y exprímala.
• Suelte el saco conjuntival y deje que el paciente parpadee.
• Repita la operación.
• Todo excedente límpialo con una torunda (bolita de algodón)
• Una vez terminado el lavado ocular, retira tu material y limpia los últimos residuos.

Algunos comentarios

Es importante que no te auto mediques, y si vas a utilizar remedios naturistas asegúrate que te están dando las sustancias sin alterar y así asegurar una excelente salud oftálmica.

Licenciado en Ciencias políticas e involucrado en el mundo de las actividades académicas y sociales. Actualmente realizando investigaciones para distintos organismos gubernamentales y proyectos para el desarrollo económico.